Mundo

Informe de ONU hasta setiembre

Más de 4.000 migrantes han muerto mientras buscaban una mejor vida

Actualizado el 30 de septiembre de 2014 a las 12:00 am

El 75% de víctimas intentaban cruzar el Mediterráneo para llegar a suelo europeo

Mundo

Más de 4.000 migrantes han muerto mientras buscaban una mejor vida

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Policías custodian a emigrantes que arribaron el viernes anterior a un centro de recepción en Kokkinotrimithia, Chipre. El grupo fue rescatado por un crucero que los halló a la deriva en un pequeño bote en el Mediterráneo. | AP

Ginebra. EFE. Más de 4.000 inmigrantes han muerto en lo que va de año al procurar llegar a un país desarrollado luego de huir de una realidad de violencia y pobreza, según el informeViajes letales, publicado ayer por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

De estas 4.000 personas, el 75% pereció al cruzar el mar Mediterráneo, en un intento desesperado por alcanzar las costas europeas, mientras 230 murieron en el empeño por atravesar la frontera entre México y Estados Unidos.

“La cifra de 3.000 inmigrantes que han perdido la vida intentando cruzar el Mediterráneo es la mayor jamás registrada desde que se tienen estadísticas. Recordemos, además, que solo estamos en setiembre”, afirmó, en rueda de prensa, el director de la División de Investigación de la OIM, Franck Laczko.

Con respecto a las rutas de entrada a Europa usadas por los inmigrantes, en el 2013 se detectaron 283 cruces desde África occidental a las islas Canarias, 6.838 entradas a España desde Marruecos y Argelia, 40.304 entradas a Italia desde Túnez y Libia, 19.951 entradas a Croacia desde Bosnia y 24.799 entradas a Rumanía y Bulgaria desde Turquía.

En América, la patrulla fronteriza estadounidense ha registrado la muerte de 230 inmigrantes en la frontera entre México y Estados Unidos, cuando el año pasado fueron en total 445.

“Se ha notado un descenso en el número de muertes en la frontera entre Estados Unidos y México, sin que la causa directa de este declive se sepa con certeza, dado que intervienen muchos factores, como las políticas migratorias, la situación en los países de origen, las condiciones meteorológicas, etc., comentó el funcionario de esa agencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Al tiempo, recordó que un informe de inspección elaborado por el propio Gobierno estadounidense reveló que las cifras aportadas por la patrulla fronteriza estadounidense eran entre un 25% y un 30% to más bajas que las reales.

“Lo que hay que tener claro es que, respecto a los intentos de entrada, estamos hablando de cientos en Estados Unidos y de miles en Europa”, puntualizó.

Respecto al origen de los inmigrantes que perecieron este año en el mundo, el 30% provenía de África subsahariana , el 23% de Oriente Medio y norte de África, y el 12% era originario de países del Cuerno de África. Siria y Eritrea fueron los principales países de origen.

Empresa riesgosa. Según los datos de expertos de la OIM, el número aproximado de inmigrantes que ha muerto desde el 2000 al intentar cruzar irregularmente una frontera, supera los 40.000.

Los datos recopilados por la OIM reflejan que unos 22.000 inmigrantes han perdido la vida por alcanzar Europa desde el 2000, y más de 6.000 han muerto desde 1998 al querer cruzar la frontera entre México y Estados Unidos. Empero, las cifras se consideran una estimación a la baja, pues los expertos calculan que, por cada cuerpo de un inmigrante muerto recuperado, hay dos que nunca se hallaron.

La situación se debe a que no hay ninguna institución dedicada a realizar estos registros de forma global y a que muchos de los Gobiernos implicados no tienen ningún interés en recolectar esos datos y menos en revelarlos.

El informe de la OIM estima que el 70% de las muertes registradas en lo que va del 2014 se refieren a personas cuyos cadáveres nunca fueron recuperados en el mar y, en la mayoría de los casos, ni tan siquiera se supo si eran mujeres u hombres.

Ante esta realidad, la OIM pidió a los Estados miembros registrar todas las muertes de inmigrantes ocurridas en sus fronteras y, a falta de identificación, tomar pruebas de ADN para, eventualmente, poder reconocerlos con la colaboración de sus familiares.

  • Comparta este artículo
Mundo

Más de 4.000 migrantes han muerto mientras buscaban una mejor vida

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota