Mundo

Poderoso cartel mexicano la emprende contra policías

Actualizado el 17 de abril de 2015 a las 12:00 am

Mundo

Poderoso cartel mexicano la emprende contra policías

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Vista del lugar donde un niño fue asesinado durante un tiroteo entre hombres armados y la policía en el estado de Jalisco. El cartel Jalisco Nueva Generación ha lanzado una ofensiva sin precedentes contra las autoridades, lo que ha provocado múltiples peleas en esa ciudad. (AFP)

Ocotlan, México, Jalisco Nueva Generación

Fachadas tapizadas con impactos de bala y sangre en las aceras son huellas de la inédita ofensiva contra las autoridades lanzada por el cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG), visto ya como uno de los más poderosos de México con sellos distintivos como la autofabricación de algunas armas.La emboscada del 19 de marzo en el municipio de Ocotlán, en la que murieron cinco gendarmes, tres sicarios y tres personas ajenas al choque, ha desencadenado una cruenta batalla entre el cartel y la policía en Jalisco (oeste), que además de ser la cuna del Mariachi y el Tequila es el cuarto estado más rico del país.Sin embargo, la acción que desató las alarmas sobre la capacidad ofensiva de Jalisco Nueva Generación fue la emboscada del 6 de abril a un convoy policial en la que lograron asesinar a 15 agentes estatales, el peor ataque que se recuerda contra las fuerzas de seguridad que combaten al narcotráfico.El cartel "estaba esperando el momento de sentirse fuerte para iniciar esta escalada", dijo el fiscal de Jalisco, Luis Carlos Nájera, quien revela que esta organización ha logrado reclutar a militares desertores, algunos extranjeros.En sus oficinas de Guadalajara, la segunda mayor ciudad de México, este fiscal conocido por su mano dura califica al cartel como "innovador" por fabricar sus propios fusiles tipo R-15 y M16.El año pasado fue descubierto un taller clandestino con maquinaría especializada y un sofisticado software para la fabricación de estas armas, que la fiscalía ha seguido encontrando tras los enfrentamientos recientes.

El gobierno estadounidense acabó de centrar la atención sobre Jalisco Nueva Generación al ordenar la semana pasada la congelación de los bienes en su país de Nemesio Oseguera, conocido como El Mencho, considerado líder de esta organización con tentáculos también en América Latina, África, Europa y Asia.

"En los últimos años, hemos visto una tendencia al aumento en el deterioro de los carteles históricamente poderosos junto a la aparición de las nuevas organizaciones de tráfico de drogas como el CJNG", señaló el Departamento del Tesoro que la ubicó "entre las más poderosas organizaciones del narcotráfico en México".

"En los últimos años, hemos visto una tendencia al aumento en el deterioro de los carteles históricamente poderosos junto a la aparición de las nuevas organizaciones de tráfico de drogas", Departamento del Tesoro.

El poderío de Jalisco Nueva Generación quedó exhibido en sus recientes ataques. "Mi casa recibió 138 impactos de bala", dijo una vecina de Ocotlán, cerca de Guadalajara, donde se registró la emboscada del 19 de marzo.Esta mujer relata que ella y su esposo tuvieron que mantenerse tirados en una habitación durante los tiroteos de casi dos horas.Esa noche unos 40 hombres armados aguardaron en 12 camionetas a que pasara el convoy de la Gendarmería, el flamante cuerpo policial lanzado el año pasado por el presidente Enrique Peña Nieto.Los sicarios dispararon desde diversos puntos, incluidas azoteas, mientras militares que llegaron para ayudar a los gendarmes irrumpían en viviendas en busca de los agresores, según narraron vecinos que dicen haber pasado la noche escondidos sin luz ni comunicación telefónica.En la emboscada en la que murieron 15 policías, los sicarios los atacaron en una montañosa carretera que une Guadalajara con la turística Puerto Vallarta tras colocar barricadas para impedir que llegaran refuerzos.

Para el ataque, el grupo utilizó rifles antitanques Barrett y granadas explosivas de alto poder, explica Francisco Alejandro Solorio, comisionado estatal de Seguridad.

En el lugar fue hallado incluso un campamento de los sicarios con "víveres, alimentos, camas improvisadas" que "nos hablan de que tenían varios días" preparando el ataque, detalla el comisionado, que también fue víctima el 30 de marzo de un atentado del que salió ileso disparando con su propia arma.

La viuda de un policía coloca una ofrenda en memoria de los fallecidos en enfrentamientos con el crimen organizado, en Guadalajara, estado de Jalisco.
ampliar
La viuda de un policía coloca una ofrenda en memoria de los fallecidos en enfrentamientos con el crimen organizado, en Guadalajara, estado de Jalisco. (AFP)

El jefe de seguridad del pueblo de Zacoalco, a 125 kilómetros de Ocotlán, fue el último funcionario asesinado en la ofensiva. "Le clavaron un cuchillo en el corazón con un mensaje" en el que sus victimarios anunciaban que irán por más uniformados, afirmó María Huerta, que tiene una tienda frente al lugar del crimen.Un gran moño negro en señal de luto está colgado en la alcaldía de este pueblo de 27.000 habitantes que parecía vivir en paz hasta que policías estatales abatieron allí el 23 de marzo a Heriberto Acevedo "El Gringo", jefe regional del cartel.Esto fue "lo que más les dolió", apuntó Nájera, que asegura que la virulenta ofensiva es una respuesta a golpes que les han asestado."Por mucho tiempo hemos luchado solos" se lamentó el fiscal, mientras refuerzos de la Gendarmería siguen llegando a Jalisco.El gobierno no ha anunciado un operativo militar especial para Jalisco similar a los desplegados en otras partes del país en el contexto de la estrategia militarizada contra el narcotráfico, lanzada desde el 2006, que dio paso a una ola de violencia con más de 80.000 muertos.

  • Comparta este artículo
Mundo

Poderoso cartel mexicano la emprende contra policías

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota