Mundo

Durante tradicional liturgia del miércoles de Ceniza

Papa condena luchas de poder dentro de la iglesia Católica

Actualizado el 05 de marzo de 2014 a las 12:59 pm

Mundo

Papa condena luchas de poder dentro de la iglesia Católica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Una gaviota pasa por delante del papa Francisco durante la audiencia general de este miércoles en la Plaza de San Pedro, en la Ciudad del Vaticano.
ampliar
Una gaviota pasa por delante del papa Francisco durante la audiencia general de este miércoles en la Plaza de San Pedro, en la Ciudad del Vaticano. (EFE.)
El papa Francisco condenó las luchas por el poder dentro de la Iglesia católica durante la tradicional liturgia del miércoles de Ceniza, celebrada en la iglesia romana de Santa Sabina, con la que se inicia la Cuaresma de los católicos, 40 días antes de la Semana Santa.

Ciudad del Vaticano

"Cuando veo en nuestro ambiente diario las luchas por el poder, por el espacio, pienso que esta gente juega a ser Dios creador no se han dado cuenta que no soy Dios", dijo el papa con tono severo al improvisar durante la homilía.

El papa , que estaba acompañado por numerosos cardenales y obispos, cumplió el rito de marcar una cruz con ceniza en la frente y pronunció la fórmula bíblica: "Polvo eres y en polvo te convertirás".

Durante la ceremonia, el pontífice, que llegó en automóvil, marcó la frente de una decena de cardenales y obispos, así como de prelados y fieles.

El papa visitó primero la iglesia de San Anselmo, a pocos metros de distancia, y luego se trasladó en procesión al otro templo vestido con los tradicionales paramentos litúrgicos morados que se usan para esa ocasión.

Francisco que concedió este miércoles la tercera entrevista exclusiva a un medio de prensa italiano, confesó que le gusta estar entre la gente, andar por las parroquias, porque se siente una persona normal y no una especie de Superman, o de estrella.

Con ocasión de la Cuaresma, que comienza el Miércoles de Ceniza y termina el Jueves Santo, y que dura cuarenta días para simbolizar la prueba de Jesús al permanecer durante 40 días en el desierto, el papa instó a los católicos a ayunar y a llevar una vida sobria.

A partir del domingo el pontífice cumplirá la tradicional semana de retiros espirituales, por lo que las audiencias públicas han sido suspendidas.

Francisco se trasladará en un autobús, acompañado por varios religiosos, a una casa religiosa de la localidad de Ariccia, a las afueras de Roma, donde permanecerá hasta el viernes 14 de marzo.

En la entrevista al diario italiano Il Corriere della Sera, Francisco contó que decidió cumplir esos retiros espirituales fuera del Vaticano porque en el pasado algunos colaboradores escuchaban las prédicas y volvían a trabajar, sin cumplir con ese ayuno que considera clave para abandonar la mundanidad y el derroche que azotan tanto a la Iglesia como a los católicos.

  • Comparta este artículo
Mundo

Papa condena luchas de poder dentro de la iglesia Católica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota