Mundo

Senado brasileño aprueba polémica reforma laboral impulsada por presidente Temer

Actualizado el 11 de julio de 2017 a las 06:23 pm

Mundo

Senado brasileño aprueba polémica reforma laboral impulsada por presidente Temer

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El presidente del Congreso Nacional de Brasil, Eunicio Oliveira, a la derecha, preside la sesión en el Senado federal de este martes 11 de julio en Brasilia. (AP)

Brasilia

El Senado brasileño aprobó el martes, al cabo de una agitada sesión, una legislación laboral que genera fuerte resistencia social pero que podría dar un respiro político al presidente Michel Temer, acorralado por denuncias de corrupción.

La ley, impulsada dentro del programa de ajustes para recuperar la confianza de los mercados y sacar al país de la recesión, fue aprobada por 50 votos a favor, 26 en contra y 1 abstención.

La Cámara baja ya había aprobado el proyecto en abril.

LEA: Protestas y paros en Brasil contra las reformas del acorralado Temer

La nueva normativa da preeminencia a los acuerdos negociados por sector o empresas sobre la legislación vigente; prevé igualmente la posibilidad de dividir las vacaciones hasta en tres periodos y autoriza la "jornada intermitente", con el pago de salarios sobre una base horaria o por jornada, y no mensual.

También determina el fin de la cotización sindical obligatoria.

La ley, respaldada por los mercados, genera un fuerte rechazo: un 58% de los brasileños se opone a ella, según una reciente encuesta de Datafolha. Los sindicatos realizaron una huelga general el 29 de abril y organizaron jornadas de protesta para denunciar el "retroceso" social de los planes de ajuste del gobierno.

Temer y su ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, sostienen en cambio que esas medidas apuntan a "generar empleos", en un país confrontado a la peor recesión de su historia, con 13,8 millones de desocupados (13,3% de la población activa).

La nueva Legislación del Trabajo forma parte de un arsenal de reformas macroeconómicas, junto a la congelación del gasto publico durante veinte años (promulgada el año pasado) y a la reforma del régimen de jubilaciones, en trámite en la Cámara de Diputados pero trabada por la crisis política.

Temer buscará un respiro con este respaldo, pero su victoria podría ser pírrica, porque muchos de sus aliados creen que su desgaste le impedirá avanzar en la reforma de las jubilaciones, que requiere del voto de las dos terceras partes de los legisladores de ambas cámaras por ser de tipo constitucional.

LEA: ¿Podrá Michel Temer 'salvar' a Brasil y salvarse a sí mismo?

La sesión sufrió varias horas de interrupción, después que tres senadoras de oposición ocuparon el estrado e impidieran al presidente del Senado, Eunicio Oliveira, ocupar su lugar para emitir su voto. 

Oliveira respondió ordenando que se cortara la electricidad y los micrófonos, y pospuso la sesión, lo que provocó horas de negociaciones a puertas cerradas mientras los opositores permanecían en la cámara con su protesta, que se extendió hasta caer la noche.

Después de seis horas, Oliveira reinició la sesión, pero las senadoras de oposición no se separaron de su lugar. Sentándose en una silla más pequeña, no pudo utilizar su micrófono, por lo que se vio obligado a dirigirse a gritos a sus colegas para retomar el debate.

Antes de que se cortara el video en vivo del recinto, se pudo ver a senadores usando sus celulares y hablando entre ellos en la oscuridad.

El incidente subraya la enorme división política en Brasil durante los últimos meses, en los que la popularidad de Temer se ha desplomado y las acusaciones de corrupción en su contra han envalentonado a miembros de oposición que creen que nunca debió asumir el poder. Temer llegó a la presidencia el año pasado, después de que su predecesora, Dilma Rousseff, fuera destituida.

  • Comparta este artículo
Mundo

Senado brasileño aprueba polémica reforma laboral impulsada por presidente Temer

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota