Mundo

Mahoma en la portada irrita a musulmanes

Semanario francés ‘Charlie Hebdo’ vuelve a las calles, fiel a su estilo

Actualizado el 15 de enero de 2015 a las 12:00 am

Última edición se vendió como pan caliente y se agotó en poco tiempo

Mundo

Semanario francés ‘Charlie Hebdo’ vuelve a las calles, fiel a su estilo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

París. AFP. El semanario francésCharlie Hebdo –satírico e irreverente– volvió ayer a las calles, fiel a su estilo, de la mano con la polémica, y no dudó en publicar a Mahoma en la portada, lo que de inmediato le deparó críticas en el mundo musulmán.

Su último número voló en pocos minutos en los quioscos franceses, una semana después del atentado contra su sede, que causó 12 muertes y que reivindicó el grupo Al-Qaeda en la Península Arábiga (AQPA).

Los supervivientes de la redacción de la revista representaron a Mahoma con una lágrima portando un letrero que decía “Yo soy Charlie” y bajo el título “Todo queda perdonado”.

Para hacer frente a la demanda masiva, el editor decidió subir la tirada de este número de tres a cinco millones de ejemplares, que serán distribuidos a razón de unos 500.000 por día hasta el 19 de enero.

“Tenía una cola de entre 60 y 70 personas esperando cuando abrí”, expresó una quiosquera en París. “Nunca he visto algo así. Vendí mis 450 ejemplares [[BEGIN:INLINEREF LNCVID20150114_0006]]en 15 minutos[[END:INLINEREF]]”.

En un video, uno de los líderes de AQPA, Naser Ben Ali al Anasi, dijo que el a taque lo ordenó y financió el cabecilla de la red, el egipcio Ayman al Zawahiri.

La revista, que vendía 30.000 ejemplares en cada edición, se difundió en más de 20 países, un récord para la prensa francesa.

Charlie

La portada sobre Mahoma la reprodujeron muchísimos medios de comunicación y sitios en Internet en todo el mundo , incluyendo América Latina, pero sobre todo en Europa, tras la masiva marcha dominical que reunió en París a medio centenar de dirigentes políticos extranjeros.

En cambio, fue soslayada por los grandes medios de los países musulmanes y en algunos de África y Asia, pue el islam prohíbe representar al profeta.

En Turquía, el diario opositorCumhuriyet publicó buena parte del número, pero un tribunal turco ordenó el bloqueo de las web que difundan la caricatura.

Irán condenó la publicación y la calificó de “insultante” e hiriente “para los sentimientos de los musulmanes”.

El mufti de Jerusalén Mohammad Hussein opinó que fue "un insulto que hirió los sentimientos de cerca de 2.000 millones de musulmanes en el mundo".

PUBLICIDAD

El Mahoma de Charlie Hebdo también estuvo prácticamente ausente en los grandes medios de Estados Unidos, donde la sátira religiosa es casi un tabú.

En el 2006, Charlie Hebdo reprodujo las caricaturas de Mahoma cuya publicación en el diario danés JyllandsPosten habían desencadenado violentas manifestaciones. Desde entonces y antes del atentado de la semana pasada, el semanario satírico francés, que siguió publicando caricaturas del profeta, sufrió también un incendio criminal y numerosas amenazas.

“Nuestro Mahoma es mucho más simpático que el que enarbolan quienes dispararon (en el atentado). Es un hombre bondadoso capaz de llorar”, se defendieron los supervivientes del semanario. “El espíritu de Je suis Charlie también es el del “derecho a la blasfemia”, resumió su abogado, Richard Malka, al rechazar cualquier acusación de islamofobia.

“Si podemos hacer vivir nuestras ideas en todo el mundo, realmente se habrá ganado”, lanzó Gérard Biard, redactor en jefe del semanario, que publica también un alegato por la laicidad.

  • Comparta este artículo
Mundo

Semanario francés ‘Charlie Hebdo’ vuelve a las calles, fiel a su estilo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota