Mundo

La zona euro regresa a la calma con Atenas bajo la lupa de sus acreedores

Actualizado el 27 de julio de 2012 a las 12:00 am

Mundo

La zona euro regresa a la calma con Atenas bajo la lupa de sus acreedores

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Atenas (AFP). Los acreedores de Grecia trataron hoy en Atenas con el primer ministro Antonis Samaras las nuevas medidas de austeridad requeridas para que el país permanezca en la zona euro, que se beneficiaba de un respiro de los mercados gracias a declaraciones del presidente del BCE.

La tasa de interés a 10 años de Italia se situó por debajo de 6% este viernes en el mercado de obligaciones y el país pudo colocar 8.500 millones de euros a seis meses a tasas en neta baja con respecto al 27 de junio (2,454% contra 2,957%), luego de las declaraciones del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, que ayer dijo estar dispuesto a todo para preservar el euro.

"El BCE está dispuesto a hacer todo lo necesario para preservar el euro. Y créanme, será suficiente", dijo el presidente del BCE en una conferencia de inversores en Londres agregando que la institución también tiene por misión de reaccionar "si las primas de riesgo de las deudas soberanas perjudican la transmisión de la política monetaria".

Estas declaraciones trajeron calma a los mercados europeos y mundiales que desde el comienzo de la semana estaban bajo fuerte tensión.

Hoy, las principales bolsas europeas abrieron en equilibrio luego de que la víspera se dispararan tras las declaraciones de Draghi.

En horas de la mañana, el índice CAC 40 de la bolsa de París ganaba 1,01% tras registrar la víspera una ganancia de 4,07%. El Dax de Fráncfort ganaba 0,34%, el jueves ganó 2,75%. En Londres el FTSE-100 ganaba 0,25%, ayer ganó 1,36%.

El IBEX-35 de la bolsa de Madrid ganaba 0,20% tras cerrar la víspera con una ganancia de 6,06%.

En Tokio, el índice Nikkei cerró hoy ganando 1,46% mientras que el euro, que el martes cayó a su nivel más bajo en más de once años frente a la divisa nipona (94,12 yenes) se estabilizó por encima de los 96 yenes. Hacia las 11:30 a. m. un euro se cambiaba a 96,1085 yenes y a 1,2298 dólares.

Pero aunque los mercados respiren, el rigor impuesto en cada país de la zona euro para frenar la crisis de la deuda continúa asestando un severo golpe a la sociedad.

En España el desempleo continuó aumentando en el segundo trimestre a 24,63% de la población activa.

PUBLICIDAD

En Atenas, al día siguiente de la visita del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, que reclamó "resultados" a los griegos para poder permanecer en la zona euro, Samaras se reunió el viernes al terminar la mañana con los expertos de la troika de acreedores (Unión Europea, BCE y Fondo Monetario Internacional) sobre el delicado tema de los nuevos recortes de 11.500 millones de euros para 2013 y 2014.

Grecia, que desde hace dos años está sometida a una estricta cura de austeridad por sus acreedores a cambio del giro de préstamos internacionales, debe adoptar estas últimas medidas que se traducirán por nuevos recortes en las pensiones, las ayudas sociales y los gastos médicos.

"El paquete' de medidas es cada vez más pesado y más grande", tituló el viernes el periódico financiero Naftemporiki, en alusión a la presentación de los recortes que hizo la víspera el ministro de Finanzas, Yannis Stournaras, a los expertos de la troika.

Para tranquilizar a los acreedores el gobierno griego dijo estar dispuesto a adoptar nuevas medidas que apuntan a reducir el déficit público a través de una reducción de los gastos públicos y la aceleración de reformas estructurales.

El objetivo del país es de garantizar el próximo giro de un tramo del préstamo de 31.500 millones de euros, vital para Grecia que continúa al borde del abismo con amenaza de bancarrota y una salida de la zona euro.

Barroso reafirmó que Grecia "pertenece" a la familia europea e insistió ayer sobre la necesidad de continuar con los esfuerzos para sanear las cuentas públicas.

Pero el costo social es importante, insisten los dirigentes del socialista Pasok y de la Izquierda Democrática, Evagelos Venizelos y Fotis Kouvelis respectivamente, que participan del gobierno griego de coalición dirigido por el conservador Antonis Samaras.

Venizelos y Kouvelis son presionados para aceptar el nuevo paquete de austeridad bajo la amenaza explícita de que Grecia salga de la zona euro y esto cuando fueron elegidos por los griegos con la promesa de renegociar el acuerdo con la zona euro y el FMI.

Venizelos, exministro de Finanzas en el anterior gobierno de coalición que este viernes debía reunirse también con los expertos de la troika, reiteró que un "nuevo plazo de al menos dos años" es necesario para el reajuste fiscal del país.

  • Comparta este artículo
Mundo

La zona euro regresa a la calma con Atenas bajo la lupa de sus acreedores

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota