Mundo

Aplazado el primer lanzamiento desde la nueva base espacial rusa Vostochni

Actualizado el 26 de abril de 2016 a las 10:10 pm

Mundo

Aplazado el primer lanzamiento desde la nueva base espacial rusa Vostochni

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
En la imagen, vista general de la plataforma de lanzamiento en el cosmódromo Vostochny en la región del Lejano Oriente de Rusia Amur . (AFP.)

Vostotchny, Russie

El lanzamiento de la nave espacial rusa Soyuz 2.1a, el primero desde el nuevo cosmódromo Vostochni , fue aplazado 24 horas la mañana de este miércoles, anunciaron las agencias informativas rusas.

La lanzadera, que debe poner en órbita tres satélites rusos, despegará est jueves, a las  11:01 a. m., hora local.

La fuente, presentada primero como la agencia espacial rusa Roskosmos y luego como anónima, declaró que la orden de suspender las maniobras de despegue se dio "por razones técnicas", "minutos" antes de la hora prevista para el lanzamiento.

"El cohete fue conducido a su emplazamiento original", añadió más tarde una segunda fuente citada por la agencia TASS.

Ninguna retransmisión en directo por las televisiones rusas estaba prevista esta vez, contrariamente a los numerosos despegues de cohetes rusos desde el cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán.

Las instalaciones, consideradas la mayor obra de infraestructura del país por los medios rusos, han tenido un presupuesto estimado entre 300.000 y 400.000 millones de rublos (entre 4.000 y 5.300 millones de euros al cambio actual).

La primera plataforma de lanzamiento, destinada a las lanzaderas Soyuz, se terminó de construir a principios de 2016.

Las obras comenzaron en 2012 en esta región inmensa aunque poco poblada. Vladimir Putin ordenó la construcción del cosmódromo en 2007, en el emplazamiento de una antigua base de misiles soviéticos Svobodny-18.

Las principal ventaja de Vostochni es que se encuentra en Rusia, lo que le permite a Moscú independizarse del cosmódromo de Baikonur, alquilado a Kazajistán a 115 millones de dólares anuales desde la caída de la URSS.

No obstante, Dmitri Rogozine, viceprimer ministro ruso encargado del Espacio, puntualizó en la emisora Ekho Moskvy que Rusia seguirá utilizando Baikonur hasta 2023 para mandar personas al espacio: el lanzamiento del Soyuz 2.1a es el único previsto en 2016.

  • Comparta este artículo
Mundo

Aplazado el primer lanzamiento desde la nueva base espacial rusa Vostochni

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota