Mundo

Consideraciones de analistas

Relación entre Estados Unidos y Uruguay seguirá sólida pese a nueva política sobre Guantánamo

Actualizado el 02 de abril de 2015 a las 12:01 am

Mundo

Relación entre Estados Unidos y Uruguay seguirá sólida pese a nueva política sobre Guantánamo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Los expresos de Guantánamo Ali Husein Shaaban (izq.), Ahmed Adnan Ahjam y Abd al Hadi Omar Mahmoud Faraj (der.), en el departamento de Canelones, cerca de Montevideo. (AFP)

Montevideo

El presidente uruguayo Tabaré Vázquez resolvió no recibir más exdetenidos de Guantánamo en el país, en una ruptura con la postura de su antecesor José Mujica que no debería afectar las relaciones con Estados Unidos, afirmaron analistas."Con Mujica había ciertos temas como Guantánamo que generaban mucho entusiasmo en Washington pero también, Mujica, en algunas políticas, venía un poco de la postura más cercana a Venezuela. Tabaré Vázquez tiene una posición más moderada en temas regionales, y también en política económica de Uruguay es un poco más ortodoxo", resumió Michael Shifter, director del centro de análisis Diálogo Interamericano, con sede en Washington.

El canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, anunció la semana pasada que Uruguay no recibiría más presos liberados de la cárcel estadounidense, luego de los seis que arribaron a fines del año pasado.

"No van a venir más presos de Guantánamo, eso es definitivo", dijo Nin a periodistas.

Antes de recibir la banda presidencial, Vázquez (quien no acostumbra ofrecer muchas declaraciones) dijo que decisiones tomadas por Mujica como la relacionada a Guantánamo o la de acoger refugiados sirios víctimas de la guerra, serían analizadas "en profundidad".

"El tema de Guantánamo nunca estuvo muy claro, fue de absoluta discrecionalidad (del Poder Ejecutivo), no pasó por el Parlamento ni entendimos muy bien si los objetivos eran humanitarios o una especie de transacción con Estados Unidos", sostuvo Daniel Chasquetti, politólogo uruguayo y profesor de la Universidad de la República.En su opinión, la decisión estaría más influenciada por la relación con Washington. "No descartaría que si en el futuro Estados Unidos vuelve a pedirle esto a Uruguay,  Uruguay responda del mismo modo. Es un tema circunstancial. Mujica no lo traía en los planes. Salió en el curso de las relaciones con Washington", agregó.

"No se puede traer alegremente exdetenidos de Guantánamo sin tener una infraestructura y un esquema claro, el problema no es tan simple". Daniel Chasquetti, politólogo uruguayo

Chasquetti apuntó que la revisión, más que representar una diferencia con Mujica, muestra que la implementación de la medida dejó un aprendizaje. "No se puede traer alegremente exdetenidos de Guantánamo sin tener una infraestructura y un esquema claro, el problema no es tan simple", dijo.Aceptación. En sus declaraciones públicas, Mujica nunca desautorizó o cuestionó la postura de Vázquez sobre una de las medidas de mayor impacto internacional adoptadas durante su gestión (2005-2010)."Vázquez tendrá sus motivos" para no extender el programa, y "nunca tuvimos compromiso de traer más de esos seis" exdetenidos, fueron las reacciones inmediatas del expresidente Mujica.

PUBLICIDAD

Los seis liberados de la prisión estadounidense en territorio cubano (cuatro sirios, un palestino y un tunecino) viven desde su llegada en un barrio céntrico de Montevideo, cuatro de ellos en una casa dispuesta por la central sindical PIT-CNT, y otros dos en un hotel. Toman clases de español, no trabajan hasta la fecha y no se han reunido con familiares. "La gente de Guantánamo está destruida. Tal vez necesiten mayor ayuda económica. (...) Pero alguna manera tiene que inventar el gobierno de Estados Unidos (para proporcionársela) porque es el responsable" de la situación, dijo Mujica recientemente, luego de que uno de los sirios, Abu Wael Dhiab, insinuara la posibilidad de iniciar una huelga de hambre como protesta contra Washington. "No creo que la decisión de no aceptar expresos de Guantánamo afecte las relaciones de Uruguay con Estados Unidos. En América Latina solo El Salvador aceptó recibir alguno (antes de Mujica), así que la nueva posición de Uruguay está en sintonía con la región. Además, Estados Unidos está consciente de que la decisión era controversial en Uruguay y que los seis exdetenidos no se han adaptado bien en su nuevo país", señaló William LeoGrande, especialista en relaciones entre Washington y América Latina de la American University.Para Chasquetti en tanto, la mayor diferencia estará en que la gestión de Vázquez "no va a ser guiada por el deseo de ser un actor global, como era el caso de Mujica".

  • Comparta este artículo
Mundo

Relación entre Estados Unidos y Uruguay seguirá sólida pese a nueva política sobre Guantánamo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota