Mundo

Primer ministro reconoce derrota

Elecciones en Noruega dejan a la derecha como ganadora

Actualizado el 09 de septiembre de 2013 a las 03:22 pm

Triunfo abre la vía para unión de conservadores y partido populista que preconiza la política de inmigración severa.

Mundo

Elecciones en Noruega dejan a la derecha como ganadora

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La líder de los conservadores, Erna Solberg, es la favorita para tomar las riendas del país.
ampliar
La líder de los conservadores, Erna Solberg, es la favorita para tomar las riendas del país. (EFE.)
La derecha ganó las elecciones legislativas en Noruega el lunes, según las primeras estimaciones, abriendo así la vía a una alianza entre los conservadores y un partido populista que preconiza una política de inmigración severa, dos años después de la tragedia de Utoya.

Oslo.

El primer ministro laborista, Jens Stoltenberg, reconoció su derrota y anunció que presentará su renuncia el mes próximo.

"De acuerdo con la tradición parlamentaria noruega, presentaré la renuncia de mi gobierno después de la presentación del presupuesto el 14 de octubre, cuando esté claro que hay una base parlamentaria para (la formación de) un nuevo gobierno", dijo Stoltenberg ante sus partidarios.

Los cuatro partidos de derecha y de centroderecha disponen de una mayoría de 99 escaños de los 169 bancos del Parlamento, según las primeras estimaciones realizadas por la Oficina noruega de estadísticas tras el escrutinio del 50% de los votos.

En el poder desde el 2005, la coalición de centroizquierda del primer ministro laborista Jens Stoltenberg obtiene 69 escaños, según estas mismas estimaciones. El último escaño lo obtiene un partido ecologista independiente.

En caso de que se confirme su victoria, los cuatro partidos de derecha deberán lograr compaginar sus exigencias, a veces antinómicas, y acordar el perímetro del nuevo gobierno.

El muy heterogéneo "bloque burgués" está compuesto por los conservadores liderados por Erna Solberg -la favorita para tomar las riendas del país-, la derecha populista (Partido del Progreso, FrP) y dos partidos de centro-derecha, los democristianos y los liberales, cuyos puntos de vista difieren en muchos temas como la inmigración y el clima.

En teoría, las condiciones para un tercer mandato de la izquierda estaban reunidas: prosperidad económica, una situación de casi pleno empleo y una calidad de vida entre las mejores del mundo para sus 5 millones de habitantes.

Además de la producción de hidrocarburos, el Estado noruego posee el mayor fondo de pensiones soberano del mundo, estimado en casi 750.000 millones de dólares.

Tras ocho años en el poder, la coalición de izquierda saliente es víctima de un desgaste del poder, pero también de las críticas a los errores de las autoridades revelados por los ataques del extremista de derecha Anders Behring Breivik el 22 de julio de 2011.

PUBLICIDAD

Ese día, Breivik mató a 77 personas al hacer estallar primero una bomba cerca de la sede del gobierno en Oslo y luego abriendo fuego contra un mitin de jóvenes laboristas en la isla de Utoya.

  • Comparta este artículo
Mundo

Elecciones en Noruega dejan a la derecha como ganadora

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota