Mundo

Escándalo sobre tráfico de influencias salpica a Evo Morales

Actualizado el 05 de febrero de 2016 a las 04:27 pm

Mundo

Escándalo sobre tráfico de influencias salpica a Evo Morales

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La Paz

El presidente Evo Morales negó el viernes que haya influido para que una empresa china que dirige su expareja se haya beneficiado de millonarios contratos con su gobierno.

"Gabriela Zapata era mi pareja, tuvimos un bebé que lamentablemente falleció. Perdí todo contacto (con Zapata) a partir de 2007. Recién esta mañana me enteré de su vida. No entiendo cómo pueden usar estos temas con afanes políticos", dijo el mandatario en una rueda de prensa.

El periodista Carlos Valverde denunció en su programa de televisión que la abogada y empresaria, de 28 años, mantuvo una relación sentimental con Morales de la que nació un hijo varón en 2007, un año después de que Morales asumió el gobierno. La mujer paso después a dirigir la firma china CAMC Engineering que se adjudicó siete proyectos del gobierno por más de 500 millones de dólares.

Según el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, Zapata se vinculó a CAMC  en 2011.

De todas las denuncias de corrupción que acosan al gobierno, esta es la primera contra el mandatario, en el poder desde hace 10 años, y tiene lugar dos semanas antes de un referendo nacional sobre una reforma constitucional que permitirá a Morales postularse a un cuarto mandato en 2019.

Por primera vez el mandatario no es favorito en las encuestas que anticipan una cerrada disputa entre el SI y el NO a la reelección.

Zapata canceló una rueda de prensa que estaba prevista el jueves y la oficina de CAMC en La Paz declinó proporcionar información y dijo que se comunicará con The Associated Press.

Morales es soltero pero tiene dos hijos de relaciones anteriores. No se conocía su relación con Zapata.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, habla en una rueda de prensa este viernes en Santa Cruz, donde reveló que en 2007 tuvo un hijo que falleció poco después, y rechazó que la madre de ese niño, Gabriela Zapata, se viera beneficiada por supuesto tráfico de influencias.
ampliar
El presidente de Bolivia, Evo Morales, habla en una rueda de prensa este viernes en Santa Cruz, donde reveló que en 2007 tuvo un hijo que falleció poco después, y rechazó que la madre de ese niño, Gabriela Zapata, se viera beneficiada por supuesto tráfico de influencias. (EFE)

Más de 70 empresas chinas trabajan en Bolivia en contratos para el gobierno en minería, obras públicas y proyectos petroleros.

CAMC construye un ingenio azucarero, una planta de sales de potasio, un proyecto de dotación de agua y se adjudicó la compra de perforadoras petroleras. Pero el propio gobierno le retiró un contrato para la construcción de un tramo ferroviario por incumplimiento en los plazos.

"Cómo puede haber tráfico de influencias si le ejecutamos (a CAMC) una garantía por incumplimiento de un contrato ferroviario", dijo Morales al acusar a la derecha de pretender ensuciarlo.

Tras la anulación del contrato ferroviario, la firma china se adjudicó el año pasado otro para la instalación de la planta de sales de potasio en el sur del país con una inversión de 1.200 millones de dólares.

No hay ninguna investigación judicial en curso contra CAMC y Zapata.

  • Comparta este artículo
Mundo

Escándalo sobre tráfico de influencias salpica a Evo Morales

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota