Mundo

Disputa entre Grecia y acreedores entra en su fase final

Actualizado el 03 de junio de 2015 a las 09:43 am

La propuesta griega sigue sin convencer a sus socios

Mundo

Disputa entre Grecia y acreedores entra en su fase final

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ofrece una rueda de prensa en el Ministerio de Educación de Atenas (EFE)

Atenas

El pulso entre Grecia y sus acreedores parece entrar en su fase final y ambas partes dilucidarán este miércoles si existe base para un acuerdo o si Atenas decide llegar al extremo de no pagar sus compromisos internacionales.

Sobre la mesa de las negociaciones que se celebrarán esta tarde en Bruselas, primero a nivel más técnico en el Grupo de Trabajo del euro, y después a escala política en una reunión entre el primer ministro griego, Alexis Tsipras, y el presidente de la Comisión europea, Jean-Claude Juncker, hay dos propuestas.

Una de ellas es la enviada por Grecia el lunes y la otra la consensuada por las denominadas instituciones (Comisión Europea, Banco Central Europeo, Fondo Monetario Internacional).

Tsipras aseguró, poco antes de salir hacia Bruselas, que su intención es "discutir la propuesta del Gobierno" , y añadió: "Hasta ahora no hemos recibido comentarios u otro texto alternativo" de los socios.

El primer ministro heleno se mostró convencido de que los dirigentes políticos en Europa "harán lo que deben" para que prevalezca la "unidad" y "evitar la división".

Sin embargo, las nuevas propuestas griegas siguen sin convencer a los socios, como dejaron entrever fuentes de la eurozona, que las calificaron de "insuficientes", pese a que Tsipras recalcara que su Gobierno había hecho amplias concesiones en aras de un acuerdo.

Compromisos. El borrador griego, de 47 páginas y cuyas líneas maestras fueron filtradas por los medios locales, contempla algunas concesiones, como la de mantener este año el impuesto inmobiliario Enfia, un gravamen muy controvertido que el Gobierno quería eliminar de inmediato, al menos en su formato actual.

En el espinoso tema de las pensiones suplementarias, que los acreedores quieren ver nuevamente reducidas, Atenas propone unificar las distintas cajas y hacer un amplio estudio sobre la sostenibilidad del sistema. Además, está dispuesta a eliminar las prejubilaciones.

A cambio de estas medidas mantiene su posición de que no reducirá el nivel de pensiones, una de las grandes líneas rojas que de entrada dijo no estar dispuesta a traspasar.

Otra línea roja que Atenas dice que no cruzará es la de restaurar la negociación colectiva, y la subida escalonada del salario mínimo.

Al mismo tiempo, pide fijar el objetivo para el superávit primario en este año en el 0,8%, y en 2016, en el 1,5%. El acuerdo inicial con la troika estipulaba un superávit primario del 3% en 2015 y del 4,5% en 2016.

La propuesta griega contempla además una reforma del sistema de recaudación del IVA, con tres tipos, como hasta ahora, pero con distintos niveles y distribución: un 6% para medicamentos y algunos alimentos, un 11% para hostelería y turismo, y el 22% para combustibles, bienes raíces, ropa, calzado, eléctricos, electrónicos y otros servicios.

Según el diario británico The Economist, la propuesta consensuada entre las tres instituciones parece aceptar también un superávit primario por debajo del 1%.

A falta de que se conozcan los detalles de este plan, el rotativo asegura que los socios propondrán a Grecia ampliar la prórroga del rescate por un par de meses más, para garantizar que Grecia siga pudiendo acceder al mecanismo de asistencia de liquidez del Banco Central Europeo.

Este tiempo adicional, señala el diario, daría además margen para desarrollar un tercer rescate por unos 30.000 a 50.000 millones de euros que necesitará Grecia para poder hacer frente a sus necesidades financieras mientras no pueda salir a los mercados.

El Gobierno de Tsipras, sin embargo no quiere ni oír hablar de un tercer rescate, sino que ha insistido en la necesidad de elaborar un plan conjunto abocado a reactivar la economía, que incluya una reestructuración de la deuda.

  • Comparta este artículo
Mundo

Disputa entre Grecia y acreedores entra en su fase final

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota