Mundo

Malala Yousafzai y Kaliash Satyarthi

Nobel de la Paz a dos héroes en lucha por derechos de los niños

Actualizado el 11 de octubre de 2014 a las 12:00 am

Ambos activistas han arriesgado la vida en defensa de sus ideas y proyectos

Comité Nobel espera que puedan trabajar por la paz entre India y Pakistán

Mundo

Nobel de la Paz a dos héroes en lucha por derechos de los niños

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Nueva Deli.EFE Él es musulmán; ella hindú. Él es indio; ella pakistaní. Ella es una muchacha en edad escolar que recién empieza su vida; él un hombre mayor, con décadas de experiencia.

A pesar de sus diferencias, Malala Yousafzai , de 17 años, y Kailash Satyarthi , de 60, estarán ligados para siempre como ganadores del Premio Nobel de la Paz 2014, por haber arriesgado sus vidas en defensa del derecho de los niños a una educación y a una existencia sin abusos. Su selección fue bien recibida en todos lados; su heroísmo, innegable.

Mensaje de paz. Pero en esta premiación hubo algo más: con sus selecciones el Comité Nobel envió un claro mensaje a dos naciones enemistadas, India y Pakistán, de que si dos de sus ciudadanos pueden trabajar por el bien común, sus países también podrían hacerlo.

La identidad de los dos países parte de la firme oposición al otro. Se hicieron enemigos casi en el mismo momento en que se independizaron del Imperio británico en 1947 y desde entonces pelearon tres guerras, una de ellas por su disputa por Cachemira, la región del Himalaya que los separa. En la última semana ha habido intercambio de disparos en la frontera.

Malala y Satyarthi, Nobel de la Paz 2014 (AFP)

El presidente del Comité del Nobel, Thorbjoern Jagland, admitió que le entregaron el premio a Yousafzai y Satyarthi en parte para tratar de promover un acercamiento entre las dos naciones, pero advirtió de que no se puede dar al premio más importancia de la que tiene.

“Hay mucho extremismo en esta parte del mundo. Responde en parte al hecho de que los jóvenes no tienen futuro. No tienen educación. No tienen trabajo”, dijo Jagland a la AP. “Queremos demostrarle a la gente de todas las religiones que pueden defender juntas una causa común”.

Satyarthi de inmediato habló del potencial de acercar a los dos países. “Es muy importante para los dos trabajar codo con codo; por eso [[BEGIN:INLINEREF LNCVID20141010_0007]]la he invitado (a Malala)[[END:INLINEREF]] a aunar esfuerzos por la paz en nuestra región”, indicó con decisión.

Los dos países tienen mucho en común, y no siempre es algo positivo. Los dos tratan de combatir la pobreza y afrontan grandes desafíos en esa empresa.

PUBLICIDAD

La India parece por momentos desbordada por la responsabilidad de mejorar la situación de una población de 1.200 millones , que sigue creciendo. Pakistán está más retrasado y es visto por muchos como un país controlado por militares, acusados de colaborar con yihadistas.

Esclavitud y educación. Como quedó claro en la premiación de este viernes, el trabajo, el abuso o explotación de los menores es un fenómeno común en los dos países, que es mayormente ignorado.

Satyarthi ha estado al frente de un movimiento mundial que busca acabar con la esclavitud y la explotación infantil desde 1980 y encabezó el rescate de decenas de miles de niños esclavos –se dice que 80.000–, mediante el desarrollo de un modelo exitoso para su educación y rehabilitación. Además, sobrevivió a varios atentados contra su vida.

Satyarthi calcula que en la India hay unos 50 millones de niños trabajadores, lo cual la convierte en la nación del mundo con mayor incidencia de explotación infantil, un problema que, a lo largo del globo, afecta a 168 millones de niños.

Malala, quien vive hoy con su familia en Inglaterra, recibió un tiro en la cabeza de parte de un talibán en Pakistán por insistir en el derecho de las mujeres a la educación. Sobrevivió a varias operaciones en Gran Bretaña y continuó con su activismo y sus estudios. También escribió su biografía: Yo soy Malala.

“No es el fin, sino el principio”, dijo ayer sobre el galardón, que dedicó a todos los niños “cuyas voces necesitan ser escuchadas”.

  • Comparta este artículo
Mundo

Nobel de la Paz a dos héroes en lucha por derechos de los niños

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota