Mundo

China también sufre los embates del huracán Haiyan que dejó 10.000 muertos en Filipinas

Actualizado el 11 de noviembre de 2013 a las 06:00 am

Tifón llegó al sur de China y ya se reportan muertos y desaparecidos

Mundo

China también sufre los embates del huracán Haiyan que dejó 10.000 muertos en Filipinas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Al menos cuatro personas han muerto en el sur de China por las lluvias generadas por el paso del tifón Haiyan por la región, en la que hay al menos siete desaparecidos desde el domingo, según las autoridades locales.

En Filipinas, el país más afectado por la tormenta más poderosa del año, se teme que haya más de 10.000 muertos en la isla de Leyte, en la región central del país.

China contribuirá con 200.000 dólares en efectivo a la ayuda humanitaria para asistir a Filipinas tras el paso de  “ Haiyan ” .

Una muchedumbre pasa de largo el cadáver de una víctima del tifón Haiyan en la devastada ciudad de Tacloban (Filipinas), hoy, lunes. Las autoridades filipinas declararon el estado de emergencia en la ciudad de Tacloban en la isla de Leyte, podrían haber muerto unas 10.000 personas.
ampliar
Una muchedumbre pasa de largo el cadáver de una víctima del tifón Haiyan en la devastada ciudad de Tacloban (Filipinas), hoy, lunes. Las autoridades filipinas declararon el estado de emergencia en la ciudad de Tacloban en la isla de Leyte, podrían haber muerto unas 10.000 personas. (EFE)
El tifón llegó este lunes a la región autónoma de Guangxi Zhuang, China, con vientos de cerca de 118 kilómetros por hora, después de haber tocado tierra en Vietnam.

Debilitado ya a tormenta tropical, Haiyan se desplaza hacia el noreste a una velocidad de 15 kilómetros por hora.

Según la agencia regional para el control de inundaciones, una persona murió ahogada en la ciudad costera de Beihai, donde cerca de 12.000 personas se vieron afectadas cuando los cauces de varios ríos locales rebasaron los niveles de seguridad debido a las lluvias.

Las autoridades locales han emitido una alerta roja, el máximo nivel, en diversas áreas de la región autónoma, donde se han suspendido las clases en las escuelas de educación primaria e intermedia.

En algunas aldeas, la precipitación durante la noche del domingo al lunes superó los 30 centímetros cúbicos. En el distrito de Fangcheng, en Guangxi, se alcanzó la marca de 45,1 centímetros.

En la isla de Hainan, donde el tifón pasó este fin de semana, la tormenta ha causado tres muertos y cerca de medio millón de afectados, entre ellos 39.000 evacuados. Cerca de 650 viviendas se derrumbaron o quedaron dañadas, informó el Departamento provincial de Asuntos Civiles, citado por la agencia oficial, Xinhua.

Siete tripulantes de un barco de carga matriculado en Guangxi se encuentran desaparecidos desde el sábado después de que los vientos rompieran sus amarras y lo arrastraran fuera del puerto de Sanya, en Hainan.

Esa ciudad aún no ha recuperado por completo el suministro eléctrico tras el fin de semana, pero sí ha restablecido sus operaciones el aeropuerto de la ciudad, donde en los últimos dos días se habían cancelado cerca de 200 vuelos.

PUBLICIDAD

El fin de semana, el paso del tifón también había dejado ocho muertos por el oleaje en Taiwán.

En su rueda de prensa diaria, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Qin Gang afirmó que China  “ ha expresado sus condolencias ”  a Filipinas.

 “ El Gobierno chino y la Cruz Roja aportarán ayuda humanitaria y asistencia a Filipinas ”  tras el desastre, que ha dejado  “ un gran número de víctimas ” , declaró Qin.Esta ayuda, precisó, consistirá en 200.000 dólares en efectivo, de los que el Gobierno aportará la mitad y la Cruz Roja la otra mitad.

El anuncio se produce después de que en los últimos meses se haya registrado un deterioro de las relaciones entre los dos países, que se disputan la soberanía de las Scarborough, un banco de arena en el mar de China Meridional, y las Spratly, un archipiélago rico en reservas energéticas y recursos marinos.

Las autoridades filipinas declararon este lunes el estado de emergencia en la ciudad de Tacloban de la isla de Leyte, donde según los cálculos de la gobernación provincial podrían haber muerto unas 10.000 personas.

En la zona también se ha impuesto el toque de queda para todos los residentes con el objetivo de frenar los saqueos y la proliferación de otros delitos después de que la ciudad quedara  “ fuera de la ley ”  tras el paso del tifón el viernes.

Tras arrasar el centro de Filipinas, Haiyan entró de madrugada en el norte de Vietnam, donde las autoridades evacuaron unas 600.000 personas, y se desplaza hacia el sur de China donde se espera que llegue esta tarde debilitado como tormenta tropical.

  • Comparta este artículo
Mundo

China también sufre los embates del huracán Haiyan que dejó 10.000 muertos en Filipinas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota