Mundo

Estadounidense fue invitado de honor en fiesta nacional de Francia

Presidentes Emmanuel Macron y Donald Trump resaltan solidez de alianza bilateral

Actualizado el 14 de julio de 2017 a las 11:33 am

El mandatario anfitrión reconoce la ayuda norteamericana cuando su país la ha necesitado

Se conmemoró  centenario de entrada de   tropas de Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial

Mundo

Presidentes Emmanuel Macron y Donald Trump resaltan solidez de alianza bilateral

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

(Video) Macron sella su amistad con Trump en Francia (AFP)

París

El presidente estadounidense, Donald Trump, y el francés, Emmanuel Macron, asistieron juntos este viernes en París al tradicional desfile militar del 14 de julio, poniendo el broche final a una visita que selló una alianza que "nada separará jamás".

Trump fue el invitado de honor de las fastuosas celebraciones por la fiesta nacional francesa, que este año conmemoraron también el centenario de la entrada de Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial.

En honor a este aniversario, los Sammies -el nombre con el que se designaba a los soldados estadounidenses en referencia al Tío Sam- abrieron el desfile en el que participaron 3.720 militares, 211 vehículos, 241 caballos, 63 aviones y 29 helicópteros.

Francia ha encontrado a lo largo de su historia "aliados sólidos, amigos que vinieron a auxiliarnos" y "Estados Unidos figura entre ellos, es por eso que nada nos separará jamás", declaró Macron, junto a Trump, en un discurso al cierre del desfile.

"Fue un gran honor representar a Estados Unidos en el magnífico desfile de BastilleDay", escribió  Trump en Twitter al cierre de una visita a Francia de dos días. "Felicidades, presidente[sumario]EmmanuelMacron!", añadió, antes de tomar un avión de regreso a Washington.

Pero las celebraciones estuvieron también teñidas de duelo, un año después de una masacre yihadista en la ciudad mediterránea de Niza, donde el   14 de julio un hombre embistió con un camión a una multitud, matando a 86 personas.

En momentos en que Trump se encuentra aislado en la escena internacional, Macron extendió la alfombra roja a Trump, con quien espera mejorar las relaciones e incluso convencerlo de que cambie de opinión sobre su retiro del acuerdo de París sobre el clima.

El presidente Donald Trump y su esposa, Melania, durante la entonación de los himnos nacionales durante el desfile conmemorativo del 227.° aniversario de la toma de la Bastilla. (AP)

Trump, que quiere renegociar el acuerdo, dijo el jueves tras conversar con Macron que "algo podría pasar respecto al acuerdo de París", sin dar más detalles, y agregó: "Veamos qué pasa".

Ambos mandatarios disfrutaron de una "cena entre amigos", el jueves en el mítico restaurante gastronómico de la Torre Eiffel, Le Jules Verne, junto a sus esposas, Melania Trump y Brigitte Macron, desde donde pudieron admirar desde lo alto la Ciudad Luz.

Trump calificó sus relaciones de "inquebrantables". A pesar de sus diferencias sobre la lucha contra el cambio climático y el comercio, los dos líderes se centraron en su estrecha cooperación en la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Siria e Irak durante su encuentro.

Niza recuerda tragedia. Tras las celebraciones en París, Macron viajó  a la ciudad de Niza para las conmemoraciones del primer aniversario del atentado en el que un extremista tunecino embistió a personas que celebraban en familia la fiesta nacional.

En menos de tres minutos, 86 personas, incluidos 15 niños, murieron arrollados y otras 450 resultaron heridas.

"El 14 de julio en  Niza   no será nunca más igual y no será jamás igual en toda Francia. Se mezclará siempre el amargo recuerdo de las víctimas, todo ese dolor tan repentino y fuerte", declaró Macron en un discurso durante una ceremonia solemne.

El ataque fue reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Prometió a las víctimas y a sus familias que "el Estado no los abandonará jamás". "Y tampoco abandonará la búsqueda de la verdad, el castigo de los culpables, pero también el apoyo humano, jurídico, y financiero que se debe a las víctimas", destacó.

A la ceremonia asistieron víctimas y sus familias, miembros de los servicios de socorro, figuras políticas como los expresidentes François Hollande y Nicolás Sarkozy, y el príncipe Alberto de Mónaco, entre otros.

La lectura de los nombres de los muertos, seguida de un minuto de silencio emocionó a los presentes, muchos de los cuales no lograron contener las lágrimas.

Macron condecoró además a varios ciudadanos y miembros de las fuerzas del orden que intentaron detener al autor del atentado, el tunecino Mohamed Lahouaiej Bouhlel, de 31 años, que tras su mortífero recorrido fue abatido por la policía.

Franck Terrier, conocido como "el héroe del scooter" fue condecorado con la Legión de Honor, la máxima distinción francesa, en medio de una salva de aplausos. Este hombre había lanzado su moto contra el camión y se agarró de la puerta, propinándole golpes al atacante para que se detuviera.

  • Comparta este artículo
Mundo

Presidentes Emmanuel Macron y Donald Trump resaltan solidez de alianza bilateral

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota