Mundo

Se mantienen protestas iniciadas en junio

Menos intensa pero más radical, la revuelta continúa en Brasil

Actualizado el 01 de agosto de 2013 a las 12:00 am

Radicales en Río de Janeiro y São Paulo piden renuncia de gobernadores

El efecto político de las manifestaciones podría verse hasta las elecciones del 2014

Mundo

Menos intensa pero más radical, la revuelta continúa en Brasil

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Río de Janeiro. AFP La revuelta social que sacudió a Brasil en junio , con masivas manifestaciones, prosigue en menor escala, pero liderada por grupos más radicales en Río de Janeiro y São Paulo, donde cada protesta termina en violencia.

El martes en São Paulo, la Policía dispersó con gases lacrimógenos y balas de goma a unos 50 manifestantes que acababan de atacar una agencia bancaria y una concesionaria de automóviles.

La violencia se desató al final de una protesta de 300 personas contra el gobernador Gerardo Alckmin, en la cual los ‘indignados’ querían, asimismo, mostrar solidaridad con sus camaradas de Río de Janeiro, que exigen destituir al gobernador Sergio Cabral (PMDB, aliado del gobierno federal).

Un manifestante antigobierno fue detenido, el martes 30 de julio, durante una protesta en São Paulo.   | AP
ampliar
Un manifestante antigobierno fue detenido, el martes 30 de julio, durante una protesta en São Paulo. | AP

Los manifestantes, convocados por medio de las redes sociales y entre los cuales figuraban integrantes del grupo anarquista Black Block, exigen la desmilitarización de la policía estatal, herededa de la dictadura (1964-1985) y cuyos métodos son cuestionados.

Al mismo tiempo, en Goiania (centro oeste), 50 personas enmascaradas incendiaron neumáticos, quebraron vidrios de una concesionaria de automóviles y lanzaron piedras contra los coches en una protesta contra el gobernador.

En Belo Horizonte (sureste), unos 40 “sin techo” desocuparon la Alcaldía, que habían invadido días atrás, tras recibir promesas del alcalde sobre futuras viviendas.

Además, otra protesta dejó como saldo una decena de agencias bancarias destrozadas, el viernes, en São Paulo.

Y una manifestación el día de la llegada del papa Francisco a Río, el 21 de junio, degeneró en violencia, cerca de donde el Pontífice se reunía con la presidenta Dilma Rousseff. La protesta fue convocada contra Cabral y el gasto público que implicó la visita del Papa a Río.

Black Block convocó a una nueva manifestación contra Cabral y la represión policial, ayer, en el centro de Río. Otra protesta fue convocada para hoy en la favela la Rocinha, donde un albañil de 42 años, Amarildo de Souza, desapareció hace 15 días sin dejar rastro, tras ser interrogado por policías.

La popularidad de Cabral ha caído a 12%, la más baja para un gobernador en todo el país. El gobernador ha dado marcha atrás en varios de sus proyectos más impopulares y prometió “movilizar a todo el Gobierno” para hallar a Amarildo, pero los “indignados” no ceden.

PUBLICIDAD

“Es como si hubiera un pequeño foco de incendio que permanece en pie desde las grandes manifestaciones de junio, hasta que surja un nuevo tema capaz de movilizar a la gente de manera masiva”, dijo Michel Misse, experto en violencia de la Universidad Federal de Río.

  • Comparta este artículo
Mundo

Menos intensa pero más radical, la revuelta continúa en Brasil

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota