Mundo

Se erige en defensora de los valores del país

Nueva derecha de Alemania se decanta por un 'patriotismo sin complejos'

Actualizado el 30 de abril de 2016 a las 01:06 pm

Mundo

Nueva derecha de Alemania se decanta por un 'patriotismo sin complejos'

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Una manifestación, el sábado, en Stuttgart contra la agrupación ultraderechista Alternativa para Alemania. (EFE)

Stuttgart, Alemania

El neoderechismo alemán, representado por Alternativa por Alemania (AfD) , radicalizó el sábado su discurso hacia un "patriotismo sin complejos" , envalentonado por su auge electoral y entre violentas protestas en la calle de manifestantes de izquierda.

Stuttgart, capital del próspero land  (estado) de Baden-Württemberg (sur), fue escenario en la apertura del congreso de la AfD de dos formas de radicalización de signo contrario: la del populismo derechista emergente y la de quienes pretendían cerrarles el paso por la fuerza.

LEA: Ultraderecha alemana apunta contra el islam

Unos 500 detenidos temporalmente, de un total de 1.500 manifestantes, alguna barricada con neumáticos ardiendo y grupos de encapuchados tratando de abrirse paso hasta el centro de congresos, a 15 kilómetros del casco urbano, fue el balance de la jornada.

Las autoridades locales habían dispuesto un férreo cordón de seguridad en las inmediaciones del recinto ferial, destinado a impedir encontronazos entre los cerca de 2.000 delegados de la AfD y los izquierdistas.

Los conatos de bloqueo empezaron a primera hora de la mañana y al mediodía la situación parecía bajo control, mientras en el centro de congresos las dos alas del partido, la más o menos moderada y la radical, se enzarzaban en su pulso por definir la línea del partido.

Por la patria. La AfD representa a un "patriotismo sin complejos" , dispuesta a "presentar resistencia a la llegada incontrolada de inmigración de otras culturas" y a impedir que "en pocos años acabemos no reconociendo nuestro país" , proclamó el  copresidente, Jörg Meuthen.

El idioma alemán sufre "violaciones lingüísticas" , a merced de las distorsiones con que se utilizan en las redes sociales y de la presencia de esa inmigración, prosiguió entre frenéticas ovaciones, para postular a continuación por un "sano conservadurismo" .

Meuthen fue la voz del ala radical, que aboga por prohibir los símbolos del islam -desde minaretes al burka- por considerarlo una "ideología anticonstitucional", mientras la líder y rostro más mediático del partido, Frauke Petry, llamaba a la cohesión.

Los 2.000 delegados, concentrados en una sala cuyo aforo no daba para acogerlos a todos -ni tampoco a la abultada presencia de los medios de comunicación-, ovacionaron con pasión al primero y con más o menos complacencia a Petry.

PUBLICIDAD

En medio se produjeron intervenciones como la del eurodiputado Marcus Pretzell, que leyó un mensaje solidario del ultraderechista FPÖ austríaco  -"partido del futuro presidente de Austria" , dijo, por Norbert Hofer, ganador de la primera vuelta de las presidenciales-.

Pretzell anunció su ingreso en el grupo del Frente Nacional francés en la Eurocámara y defendió la reglas de la subsidiariedad y el retorno a las competencias nacionales, para evitar que "gente como Podemos en España pueda acabar marcando pautas en Europa" .

También se proclamó a un candidato propio para la presidencia del país -a renovar el próximo año-, puesto que recayó en el veterano Albert Glaser, quien lanzó la propuesta de conceder asilo a los musulmanes que renieguen  de esa religión.

Fue un arranque del congreso  marcado por la euforia de una formación que en el 2013, su año fundacional, parecía agónica, tras no haber accedido al Bundestag (Parlamento federal) por haber quedado unas décimas por debajo del mínimo del 5 %.

Los dirigentes de Alternativa para Alemania Joerg Meuthen, Albrecht Glaser  y  Alexander Gauland  (de izquierda a derecha) participaban el sábado en el congreso de ese partido ultraderechista, que se realiza en Stuttgart.
ampliar
Los dirigentes de Alternativa para Alemania Joerg Meuthen, Albrecht Glaser y Alexander Gauland (de izquierda a derecha) participaban el sábado en el congreso de ese partido ultraderechista, que se realiza en Stuttgart. (AFP)

La AfD está ahora crecida, apuntalada en el voto de protesta contra la llegada de refugiados a Alemania -1,1 millones de peticionarios de asilo recibió el país, en el 2015- y la erosión de los grandes partidos de la coalición de Ángela Merkel.

Tiene dos eurodiputados, escaños en 6 de las 16 cámaras regionales del país y el pasado marzo se alzó con un 24 % en el estado federado de Sajonia Anhalt (este), así como un 15 % en Baden-Wüttemberg, land  liderado por el Verde Winfried Kretschmann.

El congreso se abrió con más de una hora de retraso, atribuido a los conatos de bloqueo izquierdistas.Una vez inaugurado, se acumularon otros retrasos por problemas de procedimiento y caos en la resolución de las múltiples mociones de los delegados, abucheos y una resolución para disolver la delegación claramente ultraderechista del land  del Sarre.

Desde la tribuna de oradores se lanzaron ironías en dirección a los manifestantes - "ellos también son otra forma de vida humana" -, y alusiones hostiles a los medios de comunicación, de acuerdo con el  término lügenpresse (prensa mentirosa)  acuñado por el movimiento islamófobo Pegida.

  • Comparta este artículo
Mundo

Nueva derecha de Alemania se decanta por un 'patriotismo sin complejos'

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota