Mundo

Mesa de diálogo en la Habana

Gobierno y FARC chocan por comando de desarme

Actualizado el 02 de septiembre de 2014 a las 12:00 am

Delegación oficial se abstuvo de hablar durante el reinicio de las negociaciones

Guerrilla rechaza la jerarquía militar de la agrupación formada por el Gobierno

Mundo

Gobierno y FARC chocan por comando de desarme

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El comandante guerrillero Iván Márquez (izquierda ) leyó ayer un comunicado junto al también comandante Jesús Santrich, en el palacio de Convenciones de La Habana, tras 10 días de receso de las negociaciones. | AFP

La Habana. AFP y AP. Las conversaciones de paz en Colombia sufrieron ayer un cortocircuito en La Habana, cuando las FARC rechazaron el comando estratégico creado por el Gobierno para el desarme y pidió una cita de emergencia.

“De ninguna manera las FARC aceptan una jerarquía militar para resolver asuntos que son de carácter político por definición”, dijo a la prensa el jefe negociador de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Iván Márquez, quien pidió “una reunión de emergencia que permita repasar y esclarecer el sentido de lo pactado y retomar la bilateralidad”.

La delegación oficial encabezada por el ex vicepresidente Humberto de la Calle se abstuvo de hacer declaraciones a la entrada a las negociaciones en el palacio de Convenciones de La Habana, cuando se reanudó el diálogo sobre la reparación a las víctimas .

Pugna. El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, anunció el viernes la creación de un comando para la transición de la guerra a la paz, que estará a cargo del general Javier Flórez, actual jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Militares.

El comando supervisaría la desmovilización de la guerrilla y la entrega de armas, según Santos.

Se trata de “una ficción” oficial de “atrevida argumentación, si se tiene en cuenta que ninguno de los asuntos ha sido tema de debate en las conversaciones”, dijo Márquez.

Las partes, que buscan el fin del conflicto armado de medio siglo en Colombia desde noviembre del 2012 , reiniciaron ayer el tema de reparación a víctimas en el ciclo 28.

“A qué juega el Gobierno con sus anuncios, cuando lo normal sería no crear falsas expectativas”, indicó Márquez al afirmar que aún no están en la recta final” de las pláticas, aunque el general Flórez haya viajado a La Habana y el Gobierno quiera dar esa impresión.

“Los alardes y el ventajismo que colocan la visita del general Flórez a La Habana como una demostración de victoria del establishment no se corresponde con la disposición que la insurgencia ha mostrado en aras de buscar caminos dignos hacia la reconciliación”, dijo.

Flórez no figuró en la delegación oficial a la entrada de las conversaciones, constató la AFP.

Las FARC dijeron que el militar realizó una visita relámpago a La Habana y regresó a Colombia.

La visita del general tuvo como telón de fondo otro choque armado en Colombia, en el cual murieron cuatro guerrilleros de las FARC y otros cuatro fueron capturados, como resultado de una ofensiva de las tropas oficiales en el departamento de Bolívar (norte), informaron el sábado las Fuerzas Armadas.

En el ciclo anterior se formó una comisión bilateral para el abandono de las armas por parte de la guerrilla, que debe explorar temas como el cese del fuego, la dejación de las armas, y el tránsito de la guerrilla a un movimiento político.

Ambas partes deben continuar con el tema de la reparación a las víctimas del conflicto, luego de que 12 de ellas prestaron declaración en el ciclo anterior ante las delegados del Gobierno y la guerrilla.

Un segundo grupo debe viajar a La Habana con igual propósito, para prestar declaraciones en esta etapa de 11 días, nueve de ellos de trabajo, y según fuentes el encuentro se realizaría en los días finales.

Por primera vez en décadas, los militares se sentaron a la mesa con líderes de las FARC y escucharon a una representación de las víctimas en la fase de conversaciones que finalizó el 22 de agosto.

Las negociaciones de paz se desarrollan desde fines del 2012 en la capital cubana con base en una agenda establecida de seis puntos. Actualmente se discute el resarcimiento a las víctimas, tras haber llegado a acuerdos sobre los problemas de la tierra, la participación política y combate al narcotráfico.

Quedan pendientes de la agenda acordada, el abandono de las armas por parte de la guerrilla y el mecanismo para refrendar un eventual acuerdo de paz.

Las FARC, creadas en 1964, cuentan actualmente con unos 7.000 combatientes.

  • Comparta este artículo
Mundo

Gobierno y FARC chocan por comando de desarme

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota