Mundo

Informe de ‘The Washington Post’

CIA ayudó a Colombia a liquidar a varios cabecillas de las FARC

Actualizado el 23 de diciembre de 2013 a las 12:00 am

Programa secreto y multimillonario incluye importante asistencia de la NSA

Rastreo con GPS permitió localizar y matar a líderes con bombas de precisión

Mundo

CIA ayudó a Colombia a liquidar a varios cabecillas de las FARC

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Vista aérea del campamento que tenían las FARC en Angostura, territorio de Ecuador, en la frontera con Colombia, y donde Raúl Reyes fue sorprendido por un bombardeo de la Fuerza Aérea colombiana. Una bomba de alta precisión lo mató. | ARCHIVO/AFP

Washington. AFP. Un programa secreto de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) estadounidense ayudó al Gobierno de Colombia a eliminar a varios líderes de las FARC en la última década, incluido Raúl Reyes en Ecuador, según un reportaje que publicó ayer The Washington Post.

De acuerdo con el periódico , el programa en respaldo del Gobierno de ese país suramericano incluye importante ayuda de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) y se apoya en un “presupuesto multimillonario” en dólares, de carácter secreto, y que no forma parte del denominado Plan Colombia.

La iniciativa se puso en ejecución con autorización del entonces presidente George W. Bush (2001-2009) a principios de su gobierno y fue mantenido por el actual mandatario, Barack Obama, aseguró el rotativo, el cual citó fuentes anónimas colombianas y estadounidenses. Según el diario, el programa aún está en marcha.

Desde el principio, el papel de Estados Unidos en el programa secreto era proporcionar inteligencia para localizar a líderes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y, a partir del 2006, un sistema de rastreo por GPS, que cuesta unos $30.000 por unidad, para usarlos en bombas de gravedad con el propósito de convertirlas en explosivos de alta precisión.

Ese ensamblaje de datos de inteligencia y bombas guiadas por sistema de GPS, fue el que en 2008 permitió a la Fuerza Aérea colombiana localizar y eliminar al líder de las FARC Raúl Reyes en territorio ecuatoriano, en lo que constituyó la peor crisis diplomática entre estos dos países suramericanos en más de una década.

El congresista colombiano Iván Cepeda, representante del Polo Democrático Alternativo (izquierda), anunció el domingo que pedirá al Gobierno que aclare cuál fue la participación de la CIA en la lucha contra las FARC.

Cepeda consideró que es necesario esclarecer el papel que desempeñó Estados Unidos, y si el Gobierno colombiano recibió ayuda de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) en operaciones militares contra los líderes de la organización insurgente.

Raúl Reyes, quien era el número 2 de las FARC, fotografiado el 14 de agosto del 2003 en la jungla colombiana.  | ARCHIVO/AFP
ampliar
Raúl Reyes, quien era el número 2 de las FARC, fotografiado el 14 de agosto del 2003 en la jungla colombiana. | ARCHIVO/AFP

Por su parte, el expresidente colombiano Ernesto Samper (1994-1998) dijo que este informe no constituye una sorpresa.

“Si ya todos los países, incluyendo a los mejores aliados de Estados Unidos, como Alemania e Inglaterra, aparecen hasta ‘chuzados’ (penetrados) por los servicios de inteligencia, pues nosotros qué podemos esperar para un país como Colombia”, declaró a radio Caracol.

PUBLICIDAD

Cambio cualitativo. The Washington Post recordó que en el 2006 Colombia era el país receptor del tercer mayor paquete de ayuda militar estadounidense, tras Egipto e Israel, pero el programa secreto dio un salto cualitativo cuando incluyó el dispositivo de GPS para ser usado con bombas de 500 libras.

Fue precisamente una de estas, con dispositivo de GPS, que permitió la eliminación de Abu Musab al Zarkawi en Irak, y, según el diario, el entonces presidente Álvaro Uribe pidió reservadamente a Bush que Colombia recibiera esa capacidad de combate.

Peritos estadounidenses y colombianos trataron de adaptar aviones de fabricación brasileña Súper Tucano para cargar las bombas, pero se decidieron por los Cessna A-37 Dragonfly.

Los estadounidenses mantuvieron ocultos de sus pares colombianos las claves de encriptación que permitían comunicar el sistema de orientación de las bombas con los cerebros electrónicos guiados por GPS.

En el 2007, operaciones realizadas con el nuevo sistema de bombas inteligentes mataron a dos líderes de las FARC: primero, Tomás Medina –Negro Acacio– y seis semanas más tarde Gustavo Rueda, alias Martín Caballero, de acuerdo con el diario.

En el 2008, la CIA localizó a Raúl Reyes en un campamento situado en Ecuador, a 1,6 kilómetros de la frontera con Colombia.

“Fue un descubrimiento incómodo para Colombia y Estados Unidos. Conducir un ataque significaba que pilotos colombianos en aviones colombianos destruirían un campamento usando bombas construidas en Estados Unidos y con un cerebro electrónico controlado por la CIA”, puntualizó el periódico.

No fue sino hasta en el 2010 cuando los expertos de la CIA entregaron a la Fuerza Aérea colombiana los códigos de encriptación de las bombas inteligentes.

  • Comparta este artículo
Mundo

CIA ayudó a Colombia a liquidar a varios cabecillas de las FARC

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota