Mundo

Miles de peregrinos vibraron con la presencia del Papa Francisco en Brasil

Actualizado el 23 de julio de 2013 a las 12:00 am

Mundo

Miles de peregrinos vibraron con la presencia del Papa Francisco en Brasil

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Río de Janeiro.AFP. Francisco, el primer papa latinoamericano, en su primera visita a su continente, tuvo un vibrante recibimiento el lunes en Río de Janeiro, donde decenas de miles de peregrinos brasileños y extranjeros lloraron y gritaron a su paso en un vehículo semidescubierto.

El Pontífice argentino, de 76 años, presidirá en Brasil, el país con más católicos del mundo, la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), del 23 al 28 de julio, a la que se espera una asistencia de un millón y medio de personas.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, recibió al Papa en su primera visita.
ampliar
La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, recibió al Papa en su primera visita. (AFP)

El chofer del vehículo del Papa tomó una ruta equivocada

Francisco manifestó que vino a la JMJ para encontrarse con jóvenes “atraídos por los brazos abiertos del Cristo Redentor”, en su primer discurso en el palacio Guanabara, sede del Gobierno de Río de Janeiro, junto a la presidenta Dilma Rousseff.

El Papa quiere mostrarse cercano al pueblo, y el automóvil cerrado que lo llevó del aeropuerto internacional hasta la catedral metropolitana, en el centro de Río, fue cercado por multitudes de personas en repetidas oportunidades , muchas de las cuales le tiraban regalos por la ventanilla abierta. El coche debió frenar varias veces, mientras los guardias de seguridad que corrían junto al automóvil alejaban a la gente.

Un funcionario afirmó que esa situación obedeció a que el conductor del vehículo tomó una ruta equivocada.

Así lo afirmó Carlos Osorio, secretario de Transportes de Río, a la cadena de televisión Globo TV.

En determinado momento, agregó, el chofer viró y se metió en una vía atestada de buses y taxis, lo que obligó al carro a detenerse.

Tras llegar a la catedral, Francisco subió al papamóvil e inició un paseo por el centro de la ciudad, hasta el Teatro municipal, durante el cual besó y bendijo a varios niños. La multitud en delirio le rodeaba, mientras el Papa, tranquilo, saludaba a todos con una sonrisa.

“Esperamos que el Papa nos traiga renovación de ganas y fe. Al ver todos estos jóvenes juntos, nos llenamos de pilas (energía) y mostramos que no somos unos pocos los locos (por el amor de Dios), los locos somos muchos”, dijo el argentino Renzo Cicroni, de 23 años, mientras aguardaba al Obispo de Roma cerca de la catedral.

PUBLICIDAD

“Vine a ver un cambio, algo nuevo, algo refrescante (...). El Papa sabe lo que sentimos y somos el pilar de la iglesia”, señaló Anaia Betarte, una uruguaya de 17 años que vendió durante meses rifas, ravioles y pollos para poder venir a ver al Pontífice a Río.

Cientos de manifestantes protestaron cerca del palacio Guanabara contra los $53 millones que cuestan a los contribuyentes brasileños su visita y la JMJ, y quemaron un muñeco del gobernador de Río, Sergio Cabral,

  • Comparta este artículo
Mundo

Miles de peregrinos vibraron con la presencia del Papa Francisco en Brasil

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota