Mundo

Cambio climático lleva la roya del café a las zonas altas de Centroamérica

Actualizado el 31 de mayo de 2014 a las 11:29 pm

Con muchos poblados rurales que dependen de la producción de café, analistas temen una pérdida generalizada de empleos

Mundo

Cambio climático lleva la roya del café a las zonas altas de Centroamérica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La roya del café atacó por primera vez a Centroamérica en la década de 1970  | AP
ampliar
La roya del café atacó por primera vez a Centroamérica en la década de 1970 | AP

Durante años, la pequeña parcela de plantas de café de Hernán Argüeta pareció inmune al hongo que se propagaba por el resto de Centroamérica.

La enfermedad transmitida a través del aire que daña las plantas de café, manchando sus hojas y ocasionando que se marchiten y caigan, no logró hacer mucho daño en las frías alturas de las montañas de Guatemala.

Sin embargo, el clima cambió.

Las temperaturas aumentaron en las tierras altas y las manchas amarillentas se esparcieron en las plantas de Argüeta.

 Desde que se detectó la tendencia del calentamiento en 2012, el agricultor de 46 años dijo que su familia pasó de recolectar mensualmente una decena de sacos de 45 kilogramos de granos de café a sólo cinco.

Ahora, Argüeta está entre los miles de caficultores de la región que luchan contra el hongo llamado “roya del café”, para el cual no hay una cura y cuya propagación se verá favorecida por las nuevas condiciones climáticas.

Además, se espera que un patrón climático relacionado con el fenómeno de El Niño dañe más el suministro en toda la región latinoamericana.

La roya también ha golpeado el sureste de México, que produce mucho del café que crece a la sombra en la región y donde el gobierno ha preparado un amplio proyecto de replantación.

Con muchos poblados rurales que dependen de la producción de café, analistas temen una pérdida generalizada de empleos.

“Tenemos cafetales que están viejos, no productivos. Que tienen incluso 40 años no podados”, dijo Belisario Domínguez Méndez, director general de Productividad y Desarrollo de la Secretaría de Agricultura.

“La roya es un buen pretexto, por supuesto, para transformar el rostro del café en el país”, agregó, al tiempo que afirmó que el gobierno tiene la intención de reemplazar aproximadamente 20% de las plantas de café cada año y espera haber reemplazado todas en cinco años.

“Pero la roya es un tema de manejo, de control, Tenemos más de 30 años conviviendo con ello y vamos a seguir viviendo con ella los años que nos quedan adelante”, afirmó Domínguez.

Contingencia. La propagación de la roya ha motivado que los productores adopten nuevas medidas, como el uso de fungicidas y la instalación de cubiertas que proporcionen sombra, lo cual parece ayudar a que se mantenga a raya al hongo.

PUBLICIDAD

Además, están adoptando la práctica de la “resepa”, que consiste en podar toda la vegetación afectada de los árboles con la esperanza de que crezca con mayor energía.

Argüeta, al igual que muchos agricultores, está reemplazando sus antiguos árboles con nuevas plantas de café que resistan mejor la roya y podando los árboles existentes con la esperanza de que brote follaje nuevo.

Sin embargo, pasarán dos o tres años antes de que las plantas nuevas produzcan las cerezas rojas brillantes que contienen los valiosos granos.

  • Comparta este artículo
Mundo

Cambio climático lleva la roya del café a las zonas altas de Centroamérica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota