Mundo

Occidente condena ingreso de convoy ruso a Ucrania

Actualizado el 22 de agosto de 2014 a las 10:34 pm

El primer ministro ucraniano Arseni Yatsenyuk dijo por la televisión nacional que el objeto de enviar camiones semivacíos a Ucrania no era entregar ayuda, sino crear una provocación

Mundo

Occidente condena ingreso de convoy ruso a Ucrania

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El convoy de 130 camiones rusos con ayuda humanitaria alcanza Mariupol, en Ucrania. (EFE)

LUHANSK, Ucrania

Las tensiones entre Rusia y Ucrania se exacerbaron el viernes cuando más de 130 camiones rusos cruzaron la frontera en una misión dirigida, según el Kremlin, a entregar asistencia humanitaria. Ucrania describió esa medida como una "invasión directa", en tanto que Estados Unidos y la OTAN condenaron ese proceder de Moscú.

En otro giro ominoso en la crisis, la OTAN dijo que aumentan las pruebas de que efectivos rusos actúan en suelo ucraniano, desde donde han lanzado ataques de artillería, lo que constituye una participación más profunda de Rusia en el conflicto de lo que afirmaba Occidente.

Los camiones, parte de una caravana de 260 vehículos, ingresaron en Ucrania sin permiso del gobierno de Kiev después de que permanecieran varados casi una semana en la frontera ante los temores de que la misión fuera un plan del Kremlin para ayudar a los separatistas pro rusos en el este ucraniano.

Para la tarde, los camiones habían llegado a la ciudad de Luhansk, cuya población de un cuarto de millón de personas se ha reducido por la intensidad de la lucha de las últimas semanas entre las fuerzas ucranianas y los separatistas.

Rusia afirma que los vehículos, cubiertos con lonas blancas, transportan agua, alimentos, generadores y bolsas para dormir. Hace algunos días se permitió a reporteros acceso a los camiones y pudieron ver el contenido mencionado.

Sin embargo, periodistas de The Associated Press que siguieron la caravana por caminos de superficie irregular por el campo escucharon que los contenidos hacían ruido y que se movían de lugar, lo que dejaba entrever que los vehículos sólo iban parcialmente llenos.

La llegada de los camiones elevó instantáneamente los peligros de la crisis: un ataque contra la caravana daría a Rusia el pretexto de una intervención más profunda en la guerra. Y una pausa en la lucha para permitir el paso seguro de la caravana podría obstruir aún más los avances de las fuerzas ucranianas en el campo de batalla. En la última semana las fuerzas ucranianas han logrado avances sustanciales contra los rebeldes.

Al enviar la caravana, Rusia dijo que había perdido la paciencia con las tácticas dilatorias de Ucrania y afirmó que pronto "no quedará nadie a quien ayudar" en Luhansk, donde semanas de intenso fuego de artillería han dejado la ciudad sin electricidad, agua y servicio telefónico, en tanto que hay escasez de alimentos.

En las Naciones Unidas, en Nueva York, el embajador ruso Vitaly Churkin rechazó tajantemente que efectivos rusos se encuentren dentro de Ucrania. Rusia también niega que apoye y envíe armas a los rebeldes.

La decisión de Rusia de actuar unilateralmente, sin participación de la Cruz Roja, incrementó las dudas sobre las intenciones de Moscú en torno al conflicto.

Hay la sospecha de que la operación de asistencia humanitaria pudiera tener como objetivo frenar el impulso de Kiev en el campo de batalla.

El primer ministro ucraniano Arseni Yatsenyuk dijo por la televisión nacional que el objeto de enviar camiones semivacíos a Ucrania no era entregar ayuda, sino crear una provocación. Dijo que la misma Rusia atacaría el convoy para crear un incidente internacional.

  • Comparta este artículo
Mundo

Occidente condena ingreso de convoy ruso a Ucrania

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota