Mundo

Frente a la amenaza de bombardeo, Damasco lanza desafíos

Actualizado el 07 de septiembre de 2013 a las 12:00 am

Mundo

Frente a la amenaza de bombardeo, Damasco lanza desafíos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Londres. AFP. Muchos sirios han abandonado el país, ya que temen un ataque occidental, pero muchos habitantes de la capital se muestran desafiantes ante el “complot estadounidense” y aseguran que “Damasco no caerá”.

En el mercado central de Salhiyé, una zona popular de la capital, Dima, una pintora de 30 años, afirma apoyar totalmente al presidente Bashar al-Asad y está “segura” de que los “va a defender”.

Dima está convencida de que Estados Unidos y sus aliados quieren atacar al régimen de Asad con el fin de romper el “eje de resistencia” que forman Damasco, Teherán y el Hezbolá libanés, tres enemigos de Washington. “Damasco es una fortaleza, una espina en el pie de Estados Unidos, y no caerá”, asegura.

El régimen alienta el nacionalismo y afirma su determinación de enfrentar un ataque extranjero que, de llevarse a cabo, sería el primer bombardeo de potencias occidentales en Siria desde la Segunda Guerra Mundial. Los canales de televisión oficiales resaltan la “resistencia” de Siria ante el “agresor” y muestran imágenes del Ejército en combate.

Alrededor de Dima, exceptuando el ruido intermitente de los bombardeos, los retenes y los militares en la calle, todo parece “normal”. Hay vendedores de maíz, jóvenes mirando escaparates, un grupo de gente delante del puesto de un vendedor ambulante de jugos y ensaladas de fruta.

Otros son más fatalistas. “Ocurrirá lo que está escrito”, dice Hanan, una mujer con velo que está comprando zapatos en una tienda bien abastecida. “Pero no me preocupo. Hago compras; voy a un casamiento...”, añade.

En la capital, quienes aceptan contestar las preguntas de los periodistas, dicen cosas parecidas a lo que afirman las autoridades.

  • Comparta este artículo
Mundo

Frente a la amenaza de bombardeo, Damasco lanza desafíos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota