Mundo

El heredero de un poderoso cartel familiar

Actualizado el 03 de octubre de 2014 a las 12:00 am

Mundo

El heredero de un poderoso cartel familiar

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

México.AFP. El capo mexicano Héctor Beltrán Leyva se valió de su discreción para evitar ser detenido por las fuerzas de seguridad, como les sucedió a sus hermanos, hasta que el miércoles fue capturado en un restaurante de una localidad turística donde se hacía pasar por empresario.

Foto  de Héctor  Beltrán difundida   por el Departamento de Estado.  | AP
ampliar
Foto de Héctor Beltrán difundida por el Departamento de Estado. | AP

Beltrán Leyva, alias el H, fue la mano derecha de su poderoso hermano Arturo, el Jefe de Jefes, cuando este lideró una batalla contra su antiguo aliado Joaquín el Chapo Guzmán, a la que se atribuyeron centenares de muertos.

Los hermanos Beltrán Leyva son originarios del estado de Sinaloa (noroeste), cuna de los principales narcotraficantes de México, como el propio Guzmán.

Los Beltrán Leyva estaban entre los principales colaboradores de l Chapo en su cartel de Sinaloa hasta la detención en enero del 2008 de Alfredo Beltrán Leyva, que los hermanos atribuyeron a una traición de Guzmán.

De esta forma, Arturo asumió el liderazgo de un nuevo cartel, al que se llamó Beltrán Leyva, y desató una pugna contra su exjefe.

Su actividad se concentraba en el trasiego de toneladas de cocaína y drogas sintéticas desde Centroamérica y Suramérica hacia Estados Unidos y Europa.

El Departamento de Estado estadounidense describió entonces a Héctor Beltrán Leyva, al que daba por nacido el 15 de febrero de 1965, como el número dos del cartel y el encargado de la planificación y control del tráfico de estupefacientes. Estados Unidos ofreció una recompensa de $5 millones y México otra de $2,2 millones por la captura del H.

En diciembre del 2009, un contundente operativo de la Marina Armada mexicana logró ultimar en una mansión de Cuernavaca (centro) a Arturo Beltrán, cuyo cadáver fue fotografiado ensangrentado y cubierto de billetes en lo que se consideró como una advertencia de las fuerzas de seguridad de Calderón a los narcotraficantes prófugos.

Tras la caída de Arturo, Héctor se hizo cargo de la organización, aunque también se registraron fuertes pugnas internas entre algunas cabecillas por el poder.

  • Comparta este artículo
Mundo

El heredero de un poderoso cartel familiar

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota