Mundo

Acuerdo migratorio en vigencia

Turquía logra frenar paso de migrantes hacia la UE

Actualizado el 24 de abril de 2016 a las 12:00 am

Según Ankara, de 6.000 refugiados diarios se ha pasado a solo 130

Mundo

Turquía logra frenar paso de migrantes hacia la UE

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
La canciller alemana Ángela Merkel, y el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, visitaron una familia de refugiados y alzaron a la más pequeña, en el campamento de Nizip I en el sur de Turquía. | EFE

Gaziantep, Turquía. EFE, AFP El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, aseguró el sábado ante varios dirigentes de la Unión Europea (UE) que el acuerdo alcanzado para recibir a refugiados deportados desde Europa está funcionando y que hay días que ni uno cruza el Egeo desde Turquía hacia las islas griegas.

“Hemos hecho nuestro trabajo”, señaló Davutoglu en una rueda de prensa junto al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk; el vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans; y la canciller alemana, Ángela Merkel.

El primer ministro turco insistió en que de las cifras de hasta 6.000 refugiados diarios que cruzaban el mar hacia Europa en noviembre, se ha pasado ahora a apenas unos 130.

“Se ha llegado al punto de que algunos días ningún refugiado cruza ese mar”, afirmó.

Los dirigentes europeos visitaron un campo de refugiados en Gaziantep, el sur de Turquía, para reafirmar el acuerdo migratorio suscrito con Ankara.

Abierto en 2013, el campo de Nizip 2 acoge en casas prefabricadas a unos 5.000 refugiados sirios, entre ellos 1.900 niños, según cifras del Gobierno turco.

En una de las entradas al campo una pancarta rezaba “Bienvenido a Turquía, el país que más refugiados acoge en todo el mundo”. En el país hay 2,7 millones de refugiados sirios.

Recompensa. El primer ministro turco recordó que la exención de la visa de entrada a la Unión Europea para los turcos, como parte del acuerdo migratorio, es un tema “vital” para su gobierno.

La visita europea se produjo tres semanas después de entrar en vigor un controvertido acuerdo entre Bruselas y Ankara, que pretende disuadir los viajes clandestinos por mar de refugiados hacia Europa, confrontada a su mayor crisis migratoria desde la II Guerra Mundial.

Turquía se comprometió a aceptar el regreso a su territorio de todos los migrantes que hayan entrado ilegalmente en Grecia desde el 20 de marzo. Por cada refugiado sirio expulsado a Turquía, otro sirio será reinstalado en algún país europeo, hasta un límite de 72.000 refugiados.

A cambio, los europeos aprobaron una ayuda financiera de hasta 6.000 millones de euros a Turquía, y aceptaron relanzar las conversaciones sobre su adhesión a la UE y sobre la exención de visado para los turcos.

Merkel visita Turquía para reafirmar acuerdo migratorio (AFP)

Los dirigentes turcos advierten que no están obligados a respetar el acuerdo migratorio si los europeos no cumplen sobre la exención de visados. El ejecutivo europeo dice que presentará un informe al respecto el 4 de mayo.

El presidente del Consejo Europeo dijo que Turquía “es el mejor ejemplo para el mundo” sobre cómo tratar a la los refugiados.

Sin embargo, Amnistía Internacional (AI) acusa a Turquía de haber devuelto a decenas de personas a Siria pese a la guerra.

Davutoglu lo negó. “AI ha hecho un trabajo que no está muy claro, pero yo lo digo muy claramente: Turquía no ha enviado a nadie contra su voluntad a Siria. No hacemos eso”, subrayó.

Durante la visita al campo e Nizip Merkel se reunió con algunos de los niños y jóvenes que dibujaban sentados en una de las aulas de clase.

Los niños le entregaron regalos a la canciller y varios la saludaron con besos.

“Tenemos escuelas y hospitales, la vida es buena aquí, pero queremos saber cuál es nuestro futuro (...) Si la guerra se termina hoy, yo vuelvo a Siria mañana”, dijo Mohammed Tomoq, un hombre de 49 años que huyó de Damasco con su mujer y sus cuatro hijos.

En la visita, los dirigentes europeos enfrentaron un ejercicio de equilibrio diplomático entre la posición del gobierno turco sobre el acuerdo y las críticas de las organizaciones de defensa de los derechos humanos.

Uno de los temas sensibles fue la cuestión de la libertad de expresión y de prensa en Turquía, donde el viernes comenzó un juicio contra cuatro académicos acusados de “propaganda terrorista”, y dos conocidos periodistas, por “espionaje”.

La canciller había previsto inicialmente viajar a Kilis, provincia vecina a Gaziantep, pero el lanzamiento de varios disparos de mortero en la zona atribuidos por Ankara al grupo Estado Islámico (EI) obligaron a cancelar la visita.

El gobernador de la provincia de Konya (centro) anunció el sábado la detención de seis supuestos miembros del EI preparados para atentar contra “dignatarios del Estado” a pocas horas de la llegada de los líderes europeos.

  • Comparta este artículo
Mundo

Turquía logra frenar paso de migrantes hacia la UE

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota