Mundo

Grupos prorrusos ocupan edificios y aeropuerto de Simferópol

Efervescencia en Crimea aviva tensión entre Rusia y Ucrania

Actualizado el 28 de febrero de 2014 a las 12:00 am

Parlamento de esa región convoca a un referendo sobre el estatus autonómico

Moscú acoge y otorga protección al expresidente Víktor Yanukóvich

Mundo

Efervescencia en Crimea aviva tensión entre Rusia y Ucrania

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Simferópol, Ucrania. AFP. La tensión entre el nuevo poder prooccidental de Ucrania y Rusia creció ayer tras la toma de edificios oficiales en Crimea por comandos prorrusos y el anuncio de que Moscú acogió al derrocado presidente Víktor Yanukóvich.

La escalada preocupa a Occidente, que instó a Rusia a respetar la integridad territorial de Ucrania, exrepública soviética independiente desde 1991.

Los parlamentarios crimeos aprobaron el jueves por la tarde una convocatoria a un referéndum –el 25 de mayo– para decidir el estatuto de autonomía de esa región, donde ancla la flota rusa del mar Negro .

El 25 de mayo es también la fecha elegida por las nuevas autoridades de Kiev para celebrar elecciones presidenciales anticipadas que pretenden legitimar la rebelión que derribó a Yanukóvich.

El mandatario, cuyo paradero se ignoraba desde hacía cinco días, anunció ayer a agencias noticiosas rusas que seguía considerándose presidente y que hoy daría una conferencia de prensa.

Un funcionario ruso de alto rango confirmó que Moscú lo acogió en atención a un pedido de “garantizar su seguridad personal”.

El presidente interino ucraniano, Olexander Turchínov, advirtió de que cualquier movimiento de tropas de la flota rusa del mar Negro se verá como “ una agresión militar”.

La advertencia se produjo al día siguiente de que el presidente Vladimir Putin puso en estado de alerta a las tropas rusas frente a la frontera de Ucrania, lo cual incrementó los temores de maniobras militares para resolver una crisis con visos de Guerra Fría.

El conflicto en Ucrania, con 46 millones de habitantes, estalló cuando Yanukóvich rehusó en noviembre firmar un acuerdo comercial con la Unión Europea (UE) para estrechar vínculos con Rusia .

La represión de las protestas en Kiev se saldó la semana pasada con un baño de sangre que precipitó la destitución del mandatario por parte del Parlamento.

Curso de colisión. El Parlamento confirmó ayer al gobierno interino, encabezado por el primer ministro Arseni Yatseniuk, quien de inmediato confirmó la nueva orientación proeuropea del país.

La tensión se incrementó también por la ocupación, por parte de hombres armados, de las sedes del Parlamento y el Gobierno en Simferópol, la capital de Crimea, donde izaron banderas tricolores rusas.

PUBLICIDAD

Durante la jornada, recibieron refuerzos de habitantes de otras localidades de Crimea.

El comando, equipado con “armas modernas”, impidió la entrada de los funcionarios, afirmó Anatoli Mohilyov, primer ministro de Crimea, república autónoma ucraniana de 26.000 km² y dos millones de habitantes , en su gran mayoría de habla rusa.

Los hombres que tomaron el Parlamento dejaron, en cambio, entrar a los legisladores, que votaron rápidamente la convocatoria al referéndum con el que buscan ahondar las distancias con Kiev.

La Fiscalía General de Ucrania abrió una investigación por “actos de terrorismo” contra los autores de la toma de edificios gubernamentales.

Empero, esta medida no pareció amedrentar a hombres armados, quienes el viernes en la madrugada (anoche en Costa Rica) tomaron el aeropuerto de Simferópol, informó la agencia rusa Interfax.

Medio centenar de hombres armados ingresaron a la terminal aérea y, casi inmediatamente, se reunió delante del edificio principal una muchedumbre, haciendo flamear banderas de la flota rusa del mar Negro, según la misma fuente

La respuesta occidental a la crisis en Crimea no se hizo esperar.

El secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Anders Fogh Rasmussen, instó a Rusia a abstenerse de “cualquier acción que pueda provocar una escalada de tensiones o generar malentendidos”.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, afirmó que habló con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, quien se comprometió a “respetar la integridad territorial de Ucrania”. Lavrov también dijo que su país no estaba detrás del asalto de los edificios en Crimea.

  • Comparta este artículo
Mundo

Efervescencia en Crimea aviva tensión entre Rusia y Ucrania

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota