Mundo

Tragedia en Valparaíso

Incendio desnudó la desigualdad en Chile

Actualizado el 21 de abril de 2014 a las 12:00 am

Ministro afirma que el país debe ser rediseñado para evitar catástrofes

Socorristas reciben solo material de construcción; abundan alimentos

Mundo

Incendio desnudó la desigualdad en Chile

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Familias se instalaron con carpas en los sitios donde sus casas fueron arrasadas por el incendio en Valparaíso, que dejó 15 muertos. | EFE.

Santiago.EFE y AP. El Gobierno de Chile afirmó ayer que el devastador incendio de Valparaíso, que dejó 15 muertos , 2.900 casas destruidas y mas de 12.000 damnificados, dejó al desnudo la desigualdad que existe en este país.

“Se quemó Valparaíso y quedó al desnudo la desigualdad que existe en Chile”, sostuvo el ministro de Gobierno, Álvaro Elizalde, en declaraciones a Televisión Nacional.

Las afirmaciones de Elizalcoinciden con los organismos internacionales que, por años, han destacado en sus informes la desigualdad que prevalece en Chile, pese a ser uno de los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), conocida también como el “club de los países ricos”.

Tras criticar la labor de los políticos en esta materia, Elizalde dijo que los jerarcas deben solucionar los problemas que afectan a la sociedad, con planes estructurales, como los que presentó la presidenta Michelle Bachelet.

Bachelet envió al Parlamento una reforma tributaria, que pretende aumentar del 20 al 25% el impuesto a las empresas para incrementar la recaudación fiscal en tres puntos del PIB, equivalentes a unos 8.200 millones de dólares.

El ministro señaló que frente a la tragedia que sucedió en Valparaíso, el Ejecutivo ha adoptado medidas de transición para permitir que las personas pasen el invierno en viviendas de calidad mientras se realiza la reconstrucción.

Reestructuración. Además, aclaró que el compromiso no solo es con Valparaíso, sino también con la reconstrucción en el norte, que fue afectado el 1.° de abril por un terremoto de 8,2 grados de magnitud que dejó seis muertos y graves daños materiales, entre ellos, unas 2.000 casas destruidas.

También añadió que se instauró un bono de enseres, que se pagará en la medida en que las personas opten por las distintas alternativas de ayuda mientras se efectúa la reconstrucción de la ciudad.

“La reconstrucción debe ser integral, con viviendas de calidad, seguras y en donde se cuente con participación de la ciudadanía, es decir, conversando con la gente, se tienen que establecer mecanismos de solución”, afirmó Elizalde .

El ministro agregó que no basta con construir viviendas, sino que tienen que hacer todo un rediseño de la ciudad para que este tipo de catástrofes no vuelvan a producirse.

Entre tanto, el gobernador de la Región de Valparaíso, Ricardo Bravo, dijo ayer que hasta ahora se ha catastrado el 70% de las viviendas destruidas por el incendio y que se han realizado capacitaciones para jóvenes, especialmente a universitarios, a fin de que estén preparados para ser voluntarios.

Un comunicado naval señaló que las bodegas cuentan ya con gran cantidad de alimentos y ropa, y no les es posible recibir más ayuda, y que a Valparaíso solo se permitirá el ingreso de vehículos que vengan con materiales de construcción. El Estado ya entregó 1.500 toneladas de ayuda.

Miles de jóvenes trabajan durante extenuantes horas y ya despejaron los escombros que abundaban en la zona y que por las noches son recogidos por camiones.

El incendio de Valparaíso se originó por incendios forestales que, impulsados por los vientos, saltaron de cerro en cerro y arrasaron con más de una decena de las 42 colinas que rodean unos pocos kilómetros de calles planas.

  • Comparta este artículo
Mundo

Incendio desnudó la desigualdad en Chile

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota