Mundo

Brasileños participaron en varias manifestaciones este domingo

Petición de salida de Dilma Rousseff vuelve a las calles

Actualizado el 14 de diciembre de 2015 a las 12:00 am

Reporte de asistencia fue menor que el registrado en protestas anteriores

Mundo

Petición de salida de Dilma Rousseff vuelve a las calles

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

(Video) Magra asistencia en protestas exigiendo salida de Rousseff (AFP)

Sao Paulo. AFP. Miles de brasileños se volcaron a las calles este domingo por cuarta vez en el año para exigir la destitución de la presidenta Dilma Rousseff , pero sin lograr un apoyo masivo para encender la alerta.

Las protestas contra la mandataria izquierdista, blanco de un procedimiento de juicio político en el Congreso por maquillar las cuentas públicas, reunieron a unas 22.000 personas según la Policía y a 82.000 según los organizadores en 39 ciudades, informó el portal G1 de Globo. Aún faltan las cifras de São Paulo, donde se espera que alcancen su clímax.

“El tiempo está demostrando la incapacidad de Dilma de gobernar el país, está llevando al país a un pozo. Hay elementos para el impeachment (juicio político), la presidenta hizo muchas maniobras fiscales” ilegales, dijo el ingeniero Adriano de Queiroz, de 36 años, mientras protestaba en Brasilia.

Aunque gran parte de la población está harta de la corrupción y Brasil atraviesa la peor recesión económica en décadas , la inflación supera el 10% y el desempleo crece, esta protesta contra Rousseff no igualó las cifras de las anteriores manifestaciones, que de acuerdo a la Policía juntaron a más de un millón de personas en marzo y a cientos de miles en abril y agosto.

Los organizadores justifican la débil asistencia en que solo convocaron la marcha hace unos 15 días.

“Esperamos menos gente porque en las otras manifestaciones tuvimos dos o tres meses para organizarnos. La de hoy es una señal de que la población está volviendo a las calles, que está muy atenta al proceso de impeachment ”, sostuvo Kim Kataguiri, coordinador del Movimiento Brasil Libre, en declaraciones en la marcha en São Paulo.

“Hoy (ayer) vamos a fijar la fecha de la próxima manifestación, que será el año que viene e igualará a las otras tres que ya hicimos”, aseguró.

Exigencia. En la avenida Paulista de São Paulo, miles de manifestantes exigían la salida del poder de la exguerrillera izquierdista de 67 años que tiene un 10% de popularidad a menos de un año de comenzar su segundo mandato.

Grandes globos con los rostros de Rousseff o su padrino político, el expresidente Luiz Inacio Lula da Silva , sobrevolaban la protesta, pero la gran atracción fue un pato gigante que hace semanas adorna la puerta de la poderosa Federación de Industrias de São Paulo (Fiesp), junto a la leyenda “No voy a pagar el pato”, y donde todos querían fotografiarse.

Decenas de manifestantes salieron a las calles este domingo para  exigir  la renuncia de la presidenta Dilma Rousseff en la avenida Paulista, en la ciudad de  Sao Paulo. | EFE
ampliar
Decenas de manifestantes salieron a las calles este domingo para exigir la renuncia de la presidenta Dilma Rousseff en la avenida Paulista, en la ciudad de Sao Paulo. | EFE

“Estar aquí hoy es muy importante para que Brasil se libre de un proyecto criminal, que usa el dinero de la corrupción en las estatales para comprar votos de los congresistas. Ellos se venden por dinero y perpetúan la corrupción en el poder”, dijo el ingeniero Ricardo Santos, de 54 años, junto a su perro vestido de amarillo.

En Brasilia, unos 6.000 manifestantes marcharon al Congreso y rodearon un gigantesco muñeco inflable de Rousseff con una gran nariz apodado como “Dilmentiras”. Luego hicieron un entierro y cremación simbólicos de la mandataria y de su Partido de los Trabajadores.

La Policía se preparó para recibir a 60.000 manifestantes en Brasilia, pero finalmente contabilizó unos 6.000 participantes.

  • Comparta este artículo
Mundo

Petición de salida de Dilma Rousseff vuelve a las calles

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota