Mundo

Incógnita sobre futuro del bloque

¿Más Unión Europea o pausa para reinvención?

Actualizado el 27 de mayo de 2014 a las 12:00 am

Crisis económica pasa la factura a Bruselas y revela malestar ciudadano

Extrema derecha y euroescépticos recogen dudas sobre proyecto comunitario

Mundo

¿Más Unión Europea o pausa para reinvención?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ultraderecha y euroescépticos arrasan en la UE (AFP. Will Vassilopoulos / Esther Poveda)

París. AFP. Tras los comicios europeos que registraron un avance de la extrema derecha y de los euroescépticos, los expertos se muestran pesimistas sobre el futuro de la UE: unos apuestan por una pausa en la construcción europea mientras otros reclaman una profunda reforma del bloque.

Según una fuente diplomática, los resultados ilustran un bache mucho más grave que la crisis económica y financiera precedente: una crisis de desconfianza y credibilidad respecto a Europa.

Las dificultades económicas originaron la crisis precedente, pero esta vez “hemos perdido el sentimiento de la utilidad de Europa”, agregó ese informante.

El avance de los extremos “se ha acelerado con la crisis económica. “Los Estados europeos son zarandeados por la mundialización, que les impone dolorosas adaptaciones cuyo precio político es alto”, destacó Jean-Dominique Giuliani, presidente de la Fundación Robert Schuman , instituto de investigación con sede en Bruselas y París.

Los grandes partidos proeuropeos, empezando por los democristianos y los socialistas, siguen siendo mayoritarios en el Parlamento de Estrasburgo, pero todos salieron malparados en esta elección frente a los movimientos euroescépticos, sean estos de izquierda (como en Grecia e Italia) o de derecha y extrema derecha (Gran Bretaña, Francia, Dinamarca). Estos partidos podrían obtener una quinta parte de los escaños de la Eurocámara.

Ola de eurofobia. El diario francésLe Monde aludió incluso a una “ola eurófoba en el Viejo Continente”, haciendo hincapié en un trío de partidos que encabezó los resultados en sus respectivos países: el UKIP británico (27,5% de los votos), el Partido Popular danés (26,7%) y el Frente Nacional francés (25%).

Nigel Farage, líder del Partido de la Independencia de Reino Unido (UKIP), reelegido como diputado europeo, festejó ayer con cerveza, en un   pub  en Londres, el triunfo de su agrupación.  | AP
ampliar
Nigel Farage, líder del Partido de la Independencia de Reino Unido (UKIP), reelegido como diputado europeo, festejó ayer con cerveza, en un pub en Londres, el triunfo de su agrupación. | AP

A lo que hay que agregar que más de la mitad de los electores optó por la abstención, otro signo de desamor por Europa.

Los extremos “progresan en todos los países de la UE. Europa está en ruinas, solo queda reconstruirla”: esta constatación emana de Daniel Keller, gran maestro del Gran Oriente de Francia, que participará esta semana en un foro de unas 20 organizaciones masónicas europeas con el objetivo de reactivar la reflexión ciudadana.

En opinión de Jean-Dominique Giuliani, “el desafío euroescéptico es lanzado tanto a los Estados miembros como a las instituciones europeas . Para los primeros, la exigencia es que los Gobiernos digan la verdad respecto a las reformas que asumen, aunque el costo de ello sea perder el poder. Las segundas necesitan una hoja de ruta que fije prioridades, con un calendario, por ejemplo la armonización fiscal y, ¿por qué no?, social”.

Ultraderecha, fuerza más votada en Francia (AFP. Eugenia Logiuratto / Guillaume Bonnet / Celine Jankowiak)

Replantear Europa. El primer ministro francés, Manuel Valls, considera posible “reorientar” Europa “para sostener más el crecimiento y el empleo, lo que no hace desde hace años”.

Por su parte, el expresidente conservador Nicolas Sarkozy abogó recientemente porque se reduzcan atribuciones de la UE.

Para muchos electores europeos, el voto por los partidos euroescépticos refleja ante todo el deseo de que sus países respectivos recuperen el primer lugar frente a lo que consideran como el poder burocrático de Bruselas.

“Si Europa logra responder a las expectativas de los electores y si la economía mejora, quizá las frustraciones disminuyan. Pero existe la voluntad de reafirmar la soberanía nacional, a la que no será fácil responder”, sostiene Giovanni Orsina, profesor de Ciencias políticas en Roma.

  • Comparta este artículo
Mundo

¿Más Unión Europea o pausa para reinvención?

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota