Mundo

Dos días de reuniones en Bruselas

Londres y socios de la UE negocian para evitar salida británica

Actualizado el 19 de febrero de 2016 a las 12:00 am

Bloque regional se juega una ruptura o la consolidación del modelo comunitario

Mundo

Londres y socios de la UE negocian para evitar salida británica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El primer ministro británico, David Cameron, poco antes del inicio de las negociaciones en Bruselas. | AFP

Bruselas. EFE y AFP. Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE) y el primer ministro británico, David Cameron, iniciaron el jueves dos días de negociaciones en los que intentarán cerrar un acuerdo que motive la permanencia del Reino Unido en el club comunitario.

El presidente del Consejo Europeo , Donald Tusk, quien mantuvo antes del encuentro una reunión bilateral con Cameron, aseguró que se trata de una cumbre en la que se afianzará la construcción europea o se producirá una ruptura.

Cameron, por su parte, afirmó al llegar al encuentro que no aceptará un acuerdo que no contemple las necesidades planteadas por Londres, al tiempo que recalcó que prefiere hacer las cosas bien que cerrar un pacto rápidamente.

Demandas británicas. Londres exige a la UE reformas y flexibilizaciones que atañen a varios temas claves, entre ellos, la inmigración, la gestión económica y la soberanía política, para luego intentar convencer a sus conciudadanos de quedarse en la Unión Europea, mediante un referendo que podría realizarse a finales del año entrante.

Cameron se encuentra bajo la presión de los euroescépticos del Reino Unido, en particular del Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP), antiinmigración y nacionalista, que encabeza Nigel Farage.

Donald Tusk presentó el 2 de febrero un preacuerdo para responder a las reivindicaciones británicas y evitar un brexit .

Este jueves, antes de que comenzara la cumbre, el presidente del Consejo Europeo afirmó que estaban “aún en muy difíciles y delicadas” negociaciones.

Entre las reivindicaciones de Cameron, la que concierne a la limitación de las prestaciones sociales para los ciudadanos de otros países del bloqu, generó fuertes críticas.

Esta medida apunta a los trabajadores procedentes de Europa central y oriental, miles de los cuales laboran en Gran Bretaña.

Piden aclaraciones. Minutos antes del inicio de la cumbre, el primer ministro británico conversó de manera distendida con sus homólogos, pese a que algunos líderes todavía quieren ciertas aclaraciones antes de estampar su firma en un eventual acuerdo.

La presidenta de Lituania, Dalia Grybauskaité, ironizó con que “todo el mundo hará su propio drama” en estas negociaciones, pero consideró que después se logrará un acuerdo con Londres.

El presidente francés, François Hollande, dijo que quiere que el Reino Unido continúe en la UE, pero recalcó que esto debe lograrse sin impedir al bloque comunitario avanzar.

Afirmó que “ningún país debe tener derecho a veto”, ni “quedar excluido de las reglas comunes o de las autoridades comunes”, en referencia a las exigencias de Londres de tener voz en las decisiones de la eurozona que afectan a su país y de recibir salvaguardias para la City en cuanto a las reglas para la banca.

La canciller alemana, Ángela Merkel, señalo que aún quedan “bastantes” elementos que aclarar antes de llegar a un acuerdo, pero resaltó que está dispuesta a hacer “de buena gana todo para crear las condiciones que permitan la permanencia” del Reino Unido en la Unión.

El primer ministro irlandés, Enda Kenny, rehusó aclarar si su país quiere negociar un acuerdo bilateral con Londres para que no se aplique a los ciudadanos irlandeses las restricciones que el Reino Unido pretende imponer al resto de trabajadores comunitarios en materia de acceso a los beneficios sociales.

Por su parte, el jefe del Gobierno belga, Charles Michel, expresó su voluntad de “hacer todo lo posible” para que el Reino Unido se quede en la UE, pero, recalcó en línea de Hollande, “sin renunciar a mis valores europeos, como permitir que la eurozona pueda ser reforzada por el interés del empleo y del poder adquisitivo”.

Su homólogo holandés, Mark Rutte, confió en lograr un acuerdo, al igual que el italiano Matteo Renzi.

“Soy bastante optimista, yo creo que habrá un acuerdo, lo veremos en las próximas horas, pero creo que será un acuerdo que permita a Cameron afrontar y, esperamos todos, vencer el referendo” sobre la UE, indicó.

  • Comparta este artículo
Mundo

Londres y socios de la UE negocian para evitar salida británica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota