Mundo

Gobierno cede a presiones gremiales

Brasil frena algunas protestas, pero brotan nuevas demandas

Actualizado el 11 de junio de 2014 a las 12:00 am

Movimiento de los Sin Techo desiste de protestas anti-Copa luego de concesiones

Empleados del metro de Río discutían ayer posible huelga a partir del miércoles

Mundo

Brasil frena algunas protestas, pero brotan nuevas demandas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Se suspende huelga de metro de Sao Paulo (AFP. Esther Poveda / Vincent Rimbaux)

São Paulo, Brasil.AFP. El Gobierno de Brasil logró conjurar ayer las protestas del Movimiento de Trabajadores Sin Techo (MTST), a solo dos días del inicio del Mundial de Fútbol, pero otros gremios amenazan con huelgas, como los trabajadores del metro de Río, que moviliza a 800.000 personas por día.

El MTST, que lucha por viviendas sociales, desistió de convocar nuevas protestas durante el Mundial, después de negociar beneficios y la construcción de casas con las autoridades.

“El movimiento no está contra la Copa, no tenemos la menor intención de interferir. No haremos más manifestaciones ni contra la Copa ni durante ella”, dijo Jussara Basso, una responsable de prensa del movimiento.

Entre otras medidas, el MTST consiguió que se les facilitara el acceso al programa de construcción de viviendas Mi Casa, Mi Vida impulsado por el Gobierno nacional.

Además, logró que la Alcaldía de São Paulo, el Gobierno del estado de São Paulo y las autoridades en Brasilia se comprometieran a construir viviendas populares en el terreno que el MTST ocupó ilegalmente a inicios de mayo en la capital paulista.

La ocupación de esos terrenos, a escasos kilómetros del estadio mundialista Arena Corinthians de São Paulo, fue bautizada como Copa del Pueblo por las miles de familias que se instalaron en el lugar con precarias carpas de palos y lonas.

“Nosotros criticamos que se haya destinado tanto dinero a la organización de la Copa, pero ahora nuestra batalla es por el nuevo plano regulador de São Paulo”, añadió Basso, en relación con el programa que reglamenta la expansión de esta ciudad que ya tiene 11 millones de habitantes (más otros nueve millones considerando su área metropolitana).

Acuerdo oficial. Los acuerdos entre los Sin Techo y las autoridades también fueron consignados en una página web de la Secretaría General de la Presidencia.

El Movimiento de Trabajadores Sin Techo protagonizó varias manifestaciones el último mes en las calles de São Paulo, criticando el gasto público en el Mundial, calculados en $11.000 millones.

Con pancartas, gritos y tambores, miles de manifestantes bloquearon calles y marcharon en dirección al estadio mundialista.

Miembros del Movimiento de Trabajadores Sin Techo ocuparon en mayo un terreno en São Paulo, cerca del estadio mundialista.  | AP
ampliar
Miembros del Movimiento de Trabajadores Sin Techo ocuparon en mayo un terreno en São Paulo, cerca del estadio mundialista. | AP

Como el MTST, varios grupos sociales y sindicatos han salido a la calle o declarado huelgas para plantear sus reivindicaciones aprovechando la enorme visibilidad de Brasil estos días.

Los empleados del metro de Río de Janeiro, que transporta cada día a 800.000 personas, amenazan con entrar en huelga este miércoles, en la víspera del inicio del Mundial de Fútbol en Brasil.

“Estamos avisando a la población que puede haber una posible huelga. Vamos a hacer todo lo posible para que no suceda, no queremos una huelga. Pero la empresa no puede ser tan intransigente”, dijo a la AFP el líder sindical Sebastiao Batista Albuquerque.

Una huelga parcial del metro paralizó durante cinco días São Paulo, la ciudad inaugural del Mundial, provocando caos en el tránsito y gigantes embotellamientos.

La huelga del metro de São Paulo fue suspendida el lunes de noche, pero los trabajadores amenazan con reiniciarla el jueves –día de la ceremonia de apertura del torneo– si 42 funcionarios despedidos no son reintegrados.

La decisión sobre una eventual huelga en el metro de Río sería adoptada anoche, por lo cual la ciudad podría estar hoy paralizada.

El sindicato reclama un aumento salarial de 22-23% y la rebaja del pasaje de 3,50 reales (1,55 dólares), según ellos “el más caro del país”. Una comisión se reuniría anoche con la empresa para discutir las reivindicaciones, según Albuquerque informó horas antes.

  • Comparta este artículo
Mundo

Brasil frena algunas protestas, pero brotan nuevas demandas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota