Mundo

Ucrania vive más tensión a una semana de las elecciones presidenciales

Actualizado el 17 de mayo de 2014 a las 10:09 am

"¿Pueden unas elecciones celebradas en medio del fragor de las armas cumplir con las normas democráticas del proceso electoral?", cuestionan algunos

Mundo

Ucrania vive más tensión a una semana de las elecciones presidenciales

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Soldados de la República Popular de Donetsk vigilan un puesto de control
ampliar
Soldados de la República Popular de Donetsk vigilan un puesto de control

La Comisión Electoral ucraniana instó el sábado al gobierno a actuar con rapidez para retomar el control del este prorruso, a una semana de unas presidenciales cruciales para el futuro del país.

La comisión advirtió en un comunicado que era incapaz de organizar la votación en numerosas partes de las regiones de Donetsk y Lugansk, que el pasado 13 de mayo declararon su "soberanía" después de la celebración de referendos de independencia.

Según un recuento a partir de cifras oficiales, al menos dos millones de electores de los 36 millones con derecho a voto en Ucrania podrían verse privados de voto.

Un sondeo reciente indica que únicamente un tercio de los electores del este están dispuestos a votar en las elecciones del próximo 25 de mayo.

Un total de 12 circunscripciones electorales, seis en cada una de las regiones insurgentes, no han empezado la preparación para celebrar los comicios.

Además,en varias delegaciones locales sus miembros reciben amenazas y presiones físicas e instan al presidente interino de Ucrania, Olexander Turchinov, a garantizar la seguridad.

A esta situación se suman cuestionamientos de Moscú sobre la legitimidad de estas elecciones.

"¿Pueden unas elecciones celebradas en medio del fragor de las armas cumplir con las normas democráticas del proceso electoral?", declaró este sábado el ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado.

Al mismo tiempo, urgió a las autoridades de Kiev a cesar inmediatamente las operaciones militares en el sureste del país.

Altercado. Atacados por separatistas prorrusos, los guardias fronterizos ucranianos tuvieron que liberar este sábado al gobernador autoproclamado de la región de Lugansk (este), al que acababan de detener.

Valeri Bolotov fue arrestado el sábado por la mañana en un puesto de control cuando acababa de cruzar la frontera procedente de Rusia.

Había una orden de detención en su contra emitida por los servicios de seguridad ucranianos (SBU), señaló la guardia fronteriza ucraniana en un comunicado.

Poco después, 200 individuos armados cercaron el puesto de control y exigieron su liberación, tras un tiroteo que duró 15 minutos.

El candidato a la presidencia de Ucrania, Petro Poroshenko, ha sido recibido por sus seguidores en diversos mitines  realizados en Ucrania | AP
ampliar
El candidato a la presidencia de Ucrania, Petro Poroshenko, ha sido recibido por sus seguidores en diversos mitines realizados en Ucrania | AP

Los insurgentes armados prorrusos decretaron la "soberanía" de las regiones de Donetsk y de Lugansk tras los referendos del 11 de mayo considerados ilegales por el gobierno de Kiev y los países occidentales.

Precisamente en Donetsk, un grupo de soldados de la Guardia Nacional de Ucrania cambió de bando y juró lealtad a los rebeldes prorrusos, luego de que un grupo de 130 insurgentes armados rodearan y hostigaran el cuartel general de los oficiales.

Por otra parte, el llamado “Ejército Unido del Sureste”, brazo armado de la autoproclamada república popular de Lugansk, se unió a sus vecinos prorrusos de Donetsk en su exigencia a las tropas y fuerzas de seguridad ucranianas para que se retiren de la región.

Intentos de paz. Ucrania lanzó una operación militar el 13 de abril para retomar el control de Donetsk y Lugansk.

Moscú precisó que varias personas resultaron heridas en el ataque y exigió el cese inmediato de acciones militares en el sureste de Ucrania.

Luego, el gobierno prooccidental de Kiev intentó retomar el diálogo con los ciudadanos del este de Ucrania.

Los principales ministros del gobierno, dos ex presidentes ucranianos, parlamentarios y líderes religiosos se reunirán de nuevo el sábado en Jarkov, importante ciudad del este, para realizar una segunda mesa redonda, después de la fracasada reunión del miércoles en Kiev.

Sin embargo, al igual que en la capital, los separatistas prorrusos no estarán representados.

Las personalidades políticas que apuestan por una colaboración estrecha con Moscú sí estarán presentes, pero su influencia no llega ni a Donetsk ni a Lugansk, donde se les considera "traidores".

Por su parte, Moscú considera que Kiev utiliza este diálogo de reconciliación nacional como una “tapadera” para las acciones agresivas e instó a los occidentales a que convenzan a las autoridades ucranianas de llevar a cabo “un verdadera, y no una falsa, reconciliación nacional".

Reprimendas. Durante la crisis ucraniana, Washington y Bruselas han adoptado sanciones diplomáticas y económicas contra compañías y personalidades rusas.

"Rusia tendrá que enfrentar importantes sanciones adicionales si mantiene su actitud provocadora y desestabilizadora", advirtieron el viernes el presidente estadounidense, Barack Obama, y su homólogo francés, François Hollande, en un comunicado.

Naciones Unidas presentó el viernes un preocupante escenario de "deterioro" de la situación de los derechos humanos en el este, donde se producen casos de torturas, asesinatos, secuestros e intimidaciones contra políticos locales y periodistas.

Según la ONU, 127 personas en total murieron en enfrentamientos entre separatistas y el ejército, que intenta en vano retomar el control de estas regiones, donde viven unos siete millones de habitantes.

  • Comparta este artículo
Mundo

Ucrania vive más tensión a una semana de las elecciones presidenciales

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota