Mundo

Congresistas mantienen posiciones divergentes sobre el tema

Barack Obama consulta a líderes del Congreso sobre intervención en Siria

Actualizado el 29 de agosto de 2013 a las 09:58 pm

Mundo

Barack Obama consulta a líderes del Congreso sobre intervención en Siria

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Washington

La Casa Blanca mantuvo este jueves consultas con los líderes del Congreso para comunicar los datos en su poder sobre el ataque con armas químicas en Siria, luego de que el presidente Barack Obama se refiriera a una posible ofensiva militar contra el presidente de esa nación, Bashar al Asad.

Pero Obama aún no ha tomado una decisión sobre una eventual intervención, indicó un congresista que participó en una conferencia telefónica de unos 90 minutos entre el Ejecutivo y los legisladores sobre el letal ataque del 21 de agosto cerca de Damasco.

El presidente Barack Obama aún no define si Estados Unidos intervendrá o no militarmente en Siria.
ampliar
El presidente Barack Obama aún no define si Estados Unidos intervendrá o no militarmente en Siria. (Archivo)
"El equipo de seguridad nacional de la administración (Obama) dijo que seguía evaluando sus opciones y que seguiría consultando al Congreso", precisó el representante demócrata Eliot Engel.

Participaron en la conferencia telefónica altos responsables del Ejecutivo, como la consejera de Seguridad Nacional, Susan Rice, el secretario de Estado, John Kerry, el secretario de Defensa, Chuck Hagel, el director nacional de investigación, James Clapper y el subjefe del estado mayor conjunto, Sandy Winnefeld.

La Casa Blanca confirmó que "antes de que termine la semana" se publicará una "versión desclasificada de una evaluación de investigación respecto al uso de armas químicas por el régimen de al Asad".

El miércoles, el presidente republicano de la Cámara de Representantes, John Boehner, exhortó al presidente Obama a revelar públicamente sus proyectos de ataque militar contra Siria.

"Es fundamental que suministren una explicación clara y sin ambigüedades sobre la manera en que una acción militar, que es un medio y no una política, permitirá alcanzar los objetivos estadounidenses y cómo se articula con su política global", escribió Boehner en una carta abierta.

El dirigente republicano lamentó que los contactos entre la Casa Blanca y los responsables de las comisiones competentes del Congreso no hayan aún "alcanzado el nivel substancial de consulta".

Algunos parlamentarios, como el republicano John McCain, presionan a Obama para que ordene un bombardeo a Siria. Pero 116 (de los 435) representantes de la cámara, entre ellos 18 demócratas, reclamaron que se convoque al Congreso con el fin de autorizar formalmente los ataques.

En teoría, la ley estadounidense requiere una autorización del Congreso para todo despliegue durable de fuerzas en el extranjero, pero los presidentes siempre estimaron que como comandantes en jefe, disponían del poder constitucional de realizar operaciones militares limitadas sin el aval parlamentario.

PUBLICIDAD

"Dado que no existe una amenaza inminente contra Estados Unidos, no se justifica saltarse la autorización del Congreso (...). Las 'consultas' con el Congreso no son suficientes", protestó por su parte el representante demócrata del estado de Nueva York, Jerrod Nadler.

Obama aseguró la noche del miércoles que aún no ha tomado una decisión sobre cómo llevar a cabo un eventual ataque en  Siria, pese a que el despliegue de cinco destructores estadounidenses en el este del mar Mediterráneo, preparados para lanzar misiles Tomahawk, no dejan dudas sobre la forma en que se realizará la ofensiva.

Los observadores destacan varias analogías entre la Siria del 2013 y el Irak del 2003: el escenario en Medio Oriente, las acusaciones sobre armas de destrucción masiva detentadas por un régimen autoritario y una administración estadounidense que afirma tener pruebas y estar pronta para prescindir de la autorización de Naciones Unidas.

Obama, quien ha calificado la invasión y la ocupación de Irak como un "error trágico", intentó calmar estas aprehensiones el miércoles y aclaró que eventuales operaciones militares serán de alcance limitado para "no arrastrarnos en un largo conflicto, no a una repetición de Irak".

El gobierno estadounidense asegura que no busca derrocar al régimen de Asad, a quien considera el principal responsable de los ataques químicos contra civiles que dejaron cientos de muertos la semana pasada, según la oposición. Pero según Obama, el poder sirio "recibirá una señal bastante fuerte de que es mejor que no lo hagan nuevamente".

"Si lanzan un montón de bombas sobre Siria hoy y no hacen caer a Asad, empeorarán la situación de los sirios y nos meterán en un conflicto que podría durar una década", advirtió por su parte este jueves el senador demócrata de Connecticut, Chris Murphy, a la cadena MSNBC.

El conflicto en Siria dejó más de 100.000 muertos desde 2011, según la ONU.

  • Comparta este artículo
Mundo

Barack Obama consulta a líderes del Congreso sobre intervención en Siria

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota