Mundo

Yihadismo le da una mano a la ultraderecha xenófoba europea

Actualizado el 09 de enero de 2015 a las 12:00 am

Atentado contra semanario francés fortalece posiciones de grupos radicales

Analistas prevén un incremento de la hostilidad contra los musulmanes

Mundo

Yihadismo le da una mano a la ultraderecha xenófoba europea

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Una manifestación islamófoba, convocada el lunes en Dresde, Alemania, por el movimiento Pegida. (AFP)

Puede que le parezca una gran contradicción, pero uno de los grandes aliados de los movimientos islamófobos y de la ultraderecha que no quiere inmigrantes en Europa es el terrorismo que mata en nombre de Alá.

El atentado terrorista contra el semanarioCharlie Hebdo , que el miércoles cobró la vida de 12 personas en París, se inscribe en esta tendencia de un extremismo político que –con intención oculta– contribuye a llevar agua a los molinos ajenos.

El ataque a la redacción del semanario satírico ocurrió cuando Europa es testigo de fenómenos sociopolíticos concomitantes: el fortalecimiento de los partidos de ultraderecha, las voces que reclaman barreras contra la inmigración, el rechazo y temor a los musulmanes y la presencia de militantes del islam combatiente y radical, miles de ellos conversos que se han enrolado en las filas del Estado Islámico.

El golpe a la revista, cuyo estilo desenfadado e irreverente por su manera de decir las cosas, no solo ha causado agruras a los musulmanes, confirmó los temores de los Gobiernos y los servicios de inteligencia de Occidente sobre el riesgo de atentados urdidos por células instaladas en sus patios.

Con seguridad, lo admiten, no será la última arremetida, toda vez que los yihadistas están decididos a cobrarles a los occidentales sus intervenciones armadas en Afganistán, Irak y Siria (estos dos últimos países tratando de frenar los planes del califato proclamado por el Estado Islámico ).

Entonces, no fue extraño que Francia fuera el escenario de aquel atentado, toda vez que París ha desempeñado un papel muy activo en los esfuerzos de contención del yihadismo en Oriente Medio y norte de África.

Miedo al islam. Pero, desde ya, hay coincidencia entre diversos analistas respecto a que es muy probable que el ataque a Charlie Hebdo repercutirá en un incremento de la hostilidad hacia los musulmanes en Europa.

Diarios europeos, a la defensa de los valores democráticos (EFE)

Cual si fuese una premonición, una encuesta que se hizo en noviembre y se conoció ayer, encontró que 57% de los alemanes considera el islam como una amenaza y 61% cree que esta religión es incompatible con el sistema democrático.

No menos sintomático es el hecho de que es en Alemania donde, desde octubre, el movimiento islamófobo Patriotas Europeos contra la Islamización de Occidente (Pegida) realiza cada lunes, en Dresde, marchas para demandar medidas contra la supuesta pérdida de la identidad y valores del Viejo Continente.

PUBLICIDAD

Ese miedo y animadversión se explica, en mucho, por un sentimiento de amenaza de un “otro” (emigrante musulmán) que no siempre se adapta a la cultura del país receptor, que enfrenta problemas de convivencia en este y que se lo ve como un peligro para los valores patrios tradicionales.

“Ahora la islamofobia considera que el enemigo también está dentro, y que, por lo tanto, combatirlo exige luchar contra la igualdad de los musulmanes, una igualdad que, considera, está favoreciendo la islamización de Occidente, y especialmente de Europa”, explica Fernando Bravo López, especialista español en estudios de las sociedades árabes y musulmanas .

Otro experto, Antonio Barrios Oviedo, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional (UNA), destaca que el aumento de la inmigración (solo Italia recibió más de 160.000 foráneos en el 2014) conlleva a grupos radicales a ver la defensa de una “Europa blanca” frente a una “Europa árabe”. “Se plantea un cuestionamiento de frente a qué estamos si los Estados están permitiendo una sobrepoblación”, manifiesta

Rechazo por igual al terrorismo y al racismo durante una manifestación, el miércoles, en Marsella, contra el atentado a Charlie Hebdo.
ampliar
Rechazo por igual al terrorismo y al racismo durante una manifestación, el miércoles, en Marsella, contra el atentado a Charlie Hebdo. (AFP)

Por eso, Sergio Moya, coordinador académico del Centro de Estudios de Oriente Medio y África del Norte (Cemoan) , de la UNA, no duda en advertir de que la extrema derecha sacará provecho de la actual coyuntura de “crispación e indignación de la sociedad” y buscará impulsar medidas duras, como la restricción de los flujos migratorios y la imposición de limitaciones al culto musulmán, por ejemplo.

No hay que pasar por alto que en las últimas elecciones al Parlamento Europeo (mayo del 2014), la derecha antiinmigrante logró notorias ganancias. El Frente Nacional obtuvo la mayor votación en Francia (25%).

Inclusive, en países como Suecia, con una añeja tradición de acogida de extranjeros, ese discurso ha ido ganando adeptos.

En una Unión Europea con un 10,9% de paro, buscar chivos expiatorios de la crisis entre los venidos de fuera puede ser un arma político-electoral muy útil.

  • Comparta este artículo
Mundo

Yihadismo le da una mano a la ultraderecha xenófoba europea

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Víctor Hugo Murillo S.

vhmurillo@nacion.com

Editor de El Mundo

Editor en la sección Mundo de La Nación. Periodista graduado por la Universidad de Costa Rica. Además realizó estudios de Historia. Escribe sobre temas relacionados con el acontecer internacional.

Ver comentarios
Regresar a la nota