Mundo

Primer mensaje al iniciar visita a Brasil

Papa Francisco llama a los jóvenes desde Brasil a ir en busca de discípulos

Actualizado el 23 de julio de 2013 a las 12:00 am

Los exhorta a participar en labores de evangelización en todo el mundo

Desde aeropuerto a la ciudad viajó en auto sencillo y bajó ventana para saludar

Mundo

Papa Francisco llama a los jóvenes desde Brasil a ir en busca de discípulos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Río de Janeiro. AFP y EFE. Un llamado a los jóvenes católicos a ir a todas la naciones a hacer discípulos formuló ayer el papa Francisco, poco después de su arribo a Brasil, en el primer viaje del Pontífice latinoamericano al exterior.

Un agente de seguridad acerca a un bebé para que el Papa le  dé  la bendición durante el recorrido que hizo Francisco por  las calles de  Río de Janeiro en un vehículo semidescubierto.    | AFP.
ampliar
Un agente de seguridad acerca a un bebé para que el Papa le dé la bendición durante el recorrido que hizo Francisco por las calles de Río de Janeiro en un vehículo semidescubierto. | AFP.

Ese fue el mensaje inaugural de Francisco tras llegar a Río de janeiro, donde encabezará la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), del 23 al 28 de julio, en el país con más católicos del mundo, pero donde la Iglesia ha ido perdiendo fieles frente a los evangélicos y el laicismo .

El primer jesuita que llega a la silla de Pedro, dijo que acudió a Brasil para para reunirse con jóvenes de todo el orbe “atraídos por los brazos abiertos del Cristo Redentor”.

El antiguo cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio fue recibido por una muchedumbre que se apostó en las calles de Río de Janeiro y, por momentos, se abalanzó sobre el vehículo en el cual viajaba el Sumo Pontífice, quien saludaba desde la ventanilla abierta.

La presencia del Obispo de Roma no estuvo exenta, eso sí, de protestas por parte de manifestantes , que denunciaban el gasto público de la visita del papa a Brasil. Fueron dispersados por la Policía con gases lacrimógenos y chorros de agua después la reunión de Francisco con la presidenta Dilma Rousseff en el palacio de Guanabara, sede del Gobierno de Río de Janeiro.

Cuando comenzaron los enfrentamientos violentos, el papa Francisco ya se había retirado del palacio de gobierno rumbo al centro de estudios de Sumaré, en las alturas de Río, donde se alojará durante su estadía de seis días.

El papa Francisco llegó a Brasil (AFP)

A evangelizar. Durante ese encuentro, Bergoglio exhortó a la juventud a ser evangelizadora. “Vayan y hagan discípulos a todas las naciones”, les dijo.

“He aprendido que para tener acceso al pueblo brasileño, hay que entrar por el portal de su inmenso corazón; permítanme pues que llame suavemente a esa puerta (...). No tengo oro ni plata, pero traigo conmigo lo más valioso que se me ha dado: Jesucristo”, añadió.

En su discurso, sin mencionar las protestas que hubo en junio en Brasil , el papa Francisco pidió garantizar derechos básicos a los jóvenes del mundo, como “seguridad y educación”.

PUBLICIDAD

La presidenta Rousseff, por su lado, aseguró que la juventud brasileña está comprometida en una lucha “por una nueva sociedad”, y estimó que la democracia, la inclusión social y la mejora de la calidad de vida impulsadas por su gobierno “generan deseos de más”.

“Los avances que conquistamos son solo un comienzo”, prometió la gobernante.

Más de un millón de brasileños se volcaron a las calles en junio , contra la corrupción política y la pésima calidad del transporte, la salud y la educación pública –en contraste con los millones que se gastan en estadios para el Mundial de Fútbol 2014–.

Identificación de valores. La mandataria, una exguerrillera de izquierda, sostuvo que Brasil y la Iglesia, liderada por el Papa, comparten los valores de “justicia social, solidaridad, derechos humanos y la paz entre naciones”.

“Luchamos contra un enemigo común: la desigualdad”, expresó.

“Un hombre que viene del pueblo latinoamericano, de nuestra vecina Argentina, agrega más condiciones para crear una alianza (entre el Gobierno brasileño y la Iglesia) de combate a la pobreza y de diseminación de buenas experiencias” , manifestó la jefa de Estado.

El Papa, “por su sacerdocio entre los más pobres, que se refleja incluso en el nombre escogido en homenaje a san Francisco” , es el interlocutor ideal para ese diálogo.

El gobierno de Rousseff y el de su antecesor Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) lograron incluir en la clase media a 40 millones de brasileños en la última década.

Dilma Rousseff agregó que parte de ese éxito obedece a los programas de transferencia de ingresos a los más pobres y a otros planes de índole social.

  • Comparta este artículo
Mundo

Papa Francisco llama a los jóvenes desde Brasil a ir en busca de discípulos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota