Mundo

Entrevista

Gabriel Ben Tasgal: ‘Israel corre el peligro de mayor aislamiento internacional’

Actualizado el 21 de febrero de 2016 a las 12:00 am

Mundo

Gabriel Ben Tasgal: ‘Israel corre el peligro de mayor aislamiento internacional’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
JORGE ARCE

Gabriel Ben Tasgal es periodista, publicista, politólogo y tiene un trabajo difícil: tratar de convencer a gobiernos democráticos de Hispanoamérica y a la opinión pública de que Israel es un país agredido, de que la Ciudad de Gaza está en pie y no fue destruida en la última operación armada, y de que la mayoría de los 2.143 muertos palestinos no eran civiles, como lo aseguran organismos de Naciones Unidas.

Ben Tasgal viaja por el mundo de habla hispana, en momentos en que Israel teme un mayor aislamiento internacional, para dar la versión israelí del conflicto y convencer de que el gobierno de Benjamín Netanyahu está dispuesto a ceder terrenos (pese a su política de colonización en territorios palestinos) e incluso acceder a la división de Jerusalén.

El israelí, de origen argentino, resta importancia a la colonización, asegurando que el conflicto no es por territorios sino, en esencia, religioso. Este es un resumen de la entrevista (en www. nacion.com puede encontrar una versión más amplia).

¿Viene usted como activista proisraelí?

Creo claramente que el Estado de Israel es demonizado injustamente, y a me duele y molesta que sea demonizado en países democráticos. En Hispanoamérica no se entiende bien lo que ocurre en Israel y no siempre se mide de manera justa.

Fuera de Costa Rica, Chile y Uruguay, que en el índice de The Economist están mejor que Israel –pero no tienen la guerra que tiene Israel– todos los países de habla hispana están peor que Israel, donde hay una democracia que funciona.

¿Y qué es lo que no se entiende bien?

En Hispanoamérica se cree que todo el problema pasa por la ocupación de territorios, en una visión muy marxista, al basar el conflicto en temas materiales. La realidad es que en Oriente Medio lo que gobierna es la religión. El conflicto palestino-israelí no es territorial; desde ese punto de vista ya terminó, ya se sabe cómo se va a dividir el territorio. Es un conflicto religioso.

“Creo que es esencialmente religioso, y no por parte de los israelíes, la mayoría de ellos piensan que es territorial y que si se ceden territorios tiene que haber acuerdos políticos. Pero hay otro lado muy influenciado por todo lo que pasa en el radicalismo islámico, y ese lado considera que el conflicto es religioso”.

PUBLICIDAD

Israel acusa a los palestinos de armar un teatro de guerra, de fingir muertes, pero Gaza, destruida en la última intervención, no pareciera un escenario...

Primero, las imágenes que se ven en los medios de comunicación corresponden a tres kilómetros de la frontera entre la franja de Gaza y el interior de Gaza. Las imágenes de destrucción son de tres kilómetros fronterizos que es donde estaban los 30 y tantos túneles que se descubrieron. No hay una sola foto de la ciudad de Gaza destruida. ¿Por qué la ciudad no fue destruida? Porque ahí no había túneles.

”Además, hay que entender que a Israel no le interesa que caiga Hamás (el grupo islamista que gobierna la Franja desde 2007) porque la alternativa puede ser mucho peor todavía, puede ser Estado Islámico (EI). Es preferible mantener al Hamás débil, como está ahora, a que venga alguien peor”.

¿Y por qué no tenemos fotos de esa Ciudad de Gaza en pie?

Porque las toman los palestinos. Los medios israelíes casi no entran en Gaza y los medios internacionales han hecho cualquier cosa menos periodismo. Cuando se trata de la franja de Gaza, periodistas, especialmente europeos, se han convertido en activistas. Además, Hamás tiene estrictos controles sobre lo que se puede y no se puede publicar o transmitir.

Es muy complicado para los periodistas. Si dices la verdad, Hamás te persigue y si eso ocurre, no podés seguir informando, y ¿qué quiere un periodista?, seguir en la escena de los hechos.

”Por otra parte, la fuente de información sobre las cifras de muertos en Gaza era el Ministerio del Interior palestino, que lo controla Hamás y que tenía su sede en un hospital para que no lo ataquen. O sea, venía un periodista y le preguntaba al líder del Hamás del ministerio: ‘¿Cuántos muertos hubo hoy?’ Y este respondía: ‘Cincuenta, todos civiles’. ¿Tú crees que algún periodista fue a constatar quienes eran los muertos, cuántos eran civiles y si es verdad el número? Lo que sabemos ahora es que hubo una relación de muertos de un civil por cada combatiente. Es un número muy bajo en combate con un grupo terrorista. Sin embargo, Hamás sigue repitiendo que casi todos los muertos fueron civiles”

PUBLICIDAD
Gabriel Ben Tasgal proporcionó esta foto del barrio Ramali, en Ciudad de Gaza, tomada, según dijo, hace pocos meses, como prueba de que la ciudad no fue destruída en la última invasión, ocurrida en el 2014.
ampliar
Gabriel Ben Tasgal proporcionó esta foto del barrio Ramali, en Ciudad de Gaza, tomada, según dijo, hace pocos meses, como prueba de que la ciudad no fue destruída en la última invasión, ocurrida en el 2014.

¿Y cómo explica la disparidad de víctimas? Mientras Israel tuvo 70 muertos los palestinos tuvieron 2.143.

La respuesta a esto es que mientras los israelíes corren a los refugios antibombas, los únicos palestinos que tienen refugio antibombas son los líderes de Hamás. En segundo lugar, los niños palestinos son usados como escudos humanos y, tercero, cuando Israel lanza una bomba que no explota para avisar que va a bombardear una zona determinada, Hamás le dice a la gente “quédense donde están”.

”Hamás viola cuatro veces la ley internacional, cuando los militares se disfrazan de civiles, cuando usa a niños de escudos, cuando dispara contra población civil israelí, pero solo se acusa a Israel. Lo importante aquí es quién es el agresor y quién es el agredido. Desde 1920 a la fecha han muerto unos 13.000 palestinos a manos de israelíes, muchos de ellos atacantes, y han muerto 9.000 israelíes. Solamente un imbécil puede decir que hay genocidio ahí. Han muerto 15 millones de musulmanes en Oriente Medio por matarse entre ellos, pero la gente piensa que en Gaza hay un genocidio.

”Por qué la gente, cuando le dices que la cifra es de 9000 a 13.000, sigue hablando de genocidio? Porque cuando se trata de juzgar a Israel, a los judíos, la gente no se preocupa por los hechos”.

¿Si eso es así, por qué Israel se opone a que el Consejo de Derechos Humanos haga una investigación en el terreno?

Porque el Consejo de Derechos Humanos está siendo gobernado por dictaduras islamofachistas. Desde el momento en que la Subcomisión de Defensa de la Mujer la puede presidir, como ha ocurrido, Irán, y que más de la mitad de las resoluciones son contra un solo Estado, Israel, tenemos un problema, no en vano tiene tan mal prestigio e Israel desconfía de este organismo.

“El bloqueo de la franja de Gaza (una de las razones de condena contra Israel) es legal. Por ejemplo, si mañana Costa Rica es atacada por un país, y tiene los medios para hacerlo, puede bloquear a ese país declarándolo estado hostil para impedir que entren armas a ese estado que la ataca. Eso es totalmente legal, según la Convención de San Remo . Puede revisar los barcos que llegan a ese estado hostil, sacar las armas y dejar que el resto de mercaderías lleguen a su destino. Eso es lo que hace Israel en Gaza.

“Evidentemente Israel no puede confiar en el Consejo de Derechos Humanos ni en la Asamblea de Naciones Unidas, que está conformada por una alianza de países que tienen problemas con Estados Unidos o que odian a Israel y juntos tienen superioridad de votos”.

¿Diría usted que se ha islamizado la lucha palestina?

Sí, la Organización para la Liberación Palestina (OLP) nació siendo un movimiento con tendencia laica, pero todo Oriente Medio se ha islamizado.

“Un musulmán radical piensa que fue ofendido tres veces: la primera, por las cruzadas en el año 1191; la segunda fue la caída del imperio otomano en la Primera Guerra Mundial. ¿Quién conquistó el imperio Otomano? Inglaterra y Francia: los cristianos. Y la tercera ofensa al islam fue la creación del estado de Israel.

“Entonces, los musulmanes se empiezan a preguntar ¿por qué fue que caímos, porqué nos dejamos ofender de esa manera? Y la respuesta que se dieron fue 'porque no cumplimos el islam como se debía. Tenemos que volver al siglo VII, época del nacimiento del islam, y así volveremos a ser imperio. ¿Y cómo lograrlo? Expandiendo la forma y comportamiento correcto y captando el mayor número posible de adeptos a través de la acción social o de la yihad.

“La yihad cobró fuerza en los años 80 con el arribo al poder de los musulmanes chiitas en Irán (1979) y con la derrota de Rusia en Afganistán por parte de los talibanes sunitas. El mensaje que transmiten estos hechos son: podemos llegar al poder porque sucedió en Irán y podemos echar una potencia porque lo hicieron los talibanes. Eso promovió el surgimiento de gran cantidad de grupos radicales, parte de los cuales vemos hoy.

“En Europa están surgiendo grupos o partidos radicales de extrema derecha, grupos neonazis con tendencias islamófobas, y pueden llegar al poder. Yo no quiero eso para Europa ni para nadie, porque el problema no es el islam, sino los radicales.

Según el primer ministro israelí, el EI está presente ya en Palestina e Israel. ¿Qué evidencias hay de esto?

Puedes ir por las calles y ver banderas negras del Estado Islámico por muchos lugares y lo ves también con los atentados terroristas de hoy en día. La moda es copiar al Estado Islámico porque no ha sido humillado, por ahora.

”Te puedes convertir en activista del Estado Islámico simplemente prendiendo tu computadora. Puedes ver películas por Internet donde a niños y adultos palestinos les enseñan dónde acuchillar a judíos”.

“Los acuchillamientos son parte de esto, y la prensa internacional lo que reporta en el titular es que un palestino murió a manos de soldados israelíes y casi al final explican que sucedió al intentar matar a un judío. Hay algo que está mal en la forma que informamos. Estado Islámico no son personas, es una ideología que va más allá de la gente. Es una idea, la de crear un califato musulmán en todo Oriente Medio donde la influencia judeocristiana no exista.

¿Se habrá dejado pasar el momento de lograr un acuerdo de paz entre los palestinos y los israelíes?

No, habrá paz; se producirá algún tipo de acuerdo, una tregua. Cuando el islam radical pierda fuerza, y va a ocurrir, el islam moderado va a cambiar su forma de considerar el concepto de paz. Creo que habrá un cambio debido a situaciones como el precio del petróleo. Países como Catar impulsan el radicalismo islámico gracias a su petróleo, pero la caída de los precios o la sustitución los va a dejar sin fondos.

”En ese momento, el Estado Islámico va a perder fuerza, Hamás va a perder fuerza y Mahmud Abás (presidente de la Autoridad Palestina) va a poder decir: ‘Reconozco a Israel como Estado judío’ y se podrá firmar algún tipo de acuerdo. En Oriente Medio, administrar un conflicto es a veces tan importante como solucionarlo. ¿Se va a solucionar? No me cabe duda porque los israelíes pensamos que la tierra es menos importante que la vida. Los israelíes están dispuestos a ceder terrenos que consideran históricamente del pueblo judío. Te lo digo claramente: los israelíes están dispuestos a ceder territorios que consideran de ellos para lograr un acuerdo de paz”.

Israel ha sufrido varios golpes de Occidente (la exigencia de origen para sus productos o el reconocimiento al Estado palestino, entre otros). ¿Está Israel bajo el peligro de mayor aislamiento?

Sí, y por varias razones. Se cree que países europeos intentan contentar a sus poblaciones musulmanas criticando a Israel en forma desproporcionada, como lo hace Suecia. No obstante, el antisemitismo antiguo ha mutado. Se pasa del odio a los judíos, que no es políticamente correcto, al odio hacia Israel. Sí, Israel corre peligro de quedar aislado, de la misma forma que en el pasado: los judíos fueron aislados.

¿Está muerta la solución de dos Estados?

No, en absoluto. Grupos radicales propugnan por un solo Estado donde los musulmanes sean mayoría y que, de esa forma, Israel, como cuna nacional del pueblo judío, deje de existir. Sin embargo, la de dos Estado es la única solución.

Sin embargo, no se ven intenciones de lograrlo. Tanto palestinos como israelíes sabotean cualquier progreso.

Lo que hay es un problema de lectura de la realidad. Creo que hoy, año 2016, no están dadas las condiciones para crear un Estado palestino viable. Pero sí creo que es la solución. Y pasa por el plan Olmert, que plantea un intercambio de territorios. Según el plan, el 6% de los territorios de Judea y Samaria (Cisjordania) está poblado por casi el 80% de los colonos judíos. Ese 6% quedaría para Israel, que compensaría a los palestinos con otro 6% en territorios donde no hay nadie.

”¿Y cómo se va a unir la franja de Gaza con Cisjordania? Hay un plan de carretera que es una canaleta a la cual los palestinos entrarían con una tarjeta magnética y después de 25 minutos salen al otro lado. Cuál es el problema para llevarlo a efecto? Que si nos disparan desde la franja de Gaza, ¿qué impide, si tienen paso libre, que nos disparen también desde Cisjordania?

”El segundo problema es la enemistad entre la Autoridad Palestina (que gobierna en Cisjordania) y Hamás. El tercer punto es ¿qué pasaría con Jerusalén? Pues lo que es judío para los judíos y lo que es árabe para los árabes y dividir Jerusalén donde el Monte del Templo será para los musulmanes y el Muro de los Lamentos para los judíos. Como dije, la solución territorial está”.

¿Y la declaración de Jerusalén como capital eterna e indivisible por parte de Israel?

Si mañana viene Mahmud Abás y dice ‘reconozco a Israel como Estado judío, cuna nacional del pueblo judío y quiero la paz con Israel, pero quiero que se divida Jerusalén’, te lo digo con total seriedad: Israel divide Jerusalén. El problema es que Israel pide, a cambio de ceder territorios, que se declare el fin del conflicto y, teológicamente, declarar a Israel como Estado judío significa la renuncia al sueño del califato. En el islam radical, el judío no es un pueblo, es una religión y el judío no tiene derecho a un Estado propio. ¿Qué pasaría ahora si Abás reconoce a Israel como Estado judío? Que Hamás lo liquida. Frente a tantas aristas que impiden solucionar un conflicto, a veces lo mejor es administrarlo. Nadie está feliz con esto; por eso hay violencia, pero vamos hacia una solución y la única es la de dos Estados.

La colonización también es un gran obstáculo que Israel no parece tener intención de frenar...

La inmensa mayoría de esas construcciones son en territorios que van a quedar dentro de Israel, en esos bloques territoriales del 6%. Centrar la atención en las colonias que se desalojarán en un acuerdo de paz es un problema de entender el Oriente Medio, porque se vuelve a la idea de que todo el conflicto es territorial. El problema es que cuando no hay colonias el conflicto persiste. Cómo se explica que Israel se retiró de la franja de Gaza, no hay ninguna colonia ahí, ningún judío y sigue habiendo misiles. Si hoy en día Israel se retira de todas las colonias, todas, tu piensas que habrá paz? No. ¿Entonces, por qué insistir en el problema de las colonias? ¿Porque se hace una traducción al 'latino' de un conflicto que es mucho más complejo.

  • Comparta este artículo
Mundo

Gabriel Ben Tasgal: ‘Israel corre el peligro de mayor aislamiento internacional’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Maricel Sequeira

msequeira@nacion.com

Periodista de El Mundo

Graduada de la UCR y trabajó durante muchos años en agencias de noticias. En La Nación ha sido editora de las secciones Viva y Mundo. En esta última área, donde ahora trabaja, tiene especial predilección por los temas políticos de Oriente Medio, Asia y África.

Ver comentarios
Regresar a la nota