Mundo

Conflicto con prorrusos en Ucrania

Premier busca salida para tensión en el este

Actualizado el 12 de abril de 2014 a las 12:00 am

Primer ministro ofrece autonomía pero manifestantes quieren federación

Mundo

Premier busca salida para tensión en el este

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El primer ministro de Ucrania, Arseni Yatseniuk, habla durante su encuentro con líderes regionales en  Donetsk, en el este del país, donde ofreció dar mayores poderes a las regiones.  | AP
ampliar
El primer ministro de Ucrania, Arseni Yatseniuk, habla durante su encuentro con líderes regionales en Donetsk, en el este del país, donde ofreció dar mayores poderes a las regiones. | AP

Donestsk, Ucrania. AFP El primer ministro ucraniano Arseni Yatseniuk viajó ayer a Donetsk para intentar buscar una salida a la insurrección de miles de activistas prorrusos en el este del país, una situación que agudiza la tensión entre Rusia y Occidente.

“La incitación a sentimientos antirrusos amenaza la estabilidad de Europa”, afirmó el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, horas después de que el presidente de EE. UU., Barack Obama, advirtiese que una “escalada” rusa en Ucrania provocaría más sanciones a Moscú.

También negó que Rusia haya enviado a “agentes provocadores” o militares al este de Ucrania.

Yatseniuk viajó a a Donetsk, donde militantes prorrusos ocupan desde el domingo el edificio de la administración regional de estad ciudad. En la ciudad de Lugansk militantes prorrusos controlan el edificio de los servicios de seguridad (SBU).

Ambas ciudades están situadas en una región de mayoría rusohablante a pocos kilómetros de la frontera rusa. El presidente ruso Vladimir Putin ha prometido proteger “a cualquier precio” a la población rusa de los países de la ex Unión Soviética y ha movilizado en la frontera con Ucrania a cerca de 40.000 soldados, según la OTAN, que teme una invasión.

El primer ministro intentó ayer negociar con los prorrusos. Yatseniuk prometió “equilibrar el poder entre el poder central y las regiones” y se comprometió a no modificar “bajo ningún pretexto” las leyes que garantizan el estatuto de las lenguas distintas del ucraniano.

Pero los separatistas quieren convertir a Ucrania en una federación, algo que rechaza el gobierno proeuropeo de Kiev que lo considera el paso previo a la disolución del país.

Por el momento no está previsto ningún contacto directo entre los insurgentes y el gobierno.

En el plano internacional, una reunión cuatripartita entre Ucrania , Rusia, Estados Unidos y la Unión Europea tendrá lugar el 17 abril en Ginebra para tratar de resolver la crisis ucraniana, según anunció ayer Washington.

Se trata de la primera reunión entre las cuatro partes desde que Rusia se anexionó en marzo pasado la república autónoma ucraniana de Crimea, hecho que agudizó la crisis que comenzó en noviembre en Ucrania por los enfrentamientos entre los partidarios de Rusia y de Occidente.

  • Comparta este artículo
Mundo

Premier busca salida para tensión en el este

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota