Mundo

El deber de responder a la alta popularidad

Actualizado el 15 de noviembre de 2013 a las 12:00 am

Mundo

El deber de responder a la alta popularidad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Chile, la candidata Michelle Bachelet (AFP)

Santiago. AFP. Ante el fenómeno de popularidad que genera su carisma, Michelle Bachelet decidió volver a pelear por la Presidencia de Chile, motivada más por el sentido del deber que por una vocación de poder, al igual que en su anterior postulación.

En el 2006, marcó un hito al convertirse en la primera mujer en llegar a la Presidencia de Chile después de resistirse a ser candidata, y ahora está a las puertas de volver al poder.

Tal como hace ocho años, Bachelet se vio empujada a aceptar postularse a la reelección, al concitar una popularidad que desborda cualquier explicación racional, sobre todo en los sectores pobres y entre las mujeres.

¿Podría haberse negado a aceptar esta nueva postulación?

“Si hubiera nacido distinta, probablemente. Parece que en mi leche materna venían las palabras ‘deber’ y ‘responsabilidad’”, respondió Bachelet 11 días después de regresar a Chile tras casi tres años al frente de la oficina ONU-Mujer en Nueva York, al semanario The Clinic .

Con su regreso, Bachelet rompió un silencio que mantuvo en vilo la política chilena y trajo alivio a la oposición de centroizquierda, desorientada tras su ausencia.

Bachelet ocupó ese cargo internacional luego de dejar el poder en marzo del 2010, con una popularidad récord de más de 80%, que no pudo traspasar a su candidato, el exmandatario Eduardo Frei, quien perdió los comicios frente al derechista Sebastián Piñera .

Médica pediatra, separada y madre de tres hijos, Michelle heredó el sentido del deber de su padre, el general de Aviación Alberto Bachelet, quien murió a los 51 años a causa de las torturas a las que fue sometido luego de ser arrestado el día del golpe de Estado que instauró la dictadura de Augusto Pinochet, por mantenerse fiel al gobierno de Salvador Allende.

  • Comparta este artículo
Mundo

El deber de responder a la alta popularidad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota