Mundo

Venezuela decide hoy su camino

Actualizado el 06 de diciembre de 2015 a las 12:00 am

Encuestas: una oposición dividida y poco seductora podría imponerse

Historiadora ve en esta elección un voto por continuación o rechazo del modelo

Mundo

Venezuela decide hoy su camino

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Seguidores de la coalición opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) asistían a una concentración de cierre de campaña, el jueves, en Caracas. | AFP

Si algo sabía Hugo Chávez , el legendario expresidente de Venezuela, era quiénes eran y dónde estaban sus electores; así que tomó medidas para mantenerse en el poder mediante el voto popular, sin cuestionamientos.

Primero, se forjó un capital electoral calculado en al menos 10 millones de personas, provenientes de los estratos más bajos de la población, haciéndolas visibles en una sociedad con partidos políticos que las habían ignorado por décadas.

En el 2009, el mandatario hizo aprobar una reforma electoral que modificó el número de diputados que se eligen por circunscripción, un sistema parecido al de Estados Unidos. Así, aquellos lugares adversos al chavismo, ven reducida su representación, que, en cambio, aumenta en las circunscripciones mayoritariamente oficialistas.

En las parlamentarias del 2010, el chavismo ganó las elecciones por un mínimo de votos: un punto porcentual; sin embargo, logró 98 diputados mientras la oposición se quedó solo con 65.

Más que votos. Así que la contienda electoral de este domingo para definir la nueva Asamblea Nacional no es asunto solo de votos. La oposición puede ganar una mayoría simple, pero es difícil que logre mayoría calificada. Difícilmente, el impopular presidente Nicolás Maduro enfrentará una debacle en el Congreso, opinan expertos.

infografia

No obstante, el malestar popular que le permitió a la oposición lograr una buena representación en el 2010 sigue creciendo.

El chavismo ve caer el gran capital electoral que le dejó su líder. ¿Por qué? Las razones son bien conocidas: la caída de los precios del petróleo , un manejo desastroso de la economía, escasez de todo , baja disponibilidad de dólares, enorme inseguridad y, bueno, que Maduro no tiene el carisma de Chávez.

Luis Vicente León, presidente de la empresa Datánalisis, lo llama un “problema de conexión”, en un país sumido en una profunda crisis, donde el 90% de la población indica que la situación es mala o muy mala. “Es evidente que el Gobierno tiene un problema para conectar y cae de manera significativa la fuerza del chavismo porque la evaluación del presidente Maduro se deteriora”, dijo en entrevista con La Nación.

“En la oposición no hay tampoco una fuerza esplendorosa, que logre enamorar a las masas, pero, sin duda, toma ventaja. Es una oposición dividida, en dos grandes tendencias con una visión completamente distinta.

PUBLICIDAD

”Una parte simplemente va a la elección pensando que es importante ganar para consolidar fuerzas para negociar y presionar al Gobierno por medidas económicas, rescatar el equilibrio y participar en próximas elecciones mucho más fortalecida.

(Video) Unas inéditas elecciones en Venezuela (AFP)

”Otra parte dice que el Gobierno es una dictadura, que no va a salir con los votos. Yo veo puntos de encuentro solo en ganar la elección. Además, los mensajes son pobres, débiles”.

Todo indica que esta oposición es la favorita contundente a ganar la mayoría del Congreso.

Chávez y el miedo. “¡El 6 de diciembre gana Chávez!”, afirma Maduro en sus discursos, consciente de que es la figura de su antecesor y no la suya, la que atrae al electorado chavista. Durante la campaña, Maduro, sus ministros y candidatos, han entregado taxis, tabletas y materiales de construcción, y han abierto una convocatoria para que personas mayores puedan reclamar una pensión.

Después de esto, los oficialistas advierten de que todo eso se perdería si los opositores obtienen la mayoría calificada de la Asamblea, reseña la cadena británica BBC. Esto puede jugar a su favor, tomando en cuenta que quienes decidirán la elección son los chavistas que no apoyan a Nicolás Maduro.

“El chavismo con Maduro se ha debilitado dramáticamente”, asegura León.

Maduro trata de infundir miedo en la población, no solo con la posibilidad de perder las ayudas del Estado, sino también a lo que puede pasar si la oposición gana.

El lunes prometió “luchar en las calles” si el chavismo pierde las elecciones parlamentarias. “Yo no me voy a entregar bajo ninguna circunstancia. Yo sé que vamos a triunfar, pero si pasara una circunstancia negativa, yo me iría a las calles a luchar con el pueblo, como siempre lo hice, y la revolución pasaría a otra etapa”.

¿Cuánto puede influir el voto en ese discurso? Es difícil saberlo. “Ahorita, la gente está más pendiente del triunfo concreto y de materializar ese triunfo. Obviamente, el presidente intenta amedrentar, pero no vemos numéricamente que eso haya cambiado mucho la disposición de voto de los electores”, afirma León.

La historiadora venezolana Margarita López Maya dijo, en una entrevista con el diario El País , de España, que es cada vez más evidente que el apego al modelo chavista se está rompiendo.

PUBLICIDAD

No sería la primera vez. Ocurrió con Acción Democrática. Tras las revueltas populares de febrero de 1989 contra el gobierno de Carlos Andrés Pérez, la gente abandonó electoralmente al gobernante por los malos resultados de su política económica.

“Ahora, es un poco diferente. Hay un rechazo a un gobierno no democrático, patrimonial, sostenido por las armas y excluyente. Pareciera que en la Administración Pública solo pueden trabajar los familiares de Maduro, o de la primera dama, Cilia Flores, o, en líneas más generales, todos aquellos que pasan la prueba de la fidelidad con Chávez. La gente está rechazando esa manera de conducirse”, dice López Maya.

Al echar un vistazo a la contienda, pareciera que está en juego algo más grande, como la Presidencia, pero no es así.

Modelo en juego. Empero, destaca López, se votará por la continuación o no del modelo. Es la repetición en cierto modo de los 19 procesos anteriores. “En Venezuela pareciera importar poco el nombre del aspirante, sino el modelo que defiende”.

Maduro prometió “luchar en las calles” si el chavismo pierde las elecciones, a pesar de que él seguirá en la Presidencia.

Horas después del enardecido discurso presidencial, el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, dijo que el día de las elecciones “no habrá un golpe de Estado, no habrá un autogolpe”.

(Video) Maduro exige a Rajoy respetar la soberanía de Venezuela (AFP)

Padrino hizo esta aclaración en aparente referencia a pedidos de la Mesa de Unidad Democrática (MUD, opositora) para que los militares hagan respetar el resultado electoral.

Hay una pregunta en el aire: ¿puede haber un estallido social, un conflicto civil?

“Creo que lo más temible será el 2016, porque la situación social será insostenible”, opina la periodista Estrella Gutiérrez, jefa editorial para América Latina de la agencia IPS, desde Caracas.

“¿Me preguntas si el país está listo para una mecha? Sí, absolutamente; el tema es cuál será y cuándo. Las elecciones, con todo, suelen servir para drenar… Pero los resultados de este domingo ¿la encenderán o mojarán? Te lo digo el lunes o martes”.

  • Comparta este artículo
Mundo

Venezuela decide hoy su camino

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota