Mundo

Bashar Al Asad dice estar 'seguro de la victoria' ante los rebeldes

Actualizado el 01 de agosto de 2013 a las 06:31 am

Sus declaraciones intervienen tras la toma por parte del ejército de Jaldiyé, un barrio clave de Homs, tercera ciudad de Siria y símbolo de la revuelta contra del régimen, y casi dos meses después de la victoria en Quseir, un bastión rebelde tomado tras un año de resistencia.

Mundo

Bashar Al Asad dice estar 'seguro de la victoria' ante los rebeldes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Bashar Al Asad dijo  estar "seguro de la victoria" en la guerra civil que devasta Siria desde hace dos años.
ampliar
Bashar Al Asad dijo estar "seguro de la victoria" en la guerra civil que devasta Siria desde hace dos años.
El presidente sirio Bashar Al Asad, alentado por el avance de sus tropas en dos frentes rebeldes, dijo el jueves estar "seguro de la victoria" en la guerra civil que devasta Siria desde hace dos años.

"Si en Siria no estuviésemos seguros de la victoria, no tendríamos la capacidad de resistir y no hubiésemos podido proseguir [la batalla] tras más de dos años de agresión", indicó el jefe de Estado en un mensaje dirigido a los militares con motivo de la fiesta del ejército.

Sus declaraciones intervienen tras la toma por parte del ejército de Jaldiyé, un barrio clave de Homs, tercera ciudad de Siria y símbolo de la revuelta contra del régimen, y casi dos meses después de la victoria en Quseir, un bastión rebelde tomado tras un año de resistencia.

El conflicto, en el que han muerto más de 100.000 personas según la ONU, enfrenta desde hace más de dos años a las tropas del régimen -dotadas de una poderosa aviación y respaldadas desde haces meses por el Hezbolá libanés- a los rebeldes menos equipados, a quienes Damasco califica de "terroristas" respaldados por el extranjero. 

"Mi fe en vosotros es grande y tengo confianza en vuestra capacidad [...] para desarrollar vuestra misión nacional", dijo Asad al dirigirse a los soldados con motivo del 68º aniversario de la creación del Ejército de Siria, tras el fin del mandato francés.

"Habéis demostrado una valentía excepcional en la batalla contra el terrorismo y habéis dejado al mundo impresionado por vuestra resistencia [...] al hacer frente a la guerra más brutal y feroz de la historia moderna", dijo el presidente.

El régimen consolida su presencia en la provincia central de Homs y trata de retomar territorios en el norte del país, entre ellos en la región de Alepo.

Según los expertos, los beligerantes intentar repartirse Siria antes de una conferencia de paz internacional, llamada "Ginebra 2", propuesta por Rusia y Estados Unidos pero cuya celebración parece difícil debido a los grandes desacuerdos sobre su objetivo y sus participantes.

Tras la caída de Jaldiyé, el ejército bombardeaba violentamente el jueves el centro histórico de Homs, uno de los últimos bastiones rebeldes de la ciudad, matando a dos civiles, incluido un niño, en paralelo a combates en la periferia de este sector, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

PUBLICIDAD

El barrio periférico y popular de Waer también sufrió intensos bombardeos de madrugada, según un vídeo que muestra bombardeos y varias bolas fuego en el sector.

Las tropas gubernamentales bombardeaban también las localidades rebeldes de Rastan, Talbise, Dar al-Kabira y Hula, toas en la provincia de Homs.

El ejército sigue además su ofensiva cerca de Damasco y en la región de Idleb (noroeste), donde se lanzaron barriles de explosivos contra varias localidades, según el OSDH. En el norte, donde los rebeldes habían retomado hace una semana la localidad estratégica de Jan Al Asal, al oeste de Alepo, el ejército trataba de recuperar terreno al hacerse con la localidad de Rachdiyé, al este de esta ciudad, la segunda de Siria, según el Observatorio.

"Las tropas tomaron de asalto la localidad e incendiaron las casas", indicó la ONG, que se basa en una amplia red de fuentes civiles, médicas y militares.

Es en la localidad de Jan al Asal donde el régimen y la oposición se han acusado mutuamente de haber usado armas químicas en marzo.

El miércoles, la ONU anunció que responsables de la organización irán a Siria para investigar "simultáneamente" tres lugares en los que se hay sospechas de uso de estas armas.

Dos enviados especiales de la ONU a Damasco, entre ellos el sueco Ake Sellstrom, lograron arrancar la semana pasada un acuerdo sobre este tema al régimen y, según un diplomático, la misión podría viajar a Siria a partir de la semana que viene.

Hasta ahora Damasco había bloqueado todas las demandas de investigación de la ONU.

Según un portavoz, los investigadores viajarán a Jan Al Asal, a Otayaba (cerca de Damasco, donde un ataque fue señalado en marzo), y Homs, donde hubo un ataque sospechoso del 23 de diciembre.

  • Comparta este artículo
Mundo

Bashar Al Asad dice estar 'seguro de la victoria' ante los rebeldes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota