Mundo

Perro le desfiguró cara

Médicos de Estados Unidos reconstruirán rostro de niña de Bolivia atacada por perro

Actualizado el 22 de junio de 2013 a las 12:00 am

Rosalía llegó ayer; los especialistas la someterán a cirugías reconstructivas

Caso generó ola de solidaridad; pareja de EE. UU. consiguió avión para traslado

Mundo

Médicos de Estados Unidos reconstruirán rostro de niña de Bolivia atacada por perro

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Boston, EE. UU.AP. Rosalía, la niña boliviana de cuatro años que quedó moribunda en la calle de una barriada de La Paz, tras ser atacada por un perro, llegó ayer a Boston para ser sometida a cirugías para reconstruir su rostro.

El arribo se produjo a las 2:00 a. m. (00:00 en Costa Rica), confirmó a la The Associated Press (AP) Claudia Tolay, boliviana que junto con su esposo, Joe Currier, lideró una campaña para conseguir un avión privado y ayuda de fundaciones para costear los gastos del tratamiento médico de Rosalía.

La menor llegó acompañada de su padre, Agustín Apaza, y de la pareja Currier-Tolay, además de dos enfermeros. Currier es médico especialista en pacientes críticos en un hospital regional cerca de Boston, pero el cuidado de Rosalía estará a cargo de los profesionales del Children’s Hospital.

Personal lleva  a Rosalía  a una ambulancia en La Paz, camino a Boston.   | AP
ampliar
Personal lleva a Rosalía a una ambulancia en La Paz, camino a Boston. | AP

La niña ingresó al hospital alrededor de las 3:00 a. m. (1 a. m. hora costarricense), informó Tolay. Allí la evaluarán cirujanos plásticos.

Amor y comprensión. “Es una campaña de amor y compasión”, dijo Tolay, quien vive en Boston desde hace más de dos años y supo del caso por Internet.

“La tragedia de Rosalía me afectó mucho porque como madre imaginaba ver a mi hija así. Amo ver a mis hijos felices. Todo niño debe ser feliz”, declaró Tolay en conversación, el miércoles por la noche, cuando hacía escala en Lima antes de emprender el viaje a Bolivia.

En Bolivia, el esfuerzo humanitario para ayudar a la menor incluyó una campaña para que niños escribieran cartas de aliento.

En La Paz le entregaron un millón de cartas y Tolay planea decorar con ellas la habitación de la niña en el hospital. El haberse convertido en la benefactora de Rosalía ha causado muestras de afecto y admiración, pero Tolay afirmó que solo hizo lo que era correcto.

Agradeció a los dueños de Allegis Group, compañía con sede en Baltimore, por haber ayudado a costear los gastos del traslado de Rosalía y su tratamiento.

  • Comparta este artículo
Mundo

Médicos de Estados Unidos reconstruirán rostro de niña de Bolivia atacada por perro

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota