Mundo

Bashar al Assad afirmó que hay 'muchas posibilidades' de buscar su reelección

Actualizado el 20 de enero de 2014 a las 06:35 am

El mandatario sostuvo además que la guerra contra los rebeldes será aún larga y advirtió de que una derrota de su régimen sembraría "el caos" en Medio Oriente.

Mundo

Bashar al Assad afirmó que hay 'muchas posibilidades' de buscar su reelección

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Bashar al Assad está en la recta final de su segundo periodo de mandato,aún no está claro si buscará la reelección en 2014.
ampliar
Bashar al Assad está en la recta final de su segundo periodo de mandato,aún no está claro si buscará la reelección en 2014. (AP)
El presidente sirio Bashar al Assad afirmó que existen "muchas posibilidades" de que busque la reelección en junio, en una entrevista concedida a la AFP en vísperas de la conferencia de paz Ginebra II, en la cual la oposición busca que se aleje del poder.El mandatario sostuvo además, en la entrevista realizada el domingo en Damasco, que la guerra contra los rebeldes será aún larga y advirtió de que una derrota de su régimen sembraría "el caos" en Medio Oriente.La conferencia internacional sobre Siria, que se abrirá el miércoles en Ginebra, reunirá por primera vez a representantes del poder y la oposición con el fin de buscar una salida política a un conflicto que desde marzo de 2011 dejó más de 130.000 muertos."Considero que nada me impide presentar mi candidatura [...] y si la opinión lo pide, no dudaré un segundo en hacerlo", dijo Asad, alejando la perspectiva ceder el poder, como lo reclama la oposición, que aceptó ir a Ginebra a condición de que se abra una transición política en el país."En resumen, podemos decir que hay muchas posibilidades de que presente mi candidatura", subrayó.Asad, de 48 años, llegó al poder en julio del año 2000, como sucesor de su padre Hafez al Asad, fallecido un mes antes tras haber dirigido el país durante tres décadas. Fue reelecto en 2007, por un mandato de siete años.El jefe de Estado negó cualquier posibilidad de admitir en su gobierno a representantes de la oposición, a la que acusó de ser una "creación" de los servicios de inteligencia extranjeros."Todos saben ahora que algunas de las partes [de la oposición] surgieron durante la crisis a través de los servicios de inteligencia extranjeros, en Catar, en Arabia Saudita, en Francia, en Estados Unidos o en otros países. Si me siento con esa gente, eso significa que negocio con esos países", recalcó.Ironizó sobre los dirigentes de la oposición en el exilio, que aseguran "controlar el 70% de Siria pero no se atreven a venir a ese 70% de zonas supuestamente liberadas".Los opositores "vienen hasta la frontera media hora y luego huyen ¿Cómo pueden entonces ser miembros del gobierno? ¿Acaso un ministro puede ejercer sus funciones desde el exterior? Son ideas irrealistas, podemos considerarlas como una broma", declaró.Asad reivindicó avances de sus tropas en la guerra contra los "terroristas", un término con el que descalifica a todos los insurgentes."Podemos decir que realizamos progresos en la lucha antiterrorista, pero eso no significa que la victoria sea inminente. Este tipo de batalla es complicado, no es fácil y exige mucho tiempo", admitió."Pero cuando uno defiende a su país, solo tiene una alternativa: vencer", sentenció Asad, que nunca reconoció la existencia de una oposición a su régimen.La rebelión empezó de forma pacífica, pero se enfrentó a una represión violenta y fue tomando un cariz militar. El conflicto se hizo más complejo con los enfrentamientos entre rebeldes y yihadistas, hasta hace poco unidos en la lucha contra el régimen.Según Asad, "no se trata de una revuelta popular contra un régimen que oprime a su pueblo ni de una revolución por la democracia y la libertad, como los medios occidentales lo han presentado"."Una revolución popular no podría durar tres años y fracasar, una revolución no puede responder a agendas externas", declaró.El jefe de Estado se negó a efectuar cualquier distinción entre grupos rebeldes y yihadistas. "Nos hallamos frente a un solo bando, a saber el de las organizaciones terroristas extremistas, independientemente de los nombres que les den los medios occidentales", afirmó.Para Asad, la conferencia de Ginebra II tiene que fijarse como prioridad la lucha contra el "terrorismo" en Siria."La conferencia de Ginebra tiene que alcanzar resultados claros en lo que respecta a la lucha contra el terrorismo (...), esa sería la decisión, el resultado más importante de la conferencia. Cualquier resultado político que no incluyera la lucha contra el terrorismo carecería de valor", afirmó.Aseguró además que una derrota de su régimen sembraría el caos en toda la región. "Si Siria pierde la batalla, el caos se instalará en todo Medio Oriente", advirtió.La Conferencia busca la aplicación de un acuerdo alcanzado en Ginebra en 2012, que prevé la formación de un gobierno de transición con plenos poderes pero que no menciona el papel de Asad. El proceso se inició a iniciativa de Estados Unidos, que respalda a la oposición, y de Rusia, aliada del régimen sirio.Asad destacó los acuerdos de cese el fuego "localizados" que estas últimas semanas alcanzaron los rebeldes y el régimen en la zona de Damasco, "Esas iniciativas pueden ser más importantes que Ginebra II (...), esas reconciliaciones pueden limitar el derramamiento de sangre", aseguró.El mandatario, que vive en Damasco con su esposa y sus tres hijos, afirmó que en los tres años de conflicto nunca pensó en huir de su país."Huir no es una opción en estos casos. Debo estar en primera línea de los defensores de la patria. Este era el único escenario desde el primer día de la crisis", declaró.Y aseguró que sus tropas no cometieron "ninguna masacre" desde el inicio de la guerra, al tiempo que acusó a los rebeldes de perpetrar matanzas indiscriminadas de civiles."El estado sirio siempre defiende a los civiles. Las fotos y los videos confirman que los autores de las masacres son los terroristas. No hay ningún documento que demuestre que el gobierno sirio haya cometido alguna desde el inicio de la crisis", sostuvo.La ONU y las organizaciones internacionales acusaron tanto al régimen como a fuerzas rebeldes de haber perpetrado todo tipo de atrocidades.Asad sostuvo que "el ejército no bombardea regiones sino los lugares donde se hallan los terroristas", aunque admitió que puede haber víctimas civiles."Desgraciadamente eso ocurre en todas las guerras. No hay una guerra limpia, sin víctimas inocentes", declaró.Asad justificó además la participación de combatientes del Hezbolá libanés junto a sus tropas, como respuesta a la presencia de "combatientes de decenas de países" alistados contra su régimen.Estimó sin embargo que "la partida de todos [los combatientes] no sirios es uno de los elementos de la solución" del conflicto.Reveló por otro lado haber rechazado pedidos de colaboración de servicios occidentales que buscaban cooperar con Damasco en materia de lucha antiterrorista."Nuestra respuesta ha sido que la colaboración en materia de seguridad es indisociable de la colaboración política y que esta no puede darse con países que adoptan posiciones políticas hostiles a Siria", declaró.Y calificó a Francia de país "vasallo" de Catar y de Arabia Saudita, a cambio de sus "petrodólares".La entrevista, que duró unos 45 minutos, se llevó a cabo en la biblioteca del palacio del Pueblo. Las tres primeras preguntas y respuestas fueron filmadas por los servicios de la presidencia. El fotógrafo de la AFP fue autorizado a sacar fotografías.Al ser interrogado sobre lo que había cambiado en su vida desde el inicio del conflicto, Asad respondió: "Vivimos como antes". Aunque contó que le cuesta hallar la buena respuesta cuando sus hijos, al igual que cualquier niño sirio, le preguntan "¿por qué hay tanta gente mala?"."No es fácil explicar esas cosas a los niños", comentó.

  • Comparta este artículo
Mundo

Bashar al Assad afirmó que hay 'muchas posibilidades' de buscar su reelección

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota