Mundo

Belén y el Vaticano preparan primera Navidad del papa Francisco

Actualizado el 24 de diciembre de 2013 a las 08:05 am

Pontífice se reunió este lunes con el papa emérito Benedicto XVI

Mundo

Belén y el Vaticano preparan primera Navidad del papa Francisco

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ciudad del Vaticano

Los cristianos de la ciudad cisjordana de Belén preparan este martes la celebración de la Navidad, horas antes de que el papa Francisco oficie su primera misa de Gallo en el Vaticano.

En Roma, se esperaba una multitud en la plaza de San Pedro, nueve meses después de la elección del argentino Jorge Mario Bergoglio, quien se convirtió así en el papa Francisco.

El papa argentino Francisco celebrará su primera Navidad en el Vaticano con un programa tradicional marcado por la misa de Gallo en la basílica de San Pedro y la bendición "Urbi et Orbi", a la ciudad y al mundo, con un mensaje sobrio por la paz y la fraternidad.

Antes de iniciar las ceremonias navideñas, Francisco visitó ayer en su monasterio en el Vaticano a su predecesor, el papa emérito Benedicto XVI, el primer pontífice que renuncia en siete siglos, con el que permaneció una media hora para desearle buenas fiestas.

Por su parte, el patriarca latino de Jerusalén, Monseñor Fouad Twal, la mayor autoridad católica romana en Tierra Santa, realizará su entrada solemne en Belén a primera hora de la tarde del martes.

El papa Francisco (izq.), saludando a su predecesor, el papa emérito Benedicto XVI (der.) en el monasterio Mater Ecclesiae.
ampliar
El papa Francisco (izq.), saludando a su predecesor, el papa emérito Benedicto XVI (der.) en el monasterio Mater Ecclesiae. (EFE.)
A su llegada, el patriarca suele estar acompañado por tropas de scouts palestinas con sus gaitas, herencia del mandato británico (1920-1948). Posteriormente, concurre a la Basílica de la Natividad, lugar de nacimiento de Cristo según la tradición cristiana.

Cada año, esta colorida procesión da lugar a una gran fiesta popular palestina en la plaza del Pesebre, en el corazón de Belén, en unos festejos que son la principal atracción turística anual en Cisjordania.

Tras la misa de Gallo, Twal oficiará una misa de Navidad en la iglesia católica Santa Catalina, que se encuentra junto a la Basílica, a la que concurrirán, entre otros, el presidente de la Autoridad Palestina Mahmud Abas y la jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton.

Este año, un temporal inusual y las difíciles perspectivas de las negociaciones de paz entre Israel y los palestinos auspiciadas por Estados Unidos ensombrecen esta celebración navideña en Belén.

Este mes, una tormenta de nieve "histórica" llegó a paralizar hasta Jerusalén, situada en una colina, lo cual llevó al alcalde a pedir ayuda al ejército para socorrer a los conductores atrapados.

PUBLICIDAD

Las ciudades palestinas de Ramala y Belén, cerca de Jerusalén, también habían quedado cubiertas de nieve y zonas situadas a menos altura se vieron golpeadas por lluvias torrenciales.

Belén se encuentra más allá de un muro construido por Israel en Cisjordania, que los palestinos llaman "muro del apartheid".

Abas acusó la semana pasada al Estado de Israel de intentar hacer fracasar los intentos estadounidenses de impulsar el proceso de paz, después de que el ejército israelí anunciara que había matado a un miembro de las fuerzas palestinas y a un miembro del movimiento radical Yihad Islámica, en el norte de Cisjordania.

Los negociadores palestinos han advertido en varias oportunidades que no podrán proseguir las conversaciones si Israel sigue matando a palestinos, demoliendo sus casas y construyendo otras para colonos israelíes en Cisjordania, al ritmo actual.

Las fuerzas israelíes han ultimado a unos 30 palestinos en 2013, en su gran mayoría en Cisjordania. Además, destruyeron más de 600 construcciones palestinas, "desplazando a un millar de palestinos", según la UE.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, había reactivado estas negociaciones entre palestinos e israelíes a fines de julio pasado con la idea de concluirlas en un periodo de nueve meses, que se cumplirían el 29 de abril de 2014, pero aún no logrado obtener ningún resultado concreto.

"Aunque la atención mundial ya no se concentre en la Tierra Santa, porque se desplazó hacia el drama de Siria, cabe afirmar que el conflicto israelo-palestino incide de modo capital en (lo que ocurre en) la región y constituye un obstáculo mayor para la estabilidad en Medio Oriente", dijo el patriarca latino de Jerusalén.

En su tradicional mensaje de Navidad, Twal agregó que la colonización israelí en los territorios palestinos ocupados era el principal obstáculo para los esfuerzas tendentes a lograr la paz.

  • Comparta este artículo
Mundo

Belén y el Vaticano preparan primera Navidad del papa Francisco

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota