Mundo

Obama llama a defender ‘normas internacionales’

EUA está a las puertas de un ataque ‘limitado’ en Siria

Actualizado el 31 de agosto de 2013 a las 12:00 am

Gobierno descarta tropas en el terreno y una campaña de largo plazo

Régimen de al-Asad rechazó las pruebas sobre ofensiva química

Mundo

EUA está a las puertas de un ataque ‘limitado’ en Siria

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

ONU sigue investigando en Siria (AFP)

Washington. EFE y AFP. El presidente estadounidense, Barack Obama, dijo ayer que estudia la posibilidad de una intervención militar “ limitada ” en el conflicto sirio para castigar el régimen de Bashar al-Asad por el ataque químico de la semana pasada, del que Estados Unidos tiene pruebas que considera definitivas.

Pese a reiterar que no ha tomado una decisión, Obama dijo que, como dirigente mundial, tiene la obligación de hacer que se respeten las “normas internacionales” y que quien use esas armas contra su pueblo “rinda cuentas”.

Tras los reiterados fracasos para lograr un consenso en la ONU que avale una intervención militar contra el régimen de al-Asad, el mandatario fustigó la “incapacidad” del Consejo de Seguridad para actuar.

“En ningún caso”, subrayó, el Gobierno considera acciones militares que impliquen “tropas en el terreno” o una campaña de largo plazo. “Estamos analizando la posibilidad de una acción limitada, puntual”, agregó.

La acción militar contra el régimen de al-Asad vendría en respuesta a un ataque con armas químicas ocurrido el 21 de agosto cerca de Damasco, y que, según cálculos estadounidenses, dejó cerca de 1.500 civiles muertos, un tercio de ellos niños.

Obama no ocultó su frustración por verse abocado prácticamente en solitario a una acción bélica, tras llegar al poder en 2009, con la promesa de poner fin a las guerras en Irak y Afganistán heredadas de su antecesor en la Casa Blanca, George W. Bush.

“Con razón, el pueblo estadounidense quiere que nos enfoquemos en reflotar la economía aquí y en poner a la gente a trabajar, y os aseguro que nadie ha acabado siendo más receloso de las guerras que yo”, afirmó Obama.

Pruebas. La comparecencia de Obama se dio poco después que su secretario de Estado, John Kerry, presentara las pruebas con las que Estados Unidos concluye que el régimen estuvo detrás de un ataque químico el 21 de agosto.

Un grupo de manifestantes que se oponen a la guerra en Siria marchó ayer con banderas de ese país en Allentwon, Pensilvania.  | AP:
ampliar
Un grupo de manifestantes que se oponen a la guerra en Siria marchó ayer con banderas de ese país en Allentwon, Pensilvania. | AP:

En cuatro páginas y un mapa de las zonas afectadas, EE. UU. resume las evidencias desclasificadas en las que se basa su afirmación de que las fuerzas del régimen lanzaron un ataque simultáneo con algún tipo de “gas nervioso” sobre 12 zonas cercanas a Damasco el pasado miércoles 21 de agosto.

PUBLICIDAD

El Ministerio de Relaciones Exteriores sirio rechazó esas pruebas. “Lo que la Administración estadounidense calificó de pruebas irrefutables (...) no son más que antiguas historias emitidas por los terroristas (rebeldes) desde hace más de una semana”, declaró el Ministerio en un comunicado.

Este informe, muy esperado por la comunidad internacional, aunque menos que el de los expertos de la ONU, llega un día después de que el Parlamento británico rechazara respaldar al primer ministro, David Cameron, en su voluntad de atacar. Este revés para Cameron afecta a Estados Unidos, fiel aliado: Gran Bretaña había sido el único país en acompañar desde el inicio la intervención estadounidense en marzo de 2003 en Irak.

Francia, que desea una acción “proporcionada y firme” contra Damasco, se erigía, por lo tanto, como principal aliado de Estados Unidos, a los que se suma Australia, mientras que Washington ya renunció a un aval del Consejo de Seguridad de la ONU dado el derecho de veto del que disponen Rusia y China, dos de sus cinco miembros permanentes y fuertes aliados del régimen de al-Asad.

El aislamiento de Washington en el plano internacional se acompaña de una cierta desconfianza de la opinión pública estadounidense y del Congreso ante una eventual intervención, menos de dos años después de la salida de Irak de los últimos soldados estadounidenses que puso fin a una mortífera ocupación.

En Nueva York, el portavoz de la ONU, Martin Nesirky, anunció que los expertos de ese organismo concluyeron su trabajo en Siria y ahora “acelerarán” la elaboración de un informe.

  • Comparta este artículo
Mundo

EUA está a las puertas de un ataque ‘limitado’ en Siria

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota