Mundo

Se Introduce el estado de urgencia

Diputados aprueban reforma a la Constitución de Francia

Actualizado el 11 de febrero de 2016 a las 12:00 am

Mundo

Diputados aprueban reforma a la Constitución de Francia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El primer ministro francés, Manuel Valls, respondía el miércoles preguntas de los diputados sobre la reforma constitucional. | AFP

París. AFP. Tres meses después de los atentados de París, la reforma impulsada por el presidente François Hollande para inscribir en la Constitución francesa el estado de urgencia y la pérdida de nacionalidad, fue aprobada el miércoles por los diputados, lo que no prejuzga su adopción definitiva.

Después de semanas de apasionados debates, el proyecto de ley llamado de “protección de la nación”, fue adoptado por la Asamblea Nacional (Cámara Baja) por 317 votos a favor, 199 en contra y 51 abstenciones.

La reforma deberá ser ahora sometida al Senado, donde es mayoritaria la oposición de derecha, y tiene que ser aprobada en términos idénticos al texto votado en la Asamblea. Luego iría a las dos Cámaras reunidas en el Congreso, donde la adopción exige la aprobación por tres quintos de los votos expresados.

La revisión consiste en la introducción en la Carta Magna de dos artículos, uno sobre el estado de emergencia y el otro sobre la pérdida de la nacionalidad francesa para los autores de crímenes y delitos terroristas.

Esta votación revestía una importancia crucial para el presidente Hollande, quien anunció la reforma poco después de los atentados de París, los peores sufridos en Francia, que dejaron 130 muertos y cientos de heridos el 13 de noviembre anterior.

Su rechazo habría enterrado la iniciativa y significado una espectacular desautorización para Hollande, potencialmente devastadora para sus ambiciones de obtener un segundo mandato en la elección presidencial prevista para el 2017.

“Votar contra, es poner en dificultad al gobierno y en minoría al presidente”, había afirmado ante los diputados socialistas el primer ministro Manuel Valls, quien después de la votación se declaró “satisfecho” y “convencido” de que la revisión constitucional será aprobada por el Congreso.

No obstante, las profundas divisiones al respecto tanto en la mayoría socialista como en la oposición de derecha hacen perdurar las dudas sobre las posibilidades de que el texto sea definitivamente adoptado.

En la derecha, el expresidente de la Asamblea Bernard Accoyer predijo al Ejecutivo un fracaso, por considerar que la mayoría de tres quintos requerida en el Congreso es un “objetivo inalcanzable”.

El ex primer ministro Alain Juppé, candidato favorito a la próxima primaria de la derecha, fustigó una “reforma inútil que divide”.

Y sin embargo, Hollande había sido aplaudido de pie por los parlamentarios cuando anunció su proyecto, el 16 de noviembre. Pero después la polémica fue cada vez más áspera sobre la pérdida de la nacionalidad.

Esa medida, que teóricamente concierne a todos los franceses pero en la práctica solo a los que tienen doble nacionalidad, llevó a la dimisión a fines de enero de la ministra de Justicia, Christiane Taubira, que dijo dejar el gobierno por ese “desacuerdo político mayor”.

Para tratar de calmar a los opositores, el gobierno hizo votar una enmienda que retira toda referencia a la doble nacionalidad.

Otro escollo en el largo proceso que espera al texto es la hostilidad creciente de parte de la izquierda a la prolongación del estado de emergencia, que autoriza los allanamientos y las detenciones domiciliarias y permite prohibir las manifestaciones.

  • Comparta este artículo
Mundo

Diputados aprueban reforma a la Constitución de Francia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota