Mundo

Sangre fría

Horror por decapitaciones ejecutadas por los yihadistas

Actualizado el 18 de noviembre de 2014 a las 12:00 am

Mundo

Horror por decapitaciones ejecutadas por los yihadistas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Beirut. AFP. La decapitación del estadounidense Peter Kassig y de 18 soldados sirios, observada en video difundido el domingo, causó un sentimiento de horror en todo el mundo y los países de la coalición intentaban ayer identificar a los verdugos del grupo Estado Islámico (EI).

Francia fue uno de los primeros países en reconocer a uno o quizás dos de sus ciudadanos entre los agresores que aparecen en la grabación.

Esta es la primera difundida por el EI que muestra, a veces en primer plano, la cara de los verdugos, que en las anteriores solo aparecían con la cara cubierta.

Las imágenes muestran a hombres jóvenes con barba, algunos con rasgos asiáticos u occidentales, entre ellos quizás un danés y un australiano.

El periódico británicoDaily Mail afirmó que un británico de 20 años figura entre los verdugos, pero su padre negó este lunes a la BBC que se trate de su hijo, Nasser Muthana, un estudiante de Medicina de Gales. Según la cadena británica, Muthana sí apareció en cambio en vídeos anteriores del EI.

En la [[BEGIN:INLINEREF LNCVID20141117_0010]]grabación del domingo[[END:INLINEREF]] también aparece otro británico, apodado Jihadi John por la prensa británica, con la cara cubierta y la cabeza de Peter Kassig a sus pies.

Este hombre, que habla inglés con un fuerte acento de las afueras de Londres, está considerado como el asesino de James Foley y Steven Sotloff , dos periodistas británicos decapitados a mediados de agosto junto a los cooperantes británicos Alan Henning y David Haines.

A finales de setiembre, unos 3.000 ciudadanos europeos estaban luchando con los yihadistas , según el coordinador europeo para la lucha contra el terrorismo, Gilles de Kerchove.

A ellos hay que añadirles combatientes venidos de otros países de Asia o de Estados Unidos, además de los de Oriente Medio y el norte de África.

Según un miembro del EI que afirma haber huido de Siria, los combatientes extranjeros son más extremistas que los demás. “Son los que llevan a cabo la mayoría de operaciones suicidas, lo más brutales contra los civiles”, expresó a la televisión noruega NRK.

Desde que anunció en junio un “califato” en territorios en Irak y Siria , el EI ha ejecutado 1.429 personas en el último país, según el Observatorio Siria de los Derechos Humanos.

PUBLICIDAD

Cerca de 900 eran civiles, entre ellos 700 miembros de la tribu Chaitat que se había levantado contra el EI en el este del país, según la ONG.

El presidente estadounidense, Barack Obama, condenó la ejecución de Peter Kassig como “un acto de mal absoluto por parte de un grupo terrorista que el mundo considera, con razón, inhumano”.

Las acciones del EI “no representan a ninguna fe y en todo caso no a la fe musulmana, que Abdul Rahman había adoptado”, aseguró, usando el nombre elegido por Kassig tras su conversión al islam.

Los padres del rehén dijeron tener “el corazón roto” cuando supieron que su hijo “perdió la vida a causa de su amor por el pueblo sirio y su deseo de aliviar sus sufrimientos”.

Peter Kassig, un exsoldado desplegado en Irak, fundó en el 2012 una organización humanitaria y fue secuestrado en Siria en 2013.

  • Comparta este artículo
Mundo

Horror por decapitaciones ejecutadas por los yihadistas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota