Mundo

Ciudad de Palmira

Grupo Estado Islámico mata a decenas de aliados del Gobierno en Siria

Actualizado el 23 de mayo de 2015 a las 12:00 am

Mundo

Grupo Estado Islámico mata a decenas de aliados del Gobierno en Siria

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Vista aérea de parte de la antigua ciudad de Palmira, Siria. | AFP

BagdadAP Los milicianos del grupo extremista Estado Islámico (EI) fueron de casa en casa en la ciudad de Palmira, con listas de nombres y datos de informantes para rastrear a los soldados del Gobierno y otros enemigos y los asesinaron inmediatamente a tiros, dijeron activistas el viernes.

Calculan que el baño de sangre ha dejado por lo menos 150 muertos en los dos últimos días.

La carnicería fue parte de la estrategia del grupo islámico para afianzar su poder sobre la monumental ciudad que capturó el miércoles.

Los milicianos han impuesto un toque de queda desde las 5 de la tarde hasta el amanecer y han prohibido a los pobladores salir de la ciudad hasta el sábado para asegurarse de que ninguna de las figuras del Gobierno que buscan pueda escapar, dijeron activistas y funcionarios.

Como en Irak. La cacería puerta a puerta fue similar a una purga que los milicianos perpetraron en la ciudad iraquí de Ramadi después de capturar esa ciudad la semana pasada.

“La búsqueda se efectúa de casa en casa, de tienda en tienda y la gente en la calle tiene que mostrar documentos de identidad”, dijo Osama al-Khatib, un activista de Palmira que se encuentra en Turquía.

Al-Khatib perdió contacto con sus amistades y familiares en Palmira, ayer, antes de que el Gobierno cortara todas las comunicaciones telefónicas y de Internet en la ciudad.

Un activista de Homs, Bebars al-Talawy y una página opositora en Facebook dijeron que hasta 280 soldados y milicianos progobierno fueron asesinados en Palmira y muchos de los cuerpos yacen en las calles.

Maamoun Abdulkarim, director del Departamento de Antigüedades y Museos en Damasco, afirmó que los extremistas “avanzan sobre zonas residenciales aterrorizando a la gente y vengándose”.

Abdulkarim agregó que no se veían pistoleros en la zona de las ruinas de Palmira, de 20 siglos, que anteriormente atraían a miles de turistas.

EI ha avanzado de forma imparable por el desierto central sirio, donde ha conseguido extender sus dominios hasta la frontera con Irak, donde también trata de ampliar territorio.

En Homs, los yihadistas tomaron ayer el control de la planta de gas T3, así como de las localidades de Al-Sauana y Jinifis, a unos 40 y 70 km al oeste de Palmira, dijo por Internet el activista Samer al-Homsi, de la opositora Red Sham.

PUBLICIDAD

Estos avances los han logrado después de que la noche del jueves los extremistas conquistaran el paso fronterizo de Al Walid, también conocido con Al Tanf, entre Homs y la provincia iraquí de Al Anbar, que era el último cruce con Irak que tenía en sus manos el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad.

Al Homsi explicó que los efectivos gubernamentales sirios apostados en ese lugar se retiraron hacia la parte iraquí del paso, controlada por las fuerzas del Gobierno de Bagdad, no sin antes prender fuego a las instalaciones.

Para evitar el ataque de los yihadistas, las autoridades iraquíes enviaron ayer refuerzos al cruce.

El pasado día 13, el EI inició una ofensiva en la parte oriental de Homs, donde ha tomado los pueblos de Al Sujna y Al Ameriya, así como Palmira y los yacimientos de gas de Al Arak y Al Hil.

  • Comparta este artículo
Mundo

Grupo Estado Islámico mata a decenas de aliados del Gobierno en Siria

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota