Mundo

Los Republicanos tenían 142 de los 348 escaños

Derecha amplía dominio en el Senado de Francia y asesta una derrota a Macron

Actualizado el 24 de septiembre de 2017 a las 01:43 pm

El Partido Socialista se mantendría como segunda fuerza

Mundo

Derecha amplía dominio en el Senado de Francia y asesta una derrota a Macron

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, recogía las papeletas para votar, este domingo 24 de setiembre del 2017, en el Hotel de Ville. (AFP)

París

El presidente centrista Emmanuel Macron sufrió un primer revés en las urnas este domingo en las elecciones para renovar la mitad de los escaños del Senado francés, en donde la oposición de derecha amplió su mayoría.

Como lo anunciaban los sondeos, Macron, quien alcanzó la Presidencia de Francia en mayo, y arrasó en los comicios legislativos un mes después con el partido que creó hace un poco más de un año, La República en Marcha (LRM), no logró repetir la hazaña en estas elecciones indirectas.

Según los primeros resultados, Los Republicanos (LR), el principal partido de oposición de derecha, que dominaba la Cámara saliente con 142 escaños sobre 348, ampliaría su mayoría.

La formación de Macron, que tenía 29 senadores gracias a los que se habían pasado a su formación desde otros partidos, principalmente del socialista, podría conseguir entre 20 y 30 senadores, muy lejos de su objetivo inicial.

El Partido Socialista, que tras el impopular mandato del presidente François Hollande ha sufrido varios fracasos electorales, obtendría mejores resultados de lo previsto y con alrededor de 70 representantes se mantendría como la segunda fuerza de la Cámara Alta.

El ultraderechista Frente Nacional (FN), que obtuvo sus primeros dos escaños en el Senado en el 2014, no consiguió ninguno nuevo, pero según su líder, Marine Le Pen "registró un importante aumento de votos".

Centristas rezagados. LRM soñaba con una nueva victoria para cerrar con el pie derecho este año electoral maratónico. Pero tuvo que revisar sus ambiciones a la baja en un contexto de caída de popularidad del joven jefe de Estado, de 39 años, en el poder desde hace menos de cinco meses.

"Partimos con una página en blanco. No podíamos ni ganar ni perder esta elección. La verdadera elección para nosotros será en el Senado en el 2020, cuando tengamos consejeros municipales y regionales", trató de matizar François Patriat, jefe de fila de los macronistas en el Senado.

Los senadores son elegidos por sufragio indirecto por un colegio de grandes electores, el 95% de los cuales son ediles.

El partido presidencial se enfrentaba a estos comicios con dos desventajas. Esta elección por sufragio indirecto no es favorable al jefe de Estado, ya que su partido se construyó en relación casi directa entre Macron y los franceses.

A esto, se suma un contexto difícil con la concretización en las últimas semanas de las primeras grandes reformas prometidas por el presidente, que incluyen 300 millones de euros ($360 millones) en recortes de fondos para las autoridades locales y regionales.

Una mujer busca información en la computadora sobre los resultados de las elecciones para el Senado en Francia. (AFP)

"El gobierno ha cometido una serie de errores y ha hecho todo lo que está a su alcance para enfadar a los representantes locales", lamentó el senador centrista Vincent Capo-Canellas.

En la práctica, no obstante, las consecuencias de estos resultados son limitadas ya que en Francia, en caso de desacuerdo entre las dos cámaras del Parlamento, la última palabra la tienen los diputados.

Pero, en lo que si afectará será en que complicará la tarea del gobierno, ya que un Senado de derecha puede retardar la adopción de proyectos.

Además, la aprobación de la Cámara Alta es indispensable para enmendar la Constitución, lo que podría poner trabas a los planes de Macron quien ha prometido adoptar importantes reformas constitucionales, incluyendo la reducción de un tercio del número de parlamentarios.

No obstante, en caso de que el Parlamento bloqueé sus reformas, Macron ha advertido de que no dudaría en consultar a los franceses mediante un referendo

Los nuevos senadores se estrenarán el 2 de octubre, cuando elijan a su nuevo presidente. El actual, Gérard Larcher, es el único candidato declarado.

En Francia, el presidente del Senado, como segunda personalidad del Estado, es el encargado de reemplazar al presidente si este muere o dimite.

  • Comparta este artículo
Mundo

Derecha amplía dominio en el Senado de Francia y asesta una derrota a Macron

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota