Mundo

Huida de Edward Snowden tiene sabor de venganza para Julian Assange

Actualizado el 25 de junio de 2013 a las 12:00 am

Mundo

Huida de Edward Snowden tiene sabor de venganza para Julian Assange

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Londres. AFP. Julian Assange aseguró haber ayudado al exanalista de la NSA Edward Snowden a organizar su huida, una asistencia que tiene sabor de revancha para el fundador de WikiLeaks recluido desde hace un año en la Embajada de Ecuador en Londres y temeroso de caer en el olvido.

Snowden se encontraba ayer en un paradero desconocido tras no haber tomado el vuelo Moscú-La Habana que tenía reservado, pero el australiano aseguró que estaba “en un lugar seguro y con buen ánimo”.

WikiLeaks reveló el domingo que Snowden, requerido por espionaje por Estados Unidos, le había pedido poder utilizar “su pericia legal y su experiencia para garantizar su seguridad”.

La web especializada en filtraciones anunció al mismo tiempo que el estadounidense, de 29 años, se dirigía “a Ecuador a través de una ruta segura con el fin de obtener asilo”, tras haber abandonado “legalmente” Hong Kong, acompañado de “diplomáticos” y una consejera legal de WikiLeaks, Sarah Harrison. Los gastos del viaje corrieron a cargo de WikiLeaks, dijo Assange.

La ironía de esta historia sería que gracias a la ayuda de Assange, Snowden terminará libremente su odisea en Quito, mientras el australiano lleva desde el 19 de junio encerrado en la Embajada –y en particular desde que en agosto obtuvo el asilo político–, a la espera de un salvoconducto o de una solución legal que podría tardar años.

Cuando se refugió en la legación, el exhacker estaba a punto de ser extraditado a Suecia como sospechoso de cuatro supuestos delitos de agresión sexual.

  • Comparta este artículo
Mundo

Huida de Edward Snowden tiene sabor de venganza para Julian Assange

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota