Mundo

Sismo de 6,7 grados azota país un día después de otro de 6,2 grados

Segunda sacudida fuerte aumenta temor en Nicaragua

Actualizado el 12 de abril de 2014 a las 12:00 am

Temblor originado ayer en Granada no causó víctimas ni daños materiales

Ortega declaró alerta roja tras sismo del jueves que dejó 1 muerto y 33 heridos

Mundo

Segunda sacudida fuerte aumenta temor en Nicaragua

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Una mujer revisa los daños en su casa por el sismo de 6,2 grados del jueves. En la siguiente foto, arriba, una jovencita camina frente a su casa en Nagarote, dañada por el sismo del jueves. En la tercera foto, una mujer carga a una niña vestida de ángel luego de que ella y otras personas fueron evacuadas de la catedral metropolitana, en Managua, tras el sismo del jueves. | AFP, AP

Managua.ACAN-EFE, AP Un sismo de magnitud 6,7 grados en la escala de Richter sacudió ayer Nicaragua, después que otro sismo de 6,2 grados causó el jueves la muerte de una persona y dejó a otras 33 gravemente heridas, además de daños materiales.

Mapa cismo, Nandaime de Rivas
ampliar
Mapa cismo, Nandaime de Rivas (Infografiía)
El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) en un primer momento cifró en 6,1 la magnitud del sismo registrado ayer a las 14:29 horas local, pero luego la elevó a 6,7, sin que se hayan reportado muertos, heridos o daños materiales pasadas dos horas del movimiento.

El Ineter comunicó que el fuerte temblor de este viernes se originó a una profundidad de 114 kilómetros, con epicentro a 19 kilómetros al suroeste del volcán Mombacho, en la provincia de Granada.

No hubo desalojos masivos de edificios ni de centros comerciales, donde hubo ayer poca gente debido a que la jornada laboral se suspendió en casi todas las instituciones públicas y empresas privadas a raíz del temblor del jueves, cuyo epicentro fue 20 km al norte de la capital, en las cercanías del volcán Apoyeque, a una profundidad de 10 km.

Las clases en las universidades y colegios y los eventos artísticos y deportivos también se mantienen suspendidos en Nicaragua.

Una de las primeras medidas tomadas por las autoridades el viernes por la mañana fue derribar unas 80 estructuras en Managua que estaban en ruinas desde el terremoto de 1972, que tuvo una magnitud, precisamente, de 6,2 grados.

Alerta roja. El presidente Daniel Ortega decretó alerta roja en todo el país tras el sismo del jueves que cobró la vida de una persona y que hasta ayer registraba más de 1.000 réplicas.

“Estábamos en alerta amarilla, pero estamos pasando a roja porque es lo que nos han recomendado, y es poner al máximo de tensión a las instituciones del Estado para hacer frente a la situación”, dijo Ortega a la medianoche del jueves.

Ortega dio cuenta de que una joven de 23 años murió de un infarto y hubo 200 heridos.

“Estamos tratando de tomar todas las medidas de prevención posible para evitar que mueran más personas”, dijo la mañana de ayer la portavoz del Gobierno, Rosario Murillo.

El secretario de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, informó de que se habían contabilizado 300 viviendas afectadas y de ellas una veintena destruidas en su totalidad por el sismo del jueves, que aunque tuvo menos magnitud que el de ayer, tuvo su epicentro a mucho menor profundidad.

Imagen sin titulo - GN
ampliar
Imagen sin titulo - GN
Expertos nicaragüenses manifestaron ayer su preocupación por rajaduras en la corteza terrestre provocadas por el sismo del jueves.

La tierra en la zona próxima al epicentro del sismo “se abrió dos centímetros; eso quiere decir que el desplazamiento es grande”, dijo la directora de Geofísica del Ineter, Angélica Muñoz.

“Esto nos debe tener en alerta. Estamos preocupados un poco porque no sabemos el efecto dominó que nos puede llegar”, dijo horas antes del sismo de ayer.

  • Comparta este artículo
Mundo

Segunda sacudida fuerte aumenta temor en Nicaragua

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota