Mundo

Londres abre la negociación con la UE sobre reformas

Actualizado el 11 de noviembre de 2015 a las 12:00 am

David Cameron detalló los cuatro pilares en los cuales quiere cambios

UE cree que algunas propuestas son difíciles, pero no del todo imposibles

Mundo

Londres abre la negociación con la UE sobre reformas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

(Video) Las demandas de Reino Unido para seguir en la UE

Londres. EFE. El primer ministro británico, David Cameron, abrió el martes, formalmente, la negociación de la relación de su país con la Unión Europea (UE) al enviar al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, la carta con planes de reformas de la Unión.

El jefe de Gobierno remitió la misiva al mismo tiempo que desveló en Londres los cuatro pilares que conforman sus propuestas de reformas.

Cameron pidió que se protejan los derechos de los países de la UE que no forman parte de la eurozona; que el Reino Unido quede fuera de los siguientes pasos para una mayor integración europea; potenciar la competitividad del mercado único y permitir a Londres poner límites a los inmigrantes europeos y a las ayudas sociales que reciben.

El Gobierno británico considera esenciales estos cambios para convocar a un referendo en el cual pedirá el voto a favor de la permanencia del país en la UE.

La consulta, prometida en la campaña para las elecciones generales de mayo a una población muy escéptica sobre los beneficios de pertenecer a la UE, se realizaría a finales del 2017.

La UE advirtió de que algunas ideas del primer ministro son “altamente problemáticas”. No obstante, la canciller alemana, Ángela Merkel, aseguró que tiene una “confianza razonable” en llegar a un acuerdo con el Reino Unido y evitar su salida de la Unión Europea.

El comienzo. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, recibió la carta del mandatario y dio “acuse de recibo” de ella en un mensaje de la red social Twitter, donde afirmó: “Las negociaciones sobre la pertenencia del Reino Unido a la UE pueden ahora comenzar”.

Tusk adelantó que la próxima semana iniciará consultas bilaterales con los Estados miembros y con la Eurocámara sobre las cuestiones a ser tratadas en las conversaciones con Londres.

Tanto el político polaco como el presidente de la Comisión Europea (CE) , Jean-Claude Juncker, conversaron con el primer ministro conservador británico la víspera de su discurso en el Real Instituto de Relaciones Internacionales de Londres, conocido como Chatham House.

La primera reacción de la Comisión Europea (CE), donde se siguió el discurso de Cameron en directo, tuvo un mensaje esperanzador para Londres y otro que define las líneas rojas de Bruselas.

“Acabamos de recibir la carta y debemos analizarla en detalle”, señaló el portavoz comunitario Margaritis Schinas, quien ofreció una primera pincelada de lo que opina la CE.

“A primera vista, vemos elementos que parecen factibles, como encontrar vías para aumentar el papel de los parlamentos nacionales”, señaló.

El primer ministro británico, David Cameron, durante una sesión de preguntas y respuestas en Londres. | AP
ampliar
El primer ministro británico, David Cameron, durante una sesión de preguntas y respuestas en Londres. | AP

“Otros son difíciles, como el punto referido a la exclusión de Londres de una ‘unión cada vez más estrecha’ y la relación entre los países con opción de unirse al euro y los que no”, afirmó.

“Son altamente problemáticos porque tocan las libertades fundamentales de nuestro mercado interior y la discriminación directa entre ciudadanos comunitarios claramente entra en esta última categoría”.

La CE se refiere a la exigencia de Londres de asegurarse de que, en una futura ampliación de la UE, la libertad de movimiento entre países miembros no se aplique a los nuevos socios hasta que sus economías hayan repuntado y convergido mucho más con el resto de los socios.

Esta propuesta busca evitar una migración masiva de países pobres recién ingresados al bloque, como los de Europa del Este, hacia los países grandes y ricos.

Ayuda estatal. Cameron también quiere que los ciudadanos comunitarios residan al menos cuatro años en el Reino Unido y paguen impuestos durante ese periodo antes de poder tener acceso a ayudas estatales.

La CE también ve difícil acomodar la intención de Londres de terminar su obligación de avanzar hacia una Unión cada vez más estrecha como está establecido en el tratado de la UE, porque supondría ir en contra de lo fijado en el texto fundamental.

La Comisión considera positivo que Londres esté “abierto a encontrar diferentes vías de alcanzar sus objetivos” y por ello ve la carta del primer ministro como “el comienzo de las negociaciones, no el final”, dijo Schinas.

El presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, ha reiterado en varias ocasiones que está preparado para trabajar en favor de un acuerdo “justo para los británicos, pero también para los demás Estados miembros”.

Juncker se reunió el martes con el principal negociador de Cameron, el ministro de Economía, George Osborne, quien dijo que el Gobierno británico “busca cambios y reformas que permitan al Reino Unido permanecer en la UE”.

“Estos cambios mejorarán la UE para todos los ciudadanos, de manera que creemos más empleos”, sostuvo, y también implican una Unión “más flexible que acomode las diferencias” entre los países miembros para que “los intereses nacionales del Reino Unido, que no pertenece a la eurozona ni quiere sumarse a ella y que no quiere formar parte de una unión cada vez más estrecha, sean respetados”.

  • Comparta este artículo
Mundo

Londres abre la negociación con la UE sobre reformas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota